¿Qué responsabilidades pueden asumir los niños en función de su edad?

Pedro González Núñez · 5 mayo, 2016

Jean Piaget, uno de los investigadores y psicólogos más reputados en el mundo de la infancia, dijo una vez que “es con los niños con los que tenemos la mejor oportunidad de estudiar el desarrollo del conocimiento lógico, conocimiento matemático, el conocimiento físico, entre otras cosas”.

Piaget, con sus palabras, nos quería trasmitir que a través de la observación de los pequeños podemos aprender qué responsabilidades pueden asumir y hasta dónde llegarán sus capacidades en función de su edad.

De hecho, la gran teoría de Piaget sobre el desarrollo cognitivo de los pequeños se basa en la construcción continua a través de las diferentes etapas que viven los niños. En ellas, los niños van desarrollando distintas necesidades y capacidades.

Para diseñar su teoría cognitiva, Piaget se basó principalmente en el método de la observación. Dado que él fue padre de tres niños, sus propios hijos fueron el objeto de sus estudios. Como es lógico, conociendo el desarrollo cognitivo del pequeño según la etapa de su crecimiento, podemos saber qué responsabilidades puede asumir.

Niño con mecanismo en el cerebro

Las etapas del pequeño según Piaget

Basándonos en las teorías de Piaget, podemos establecer cuatro grandes etapas en las que se divide el crecimiento cognitivo de los niños. Dado que cada una de ellas tiene unas necesidades variables, podemos asumir ciertos preceptos:

  • Etapa sensoriomotriz: se produce entre los 0 y 2 años del pequeño. Su desarrollo se centra en el perfeccionamiento de las habilidades motrices y sensoriales.
  • Etapa preoperacional: se produce entre los 2 y 7 años. Su ciclo se centra en el egocentrismo, la adquisición de conceptos y la representación de la realidad.
  • Etapa de las operaciones concretas: se produce entre los 7 y 12 años. El niño desarrolla su capacidad lógica y analítica, pudiendo resolver problemas concretos y reales.
  • Etapa de las operaciones formales: de los 12 años en adelante. La lógica es proporcional, desarrollando el joven razonamientos deductivos e inductivos.

“El conocimiento es, pues, un sistema de transformaciones que se vuelven progresivamente adecuada”

-Jean Piaget-

Responsabilidades del niño según la edad

Ahora, una vez planteada la teoría, ¿has pensado alguna vez qué responsabilidades puedes pedirle a tu niño según su edad? En realidad, cada pequeño es mundo y, más allá de generalidades, tendrá su propio proceso cognitivo. No obstante, hay una serie interesante:

  • Un niño menor de 3 años está en pleno proceso de autocontrol físico, por lo que necesita la guía constante de los adultos. Sin embargo, y siempre con la ayuda de una persona mayor, podrá recoger sus juguetes y colaborar en tareas sencillas como cuidar un pequeño huerto, por ejemplo. Eso sí, siempre bajo estricta supervisión, pues su capacidad de atención es limitada.
  • Entre los 3 y los 6 años, el niño ya busca imitar a sus mayores, por lo que pueden ir poco a poco vistiéndose y desvistiéndose solos y con algo de ayuda según el periodo de edad. También querrán hacer muchas actividades por su cuenta y riesgo. No obstante, recoger y poner la mesa, guardar sus juguetes, lavarse las manos, ir al baño sin ayuda o cepillarse los dientes son tareas excelentes que reforzarán su confianza en sí mismos.

Niña cepillándose los dientes

  • Entre los 6 y 8 años, los chicos ya saben distinguir entre lo que pueden y no pueden hacer. Conceptos como los límites o el bien y el mal comienzan a estar claros en su mente. A estas edades ya son capaces de aceptar actividades más complejas como el cuidado de una mascota, tener un cuarto ordenado y limpio. También ayudar en tareas del hogar como la limpieza del polvo o doblar ropa de manera sencilla y rudimentaria. Es más, sacar la basura, contestar al teléfono y administrar sus propias finanzas son buenos ejercicios de autosuficiencia en la fase final de esta etapa.
  • Entre los 9 y los 12 años, los chicos son capaces de reflexionar antes de obrar y analizar los resultados de sus acciones. Es el momento de que sean cada vez más autónomos en sus responsabilidades y necesidades, como pueden ser los estudios o el cuidado de su higiene personal, sus posesiones, etc.
  • A partir de los 12 años, lo pequeños entran en una etapa compleja en la que ya son más conscientes de sus límites, posibilidades, obligaciones y responsabilidades. En esta fase dependerá de la autonomía y rebeldía del joven para saber en qué se puede delegar. No obstante, con una educación adecuada, puede hacer cualquier labor que realice un adulto siempre que haya sido convenientemente instruido.

“Educación, para la mayoría de la gente, significa tratar de llevar al niño a parecerse al adulto típico de su sociedad … Pero para mí, la educación significa hacer creadores… Tienes que hacer los inventores, innovadores, no conformistas”

-Jean Piaget-

No pienses en la idea de las responsabilidades de los niños como un límite a su felicidad. Es más bien lo contrario. De esta forma estás educando chicos más autónomos y autosuficientes, algo que será primordial en su futuro.