La extraña historia que hay detrás de la película Rain Man

Sofia Alcausa Hidalgo · 1 noviembre, 2014

Rain Man es una inolvidable película rodada en 1988 y que fue premiada con 4 oscars, entre ellos uno a Dustin Hoffman como mejor actor y otro al mejor guion.

El argumento gira en torno a la figura de Charles Babbitt, interpretado por Tom Cruise. Este es un joven de éxito, pero muy egoísta, que trabaja en un concesionario de venta de coches. Cuando su padre fallece comprueba que en su testamento ha dejado prácticamente todos sus bienes a un hermano del que ni siquiera conocía su existencia.

Su hermano mayor es Raymond, un hombre con un problema de autismo que fue interpretado magistralmente por Dustin Hoffman. Para reclamar su parte de la herencia, Charles secuestra a su hermano y comienzan un viaje por Estados Unidos.

La convivencia al principio será complicada para él. Sin embargo, poco a poco va comprendiendo a su hermano, aceptándolo y tomándole cariño. Hasta que incluso se plantea que viva con él.

El origen de Rain Man

Fotograma de Rain Man

La película está basada en un personaje real llamado Kim Peek. El guionista de la película dice que conoció a Peak durante un congreso de una asociación de niños con discapacidad, y desde entonces quiso llevar su historia a la gran pantalla.

El propio Hoffman cuenta que se reunía muchas veces con Peak para copiarle algunos de sus gestos y los rasgos de personalidad que mejor le caracterizaban. Por otra parte Morrow, el guionista de la película, decidió regalar su Oscar a Peek, el cual hizo infinidad de galas con su padre enseñando orgulloso su estatuilla.

El padre de Kim llegó afirmar que todo esto le sirvió mucho a su hijo para aumentar su autoestima y perder la timidez. Peek, este muchacho diagnosticado con síndrome de Asperger, murió en el año 2009 por un ataque de corazón.

¿Pero realmente era síndrome de Asperger lo que tenía Kim Peek?

El síndrome de Asperger es una variante del trastorno del espectro autista. Se manifiesta por una falta de habilidad social y torpeza de movimientos, contrarrestada por una increíble capacidad para una o varias habilidades.

Las personas que lo sufren pueden tener una asombrosa habilidad en cuestiones como el cálculo aritmético o el dibujo exacto. También pueden tener una memoria impresionante, para recordar listas o detalles de un tema concreto que fascina a la persona con Asperger y que el resto de individuos de su entorno lo tachan de “raro” o “extraño”.

Este síndrome fue descubierto por el médico vienés Hans Asperger en su tesis doctoral de 1944. Sin embargo, al morir sus estudios se olvidaron y no fue hasta 1981 cuando Lorna Wing utiliza por primera vez el término de “síndrome de Asperger”.

Niño con Asperger escuchando música¿Qué sufría realmente el protagonista de Rain Man?

Para nuestra sorpresa, ahora todo parece haber cambiado. Si todos habíamos identificado hasta ahora con el síndrome de Asperger a aquel personaje tierno e ingenuo que conocía todas las estadísticas de las ligas de beisbol o recitaba páginas de la guía telefónica y que interpretaba Hoffman a la perfección, aparecen voces que creen otra cosa.

Desde el año 2008 se comenta que lo que realmente podría padecer Kim Peek era el síndrome de Opitz Kaveggia, síndrome vinculado al cromosoma X y que debe su nombre a  los apellidos de dos hermanas que tuvieron 5 hijos con FG. Ellas mismas describieron el síndrome por primera vez en 1974.

Se caracteriza por un retraso mental y una apariencia física peculiar: cabeza caída y boca abierta, labio superior muy delgado y el inferior muy grande, además de una personalidad extrovertida y una conducta hiperactiva unido a un tono muscular bajo.

Así es que detrás de una maravillosa película, como es Rain Man, hay una gran historia. Tanto por la relación del personaje real con la película, como por la posible confusión de diagnóstico del personaje real y el ficticio.