¿Salvar vidas puede ser un delito?

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Fátima Servián Franco
· 13 enero, 2019

¿Salvar vidas es delito? ¿Debería serlo mirar hacia otro lado?… Tres bomberos sevillanos de Proemaid fueron juzgados en Lesbos por salvar la vida en Grecia a cientos de personas. Las leyes, tan necesarias y ajustadas en la mayoría de las ocasiones, se quedan obsoletas o deshumanizadas en periodos convulsos y de cambios.

Las leyes, esas a las que todos nos debemos acoger, a veces van por un lado y las personas vamos por otro. Es el caso de estos tres bomberos que fueron juzgados por no saber mirar hacia otro lado y salvar la vida de aquellos que podían perderla en embarcaciones a la deriva.

Suerte que cuando las leyes no protegen los derechos humanos, haya personas y asociaciones dedicadas a salvaguardarlos. Asociaciones como Proemaid y Open arms, rescatan del mar a aquellas personas que intentan llegar a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza. No salvar la vida de quién cae al agua es lo que debería estar penado.

Finalmente, los bomberos que habían sido acusados de tráfico de personas, cuando desempeñaban tareas de rescate de refugiados como voluntarios de una ONG, dicen estar «felices» y «aliviados» tras quedar en libertad. «La sentencia demuestra que salvar vidas no es un delito«, señalaba uno de ellos tras la decisión de la corte.

«La humanidad cada día logra más poder; no más felicidad».

-Yuval Noah Harari-

Bombero salvando la vida de un hombre

Suprimir los derechos humanos por egoísmo

Todo vuelve. Hoy son otros, ayer fuimos nosotros, mañana nadie sabe. No nos podemos permitir vivir en un mundo que solo se mira su ombligo, porque aunque hoy tengamos las de ganar mañana no sabremos qué situación nos corresponderá surcar. Si alentamos un mundo en el que no hay compasión, no hay empatía y no hay justicia, tarde o temprano nos tocará la otra parte de la moneda, como ciudadanos y posiblemente como nación.

Bajo las mafias que se dedican al tráfico de personas se esconde una falta de sensibilidad de la sociedad. Aunque es más que evidente que hay que luchar contra estas mafias que deshumanizan a las personas tratándolas como números, el sitio para combatirlas no debe ser el mar.

La lucha contras estas mafias tiene que tener lugar en los puntos de salida y de llegada, una vez que las personas estén en el bar no se debería de admitir como campo de batalla. El campo de batalla debe estar en tierra firme, en el mar se pone en peligro a vidas inocentes que huyen de una barbarie.

«Los países más avanzados están conduciendo al mundo al desastre, mientras que los pueblos hasta ahora considerados primitivos están tratando de salvar al planeta entero. Y a menos que los países ricos aprendan de los indígenas, estaremos condenados todos a la destrucción».
-Noam Chomsky-

En el mar, cada segundo cuenta

Ya lo dijo Albert Einstein, el problema del hombre no está en la bomba atómica, sino en su corazón. En el caso de las asociaciones que contribuyen a nivel internacional en las labores de salvamento de hombres mujeres, niños y niñas en circunstancias extremas, su corazón no puede más grande. Para estas personas vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada.

El fallo de Lesbos aclara y ratifica que estas asociaciones no son merecedoras de la criminalización por salvar vidas, de la que son actual y desgraciadamente objeto, en este y en otros casos similares. Se trata sin ningún género de dudas, de labores humanitarias a los efectos de exención de responsabilidades criminales a las que hace referencia explícita la Directiva europea de facilitación.

Esta sentencia no sólo viene bien a estos tres bomberos sevillanos, sino a todas las personas que ayudan a salvar vidas en el mediterráneo, porque se estaba juzgando a personas que ayudan. Se ha intentado penalizar la solidaridad, se intentaba criminalizar la ayuda humanitaria y esta sentencia demuestra que salvar vidas no es delito.

«Solo somos una raza avanzada de monos en un planeta menor de una estrella muy normal. Sin embargo, podemos comprender el Universo. Eso nos convierte en algo muy especial».

Bombero salvando personas en el mar

Imagenes cortesia de www.fitovazquez.es

  • Del Ramo, J. L., & Humanes, M. L. (2016). Análisis de contenido de la representación fotográfica de la crisis de los refugiados sirios y su incidencia en el framing visualScire22(2).
  • Dummett, M. A. (2004). Sobre inmigración y refugiados. Cátedra.
  • Müller, E. (2015). Alemania facilita la llegada de refugiados sirios a su territorio. El Pais, 26.