La teoría del color según Goethe

Goethe fue un pionero en el análisis del color desde una perspectiva psicológica. En su obra "Teoría de los colores" nos aporta una de las visiones más interesantes (y desafiantes) sobre el estudio de la luz y la oscuridad.
La teoría del color según Goethe
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 31 diciembre, 2020.

Última actualización: 31 diciembre, 2020

La teoría del color según Goethe propuso un enfoque tan criticado como revulsivo para el mundo de la ciencia y la filosofía. Para él, la oscuridad no era ausencia de luz. Para el célebre poeta, novelista y filósofo naturalista, el color en sí mismo también dispone de un leve grado de oscuridad y está presente en cualquier cosa que veamos.

Un siglo después de la publicación de Opticks, las ideas de Isaac Newton sobre el color fueron refutadas por Goethe. Obviamente, sus aportaciones no variaron la aceptación general de los principios enunciados por el físico y matemático inglés. Sin embargo, sí logró algo. Su teoría de los colores enfrentó las aportaciones de las ópticas newtonianas con un fin, el de criticar el reduccionismo científico imperante.

Asimismo, Johann Wolfgang Von Goethe fue el primero en explorar el impacto psicológico de los diferentes colores en el estado de ánimo. Una vía que después ha constituido todo un campo de conocimiento. Profundizamos en ello.

-Goethe-
lienzo representando la teoría de los colores de Goethe

La teoría del color según Goethe ¿en qué consiste?

Goethe publicó su libro La teoría del color (Zur Farbenlehre) en 1808, el mismo año que Fausto. Ahora bien, cabe señalar que no era una obra de línea físico-teórica que derribara por completo los principios que demostró Isaac Newton en su día. Era, por encima de todo, un tratado sobre la filosofía de la naturaleza y también sobre la psicología de los colores.

Según él, las personas experimentamos el mundo a partir de unas reacciones primitivas de las que no siempre somos conscientes. El color es una entidad con lenguaje propio que tiene el poder de modificar nuestra percepción y también el ánimo. Así, y aunque estas ideas fueron rechazadas por una gran parte de la comunidad científica, sí que despertaron el interés de figuras tan relevantes como Arthur Schopenhauer o Ludwig Wittgenstein.

Comprendamos un poco mejor las claves de la teoría del color según Goethe.

Hay color en la oscuridad: Goethe vs Newton

En 1704, Isaak Newton publicó su ya célebre trabajo Opticks, en la que asumía una serie de principios básicos:

La luz blanca se puede descomponer en siete colores. Los ojos reaccionan a las ondas electromagnéticas de la luz, lo que nos permite percibir distintos tonos en función de la longitud de la onda.

Un siglo después de Opticks, un poeta y filósofo naturalista ponía una serie de objeciones a esta idea. Mientras Newton vio la luz blanca compuesta de distintos colores, Goethe distinguió los colores como resultado de la interacción entre la luz y la oscuridad. Así, en su libro Teoría del color explica que el color en sí mismo es un grado de la oscuridad.

Esta afirmación, descabellada para unos e inspiradora para otros, revolucionó el mundo de la metafísica y también del arte. De pronto, y gracias Goethe, la oscuridad se transformó en algo vibrante. Esa tonalidad, según él, siempre está presente en nuestras vidas, en nuestra realidad. El hecho de que los colores existan independientemente de si hubiera luz o no luz fue una idea revolucionaria.

Psicología del color según Goethe

La teoría del color según Goethe exploró por primera vez el modo en que nos afectan los diferentes espectros de “luz-oscuridad”. Sus aportaciones partían en buena parte de su intuición como poeta, sin embargo, curiosamente, esas ideas acabaron siendo respaldas por la ciencia décadas después.

Las analizamos.

El color amarillo, la pureza

Para Johan Wolfang Von Goethe, el color amarillo es el que estaba más cerca de la luz. Es una tonalidad que imprime vitalidad y nobleza, nos confiere una sensación de pureza y nos recuerda a la propia naturaleza. No obstante, cuando el amarillo se entremezcla con otras tonalidades, como el verde, nos resulta desagradable.

El azul, la melancolía

En la teoría del color según Goethe, el color azul nos atrae, inoculando a su vez un cierto sentimiento de melancolía. Esto sucede porque esta tonalidad está en contacto con la oscuridad.

A pesar de ello, nos da una sensación de poder y nos estimula a la vez. Es quizá el color más atractivo porque imprime curiosas contradicciones: energía y calma, tristeza y armonía…

El rojo, la gracia y el atractivo

El rojo es el color más desafiante de la naturaleza. Transmite atracción, gracia y distinción. No obstante, si nos vemos expuestos durante demasiado tiempo a él, nos abruma un sentimiento de gravedad y de saturación, por eso siempre es mejor que aparezca de manera puntual.

El verde: nuestro preferido

En la teoría del color según Goethe, el color verde es el preferido del ojo humano. Nos sentimos agradecidos cuando estamos envueltos de su presencia porque alivia y equilibra. Por ello, es la tonalidad más adecuada para decorar, por ejemplo, las paredes de nuestra casa. La mente descansa en su presencia y nos invita a reflexionar sobre los aspectos más amables de la vida.

El violeta, el color del misticismo

Para Goethe, el color violeta simbolizaba lo mismo que representa para nosotros más de 200 años después. A día de hoy, este tono es también para las grandes marcas y los expertos en neuromárketing un modo de evocar la madurez, el misticismo, la melancolía y la magia. Un hecho sin duda llamativo que no dejamos de reconocerle al autor de Las penas del joven Werther o Fausto.

Para concluir, su teoría del color sigue siendo una de las obras más interesantes y proféticas sobre la psicología del color. Hoy sigue teniendo su pequeño rincón de actualidad.

“Si quieres crear algo, debes ser algo”.

Johann Wolfgang von Goethe-

It might interest you...
El efecto del color azul en nuestro cerebro
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El efecto del color azul en nuestro cerebro

El efecto del color azul en nuestro cerebro es muy significativo. Esta tonalidad puede inducir estados de relajamiento y reducir incluso la depresi...



  • Duck, Michael J (1988). "Newton and Goethe on colour: Physical and physiological considerations". Annals of Science. 45 (5): 507–519. doi:10.1080/00033798800200361
  • Sepper, Dennis L., Goethe contra Newton: Polemics and the Project for a New Science of Color, Cambridge: Cambridge University Press, 2007.
  • Sepper, Dennis L., “Goethe Newton and the Imagination of Modern Science”, Revue internationale de philosophie, 2009/3 (n° 249), 2009.
  • Steiner, Rudolf, First Scientific Lecture-Course, Third Lecture, Stuttgart, 25 December 1919. GA320.