Ruido rosa: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

El ruido rosa es un ruido blanco de frecuencias altas atenuadas. ¿Qué significa esto? ¿Qué ejemplos de ruido rosa encontramos? ¿Qué beneficios para las personas tiene este tipo de ruido? ¡Te lo contamos!
Ruido rosa: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 05 marzo, 2021.

Última actualización: 05 marzo, 2021

Es probable que alguna vez hayas escuchado a hablar del ruido blanco. El ruido blanco es constante y aleatorio, como el sonido de la lluvia o el romper de las olas del mar. Pero, ¿y el ruido rosa? ¿Te suena este concepto?

En este artículo conoceremos en qué consiste este otro tipo de color del ruido, y en qué se diferencia del ruido blanco. Además, hablaremos de algunos de los beneficios del mismo, según la ciencia.

Ruido rosa: ¿qué es?

Cuando hablamos de ruidos también podemos hablar de sus colores. ¿Qué significa esto? Que cualquier ruido (igual que ocurre con los sonidos) se caracteriza por una longitud de onda, y esta se asocia a un determinado color. En el caso del ruido rosa, se trata de un ruido con menos amplitud para las altas frecuencias; es decir, el sonido decae a medida que aumenta la frecuencia.

Frecuencias de sonido de color rosa

Diferencias con el ruido blanco

El ruido rosa no difiere demasiado del ruido blanco. Esto se traduce en lo siguiente: tanto este color de ruido como el ruido blanco son dos tipos de ruidos que contienen todas las frecuencias audibles para los seres humanos. Las frecuencias de estos ruidos van de los 20 hertzios a los 20 000 hertzios.

Recordemos que los hertz (Hz) se utilizan como medida de la altura de un sonido, es decir, nos permiten discriminar su frecuencia (hasta qué punto un ruido es grave o es agudo).

Volviendo a los tipos de ruidos, el ruido blanco tiene la misma potencia de hertz a lo largo de todas las frecuencias, mientras que en el caso del ruido rosa, la potencia por hertz disminuye a medida que aumenta la frecuencia. Esto da como resultado lo siguiente: las frecuencias inferiores en el ruido rosa son más fuertes y tienen más poder o intensidad que las frecuencias más altas.

Ejemplos de ruido rosa

La mayoría de las personas percibe el sonido de este color de ruido como un sonido uniforme y plano. Un ejemplo del mismo sería, el sonido de la lluvia que previamente hemos pasado por un filtro para quitarle, de forma gradual, las altas frecuencias.

El resultado: un sonido más equilibrado y natural. Además, el ruido rosa está presente en muchos sistemas naturales. Algunos ejemplos de estos son el ritmo del corazón o el flujo del tráfico.

¿Y qué hay del ruido blanco?

El ruido blanco, aunque resulta similar en algunas características al ruido rosa, es distinto a este. Aunque hemos visto su diferencia más remarcable, vamos a definir ahora qué es el ruido blanco. Según la Fundación Nacional del Sueño, el ruido blanco es cualquier sonido constante y aleatorio que enmascara otros sonidos.

Durante la noche, el ruido blanco nos ayuda a dormir; un ejemplo del mismo sería el sonido de un ventilador, las olas del mar, la lluvia… Es decir, un sonido cuyo espectro es plano en frecuencia y que no tiene ninguna característica «especial».

¿Cuáles son los beneficios del ruido rosa?

Este tipo de ruido se utiliza, por ejemplo, para probar y ecualizar los altavoces en adultos y salas. Además, en los últimos años también se ha popularizado su uso (y eficacia) en entornos de trabajo, a fin de enmascarar el fondo de sonido de baja frecuencia. En este sentido, se ha comprobado cómo esta acción puede fomentar la productividad laboral y hacer que los empleados se concentren más.

Favorece el sueño

Este tipo de ruido también presenta otras aplicaciones, y es que se trata de un ruido que puede afectar al sueño de las personas. En relación a ello, en un experimento se reclutaron a 50 personas; a unas las expusieron al ruido rosa y a otras no, durante el sueño.

Los resultados mostraron lo siguiente: el 75 % de los participantes expuestos al ruido rosa informó de que tuvo un sueño más reparador, en comparación a los sujetos no expuestos al mismo. Sin embargo, hay más; los participantes expuestos al ruido rosa durante el sueño habían aumentado un 23 % su cantidad de sueño estable (siendo este el más reparador), en comparación con los participantes no expuestos.

¿Qué explicación tienen estos resultados? El sonido tiene un papel clave en la sincronización de las ondas cerebrales y la actividad cerebral, y esto es así incluso cuando dormimos. ¿Cómo actúa aquí el ruido rosa? Disminuyendo y regulando las ondas cerebrales, lo que se traduce en la obtención de un sueño más reparador.

Mujer dormida profundamente

Mejora la memoria

Y es que el ruido rosa no solo es beneficioso para dormir bien, sino también para una función cognitiva que se “consolida” durante el sueño: la memoria. En relación a esto, un estudio desarrollado por investigadores del departamento de Neurología de la Northwestern University Feinberg School of Medicine de Illinois (EE. UU.) demostró que dormir con ruido rosa mejora la memoria.

Los resultados del estudio también indican que el ruido rosa es más efectivo para esta función cognitiva que el ruido blanco. El estudio fue publicado en la revista Frontiers in Human Neuroscience. Como hemos visto, según las investigaciones recientes, los beneficios más interesantes del ruido rosa es que parece ser capaz de mejorar la memoria durante el sueño, al tiempo que facilita un sueño más reparador. Además, es un “color” de ruido que también mejora la productividad y la concentración.

Seguir investigando en este y otros colores del ruido nos permitirá conocer de forma mucho más detallada cómo los estímulos del ambiente influyen en nuestras conductas, incluyendo el sueño y otro tipo de hábitos.

“La eficacia del ruido rosa se basa en el tiempo”.

-Phyllis Zee-

Te podría interesar...
Nuestro ruido mental
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Nuestro ruido mental

Ser incapaz de dejar de pensar es algo terrible, ese ruido mental que nos acompaña constantemente nos impide encontrar nuestra quietud interior y e...



  • Papalambros, N. et al. (2019). Acoustic enhancement of sleep slow oscillations in mild cognitive impairment. Annals of Clinical and Translational Neurology.
  • Nelly A. Papalambros, Giovanni Santostasi, Roneil G. Malkani, Rosemary Braun, Sandra Weintraub, Ken A. Paller, Phyllis C. Zee. Acoustic Enhancement of Sleep Slow Oscillations and Concomitant Memory Improvement in Older Adults. Frontiers in Human Neuroscience, 2017; 11 DOI: 10.3389/fnhum.2017.00109
  • Werner, A.F, Méndez, A.M. y Salazar, E.B. (1990). El ruido y la audición. Ad-Hoc SRL: Buenos Aires.