¿Sabes qué es realmente un brote psicótico?

Sofia Alcausa Hidalgo · 24 enero, 2015

Un brote psicótico constituye una alteración grave en el juicio de la realidad, que requieren un tratamiento y comprensión adecuados, para mejorar la calidad de vida de la persona que lo padece. A través de este artículo, os ofrecemos información sobre cuáles son sus principales rasgos, a qué pueden ser debidos y algunas sugerencias para poder manejarlos.

Cuando se produce un brote psicótico se produce una ruptura con la realidad, pero de forma temporal. La persona que sufre el brote no es capaz de diferenciar la realidad de lo que no lo es

¿Qué son los brotes psicóticos y cuales son sus rasgos principales?

Los brotes psicóticos se caracterizan porque la persona afectada tiene ideas y percepciones anormales así como una pérdida de contacto con la realidad, junto a cambios en la conducta. Se produce una ruptura de la realidad de manera temporal.

La persona que presenta un brote psicótico ve la realidad alterada, no pudiendo funcionar normalmente en su entorno. Los rasgos principales de los brotes psicóticos son los siguientes:

  • Delirios o alteraciones del contenido del pensamiento debido a interpretaciones o distorsiones de la realidad.
  • Alucinaciones, percepción de un objeto, imagen o estímulo exterior que no es real.
  • Pensamiento y/o comportamiento desordenado.
  • Apariencia física descuidada.
  • Aislamiento social.
Mujer con brote psicótico

Su duración puede variar desde días hasta semanas, pudiendo requerir la hospitalización; pero con un adecuado tratamiento médico y psicológico, la persona se estabilizará pudiendo retomar su rutina diaria. Por lo tanto, no es algo que no se pueda solucionar con un tratamiento y seguimiento adecuados.

¿A qué se deben los brotes psicóticos?

Los brotes psicóticos pueden deberse a diferentes causas como un excesivo consumo de alcohol u otras drogas, ciertos medicamentos, causas orgánicas o biológicas, depresiones graves, fuertes impactos emocionales o el padecimiento de la esquizofrenia,el trastorno bipolar o el trastorno límite de la personalidad, entre otras.

Existe una cierta predisposición genética a padecer un brote psicótico

Confusiones respecto a los brotes psicóticos

Existe cierta confusión entre lo que es un brote psicótico y otros trastornos mentales. Muchas personas creen que es lo mismo que la esquizofrenia. Se puede decir que la esquizofrenia es un tipo de trastorno psicótico de larga duración, mientras que el transcurso de un brote psicótico en el tiempo es mucho menos prolongado, ocurriendo de manera puntual.

El Trastorno Límite de Personalidad o el Trastorno Bipolar, admiten dentro de su sintomatología, la aparición de un brote psicótico. Pero también, éstos pueden darse como episodio único, sin estar asociados a otra enfermedad mental, como por ejemplo en una situación altamente estresante para la persona como puede ser un accidente de tráfico.

¿Cuál es el tratamiento para un brote psicótico?

Las personas que tienen riesgo de padecer un brote psicótico o que han sufrido algún episodio necesitan tratamiento farmacológico (antipsicóticos) y la realización de psicoterapia. Incluso, las intervenciones a nivel familiar suelen tener éxito, ya que es un modo de acercar a la familia a la experiencia de la persona, proporcionándoles información, herramientas y apoyo.

Muchos especialistas en la materia afirman que es recomendable, una buena sensibilización y concienciación por parte de la sociedad

Terapia de grupo

La no estigmatización, la comprensión y la ayuda continua, la realización de actividades lúdicas y/o deportivas, dialogar con la persona para que  siga tomando la medicación y el hecho de que se sienta querida, valorada, respetada y apoyada puede ayudar a las personas afectadas más de lo que podamos pensar.

El psiquiatra Roberto Fernández por su parte, apoya el Tratamiento Asertivo Comunitario para tratar a personas que presenten episodios de brotes psicóticos, ya que con su aplicación se mejora el curso de la enfermedad y se disminuyen los procesos de recaída.

El Tratamiento Asertivo Comunitario es un programa que puede aplicarse desde los inicios de aparición de un brote psicótico y se basa en la orientación de la persona que padece un brote psicótico, proporcionándole continuos cuidados y un seguimiento activo de su evolución. Es un trabajo comunitario integrado dirigido al entorno y ambiente del paciente, siendo la intervención a domicilio su eje central.