Cómo reconocer la empatía instrumental para protegerte

Asociamos el término empatía a sensibilidad, ayuda, colaboración. Sin embargo, esto no siempre es cierto. Nuestra confusión suele tener un origen claro: no tenemos en cuenta que podemos dividir a la empatía en diferentes tipos...
Cómo reconocer la empatía instrumental para protegerte
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 23 agosto, 2022

Las relaciones con personas egoístas, narcisistas o psicópatas son devastadoras. Cuando observamos a alguien compartir un vínculo con alguna de ellas, nos preguntamos cómo han podido elegir a alguien a quien, claramente, no le importan sus sentimientos. Sin embargo, lo cierto es que estos individuos son verdaderos camaleones y auténticos expertos en utilizar la empatía instrumental.

Siempre escuchamos que este tipo de personas carecen de empatía, que las necesidades o la ayuda que puedan prestar a los demás nunca están en el primer puesto de su escala de prioridades. Y esto es cierto, pero el hecho de que no les importe el bienestar de sus víctimas no implica que no sepan leer sus emociones. De hecho, pueden hacerlo y aprovecharlo específicamente para sus propios fines.

Hombre hablando por teléfono
Quien tiene empatía instrumental intuye los estados emocionales de los demás, pero no se contagia de ellos.

¿Qué es la empatía instrumental?

Podemos definir la empatía como la capacidad para trasladar nuestra conciencia al lugar del otro. Pero esta habilidad presenta varias aristas. Por un lado, se trata de poder percibir e identificar lo que está pensando y sintiendo la persona. Por otro lado, se trata de identificarnos o permearnos de su estado emocional. Y, por último, se trata de sentir esa motivación para actuar a fin de reducir el dolor del otro.

Como ves, la empatía es una habilidad compleja; y, cuando decimos que ciertas personas no la poseen, nos referimos a que no cumplen todos los parámetros. Es aquí donde entra la diferencia entre empatía cognitiva y empatía emocional: alguien puede intuir cómo te estás sintiendo, pero no contagiarse a nivel emocional de ese estado. Puede intuir que el otro está triste, pero a nivel emocional esa tristeza no le llega.

Esto suele confundir mucho a las personas con poca empatía emocional, ya que no cuentan con la información que otras personas sí pueden sacar de la identificación emocional que son capaces de hacer.

Sucede, por ejemplo, en la psicopatía. Se ha encontrado que estas personas sí son capaces de sintonizar con las emociones ajenas, en el sentido de detectarlas y leerlas. La empatía sí se activa en su cerebro, pero de forma breve, puntual y cognitiva.

Por desgracia, la desconexión emocional les hace proclives a explotar de manera intencional el estado emocional del otro; para manipular, engañar y utilizar a la otra persona a fin de satisfacer sus propias necesidades o deseos. Es precisamente esto lo que se considera empatía instrumental, una capacidad para conectar con las emociones ajenas que únicamente se utiliza para sacar un provecho.

¿Cómo reconocerla?

Saber identificar cuándo la persona que tenemos delante muestra empatía instrumental es importante. Si no prestamos atención, podemos terminar siendo víctimas de personas egoístas, interesadas o manipuladoras; incluso de psicópatas o narcisistas. Así, estas son algunas de las características principales en las que nos debemos fijar:

  • Cuando estamos conociendo a la persona, o hay poca confianza, esta se muestra encantadora. Parece realmente muy interesada en nosotros y puede hacernos creer que su interés es genuino.
  • Las personas con empatía instrumental pueden ser muy buenas leyendo el lenguaje corporal y las expresiones, así como identificando emociones ajenas. Por eso, no esperes comportamientos extraños o personas desadaptadas. Son tan camaleónicos que sabrán percibir cómo te sientes y reflejártelo sin problema.
  • Recuerda que su objetivo siempre será sacar provecho de la situación. Así, fíjate en si esa persona usa la empatía para manipularte y si obtiene algún beneficio. Su respuesta, aunque parezca sincera, nunca será realmente altruista.
  • No muestran remordimientos, culpa ni deseo de cambio. No admiten sus errores, no aprenden de la experiencia porque no consideran que hayan hecho nada malo. Por lo mismo, casi nunca buscarán ayuda profesional.
Dos personas hablando
La empatía instrumental se utiliza para manipular a los demás.

Protégete de la empatía instrumental

La empatía instrumental no solo es propia de aquellos criminales que vemos en la televisión. En realidad, está presente en muchas personas y puede que algunas de ellas vivan en tu entorno. Pueden ser tus familiares, tus amigos o tu pareja, y no necesariamente tienen que padecer algún trastorno psicológico. Pero, incluso si tuviesen alguna condición mental, es posible que estén tan integrados que te cueste reconocerlo.

Por esto, si sospechas que alguien cercano solo te utiliza, que su supuesta empatía nunca se ve respaldada con acciones desinteresadas, protégete. Como hemos dicho, estas personas raramente cambian, realmente no conectan con tus emociones y no les importa tu bienestar.

Por lo mismo, lo mejor que puedes hacer es mantener una distancia prudencial. Si no es posible alejarte por completo, ten siempre presentes sus intenciones y no te dejes seducir por sus actitudes encantadoras. Fíjate siempre en los hechos y marca límites sin miedo. Es tu integridad emocional la que está en juego.

Te podría interesar...
Empatía emocional y racional, ¿cómo se manifiestan en nuestros cerebros?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Empatía emocional y racional, ¿cómo se manifiestan en nuestros cerebros?

La empatía nos dota de una capacidad cognitiva increíble, además de beneficios emocionales. Descubre la relación entre empatía y cerebro.



  • Meffert, H., Gazzola, V., Den Boer, J. A., Bartels, A. A., & Keysers, C. (2013). Reduced spontaneous but relatively normal deliberate vicarious representations in psychopathy. Brain136(8), 2550-2562.
  • Pozueco, J. M., Moreno, J. M., Blázquez, M., & García-Baamonde, M. E. (2013). Psicopatía Subclínica, Empatía Emocional y Maltrato Psicológico en la Pareja: Empatía Cero Negativa y Violencia Instrumental-Manipulativa. Clínica Contemporánea4(3), 3.