Reforzar los lazos familiares

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 30 mayo, 2018
Gema Diez · 17 diciembre, 2013

Algunos de los aspectos básicos que mejor describen a una familia son el amor, la unión y el cuidado. Sin embargo, en los tiempos modernos se ha perdido la esencia de la familia. La necesidad  de adaptarse y sobrevivir en el mundo actual ha hecho que se diluyan los lazos familiares.

Un elemento básico en la familia son las comidas en familia y las reuniones para poder pasar tiempo juntos. Pero hoy en día es difícil poder hacer reunirse con calma, debido al ritmo frenético de vida, que no deja tiempo para estar juntos.

Nadie parece poner de su parte para recuperar esa hermosa costumbre. Por una parte, los más jóvenes mantienen su tiempo ocupado para atender su vida personal. Por otro, los adultos se encuentran ocupados en su trabajo y en la necesidad de llegar a fin de mes. No hay tiempo para pensar en los lazos familiares. Un gran error

“No importa lo pobre que sea un hombre. Si tiene familia, es rico.”

-Dan Wilcox-

Por ello, si se quiere mantener la familia unida, es importante mejorar la calidad de vida para poder reforzar los lazos familiares, porque el tiempo que necesita la  familia para estar todos juntos es crucial.

Es necesario buscar un tiempo a diario para reunirse y poder compartir la vida de cada miembro familiar, alegrías, pero también experiencias e incluso problemas.

Es importante comer juntos

Familia comiendo junta
Resulta importante comer en familia en torno a la mesa, y hay muchos motivos para ello. Comer juntos no solo fortalece los lazos familiares, sino que también ayuda a que se refuerce el vínculo de los más jóvenes. Los hijos necesitan tener conversaciones regulares con sus padres para ayudarles a entender sus necesidades y las expectativas que ellos tienen.

Además, es primordial buscar un momento para relajarse, porque el trabajo aumenta el estrés y la tensión de la vida personal. Comer juntos puede ayudar a relajarse, a la vez que se fortalecen los lazos familiares.

Al reunirse alrededor de la mesa, es fácil iniciar una conversación entre toda la familia, que fortalece los lazos familiares de una manera fácil, al mismo tiempo que sirve para expresar sus inquietudes y construir una comunicación adecuada.

“El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.”

-Leon Battista Alberti-

También es una manera adecuada de supervisar la nutrición de los hijos, porque se controla la salud de todos los miembros de la familia, a la vez que se tiene un tiempo de pasar con la familia.

Y, junto a todo lo anterior, es una buena manera de aprender buenos modales en la mesa, especialmente para los más pequeños, porque ellos ensañarán las mismas costumbres a sus futuros hijos.

Otros aspectos que refuerzan lazos familiares

Familia feliz
Existen otros aspectos que refuerzan los lazos familiares. Aspectos que en algunos casos también están relacionados con el momento de la comida. Entre ellos se pueden destacar los siguientes:

  • Comparte mesa y buenos ratos con los miembros más ancianos de la familia. De esta manera los más jóvenes compartirán momentos y aprenderán de ellos.
  • Cuando se esté  preparando la comida, deja que tus hijos te ayuden en la cocina con ciertos platos, hablándoles de platos especiales, que tienen cierta tradición en la familia y de la forma de prepararlos.
  • En los viajes programados, no dejes que tus hijos lleven sus aparatos favoritos; es un viaje para compartir y hablar con la familia.
  • Comparte historias, juegos, fotos y otras actividades con tus hijos, porque es una agradable manera de reforzar lazos familiares y que los más pequeños conozcan las tradiciones de la familia.

Y, sobre todo, no hay que olvidar que cualquier momento es bueno para hablar con los nuestros, para dedicar un rato a nuestros hijos y para disfrutar de nuestra familia. No hay nada más importante que aquellos a los que queremos y que nos quieren.