Supera las limitaciones que te impones

Supera las limitaciones que te impones

Eva Maria Rodríguez 25, Diciembre 2014 en Psicología 10 compartidos
Supera las limitaciones que te impones a ti mismo

En muchas ocasiones nos ponemos limitaciones innecesarias a nosotros mismos, unas limitaciones que nos impiden seguir nuestros sueños. Esas limitaciones están basadas en el miedo al fracaso, en el miedo al qué dirán, en el miedo a perder nuestro estado de confort o en creencias que han ido calando en nosotros a través de la presión y el miedo que los demás nos han inculcado.

Esto es un autosabotaje, un ataque a nuestra creatividad, a nuestra libertad y a nuestros derechos.

4 maneras de dejar de sabotearte a ti mismo

A continuación vamos a ver los elementos más comunes que hacen que las personas se limiten y autosaboteen:

#1 – Controla esa parte de ti que se odia así misma

Una parte de nosotros piensa en positivo y busca lo mejor. Sin embargo, también tenemos un anti-yo, un enemigo interno que reside en nuestra mente y que se ocupa de recordarnos todas esas cosas que nos asustan, todas esas recomendaciones y consejos con las que nos atemorizaban (y puede que nos sigan atemorizando hoy) y que oíamos a nuestro alrededor.

Es necesario desafiar a esa voz autodestructiva que nos ataca con pensamientos negativos y que pone en duda las capacidades y metas que nos proponemos para vivir la vida que queremos vivir.

#2 – Sal de tu zona de confort

Lo que nos frena para avanzar, lo que no nos deja salir a perseguir un sueño no es solo el miedo al fracaso, sino el miedo a perder el status de confort actual que, mucho o poco, es algo seguro. Siempre habrá alguien que te dirá que “vayas a lo seguro”, que “eso a lo que aspiras es difícil de alcanzar”, que “para qué quieres hacer eso con lo fácil que es lo otro”, que “el éxito en eso que buscas está reservado a unos pocos”, que “a dónde vas tú, si eres un donnadie”. Seguro que esas voces también surgen de tu interior.

Atrévete a desafiar “las reglas”, una reglas que impone el miedo. Quienes lo dicen no hacen si no manifestar sus propios temores. Si tú no luchas por ti no lo hará nadie. Si tú no confías en tí, no confiará nadie. Y si te caes, te levantas y miras hacia delante.

#3 – Supera la rigidez de tus autodefensas

No actuar es la consecuencia de la rigidez de las defensas que hemos creado a nuestro alrededor. Estas defensas son adaptaciones que hicimos durante nuestra infancia o adolescencia para sobrellevar lo que nos venía encima y que durante la vida adulta se manifiestan en forma de actitudes limitantes.

Es necesario ser flexibles con esas corazas, con esos disfraces de “soy lo que tengo que ser” y empezar a sacar nuestro verdadero yo para que camine hacia sus propios sueños. Esa coraza apaga la creatividad y anula el derecho a elegir.

#4 – Enfréntate a tus miedos

Tenemos miedo: miedo al fracaso, miedo al qué dirán, miedo al ridículo, miedo a defraudar a los demás…. Pero, sobre todo, tenemos miedo a enfrentarnos a nosotros mismos.

Identifica tus miedos y enfréntate a ellos. ¿Tienes más miedo a fracasar que a la frustración de no haberlo intentado nunca? ¿Tienes más miedo al ridículo que a la satisfacción de haber luchado por tus sueños? ¿Tienes más miedo a defraudar a los demás que a defraudarte a ti mismo?

“Muchos de nosotros elegimos nuestro camino por miedo disfrazado de practicidad”, Jim Carrey durante el discurso de graduación de la Maharishi University of Management de Iowa en mayo de 2014.

Esta frase me ha calado tan hondo que no puedo por menos que dejarte el vídeo del discurso completo. En él encontrarás mucha más inspiración para superar las limitaciones que te impones.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para [email protected] los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar