Sanar un corazón roto - La Mente es Maravillosa

Sanar un corazón roto

Cristina Pérez 24, Junio 2013 en Psicología 253 compartidos

Todo el mundo, en mayor o menor medida, ha pasado alguna vez por la sensación de tener el corazón roto. Esa experiencia de perder algo importante, puede darse en muchas situaciones y no sólo en las amorosas.

Unos pueden haber pasado por haberse enamorado de alguien que no les correspondió, otros han experimentado cómo llegaba a su fin una relación amorosa importante, incluso se puede llegar a sentir que te parten el corazón con la pérdida de una amistad muy querida.

Las personas describen el corazón roto como sentimientos de tristeza, amargura, desilusión, vacío, dolor.

Conocí a un chico que me contó que no había podido olvidar a su antigua novia y que aún sabiendo que ya no había esperanzas de volver con ella, no volvería a estar con nadie más. Esto era síntoma de que se negaba a curar su corazón roto.

Por mucho que se pasen por estas malas experiencias, siempre se puede empezar de cero. Pero para ello hay que estar dispuesto a hacerlo y tomar las medidas necesarias.

Si te cierras en banda en tu tristeza y cierras tu corazón, habrás dejado que una mala experiencia arruine toda tu vida amorosa futura.

Empecé a indagar en sus pensamientos, le dije que me contara el porqué pensaba que no volvería a encontrar a otra chica con la que compartir su vida. Si no se eliminan pensamientos erróneos no es posible seguir avanzando.

Nunca encontraré a alguien igual

Éste tipo de pensamiento es universal y totalmente erróneo. Si has conocido a personas enamoradas que perdían lo que querían, o lo has vivido en carne propia, verás que existía esta frase: “nunca encontraré a alguien igual”.

Lógicamente donde hay amor, está la creencia de que esa persona es única en todo el mundo, que nunca te volverá a gustar nadie más. Pero es algo muy erróneo. En cuanto el tiempo va eliminando sentimientos y vas conociendo a personas nuevas, te vas dando cuenta de que hay muchísimos tipos de personas de todas las clases y es posible que encuentres a alguien parecida a lo que deseabas.

El chico del que hablé antes me dijo: “no hay nadie como ella”. Está claro que todos somos únicos, pero el perfil de alguien que te llegó a enamorar, sigue existiendo en más personas. Yo le pregunté: “desde que terminó tu relación, ¿has vuelto a conocer a más chicas?, y él me dijo: “no, no me apetece conocer a más, porque no hay ninguna como ella”…

Claramente vemos que el problema de pensar que no conoceremos a nadie igual, está en nosotros. Si no hacemos nada para seguir conociendo a más personas, no podremos encontrar a otras que nos puedan gustar. Existir sí que existen personas que nos gustarían, pero hay que abrirse e intentar conocerlas.

Si no hacemos nada, se cumplirá la frase errónea de que nunca conoceremos a alguien igual, pero será porque nos hemos cerrado en banda.

¿Qué podemos hacer para mitigar el dolor de un corazón roto?

1. Dejar los recuerdos atrás:Es importante tomar la decisión de dejar atrás los recuerdos. No mires fotos suyas, ni dejes a la vista objetos que te recuerden a la persona, ni contactes de ninguna manera, ni por internet, ni sms, ni teléfono, etc…

Como dice la frase: “con las manos llenas no recibirás nada nuevo”, es totalmente cierto. Si sigues en contacto con la persona que te gusta, no vas a poder tener ojos para nadie más, por ello toma la decisión de “cerrar la puerta” y dar paso a lo nuevo que está por llegar.

2.Mantente ocupado: No hay mejor medicina que la de mantener la mente ocupada, sobre todo si es haciendo cosas que te gustan. Prohibido quedarse sin hacer nada, porque la inactividad trae frustración, por ello, aunque no tengas cosas que hacer, sal a hacer deporte, ocupa tus horas apuntándote a algún curso, actividad, salida, etc….

3.Conoce a gente nueva: Las relaciones sociales traen muchas gratificaciones. Si conoces a gente nueva y das con las personas adecuadas con las que tengas feelling y haya conexión, te darás cuenta de que en la vida siempre se puede empezar de cero y la mejor manera es empezando por tus relaciones sociales.

4.Cuídate: Es una parte muy importante para la recuperación del dolor emocional. Cuando el corazón sufre, se tiene más estrés de la cuenta, por ello debemos cuidarnos más que nunca, adoptando una vida saludable en la que haya una dieta equilibrada, buen descanso con horarios estables y ejercicio regular.

5.Paciencia y aceptación: Todo en esta vida es pasajero, y el dolor emocional no iba a ser menos. Sigue adelante en tu camino aunque te hayan roto el corazón, llevando a cuestas el dolor pero sin parar de caminar, con paciencia, sabiendo que es algo pasajero que curará con el paso de los días, y aceptación, sabiendo que la vida es así, unas veces es maravillosa, pero otras, toca pasar dolor.

Ojo con enmascarar el dolor

Muchas personas se ven incapaces de enfrentar cara a cara el dolor que les produce un corazón roto. Lo que hacen es caer en el alcohol, drogas, llevar ritmos de vida poco adecuados, comer mal, etc…

Todas estas malas actitudes no son más que evasiones de la realidad. De esta manera el dolor no curará, sino que será enmascarado y te autodestruirá poco a poco. No sólo seguirás con el dolor emocional, sino que además, habrás añadido más problemas que dañarán tu salud.

La manera más inteligente de salir de un dolor emocional, es enfrentándose sanamente. Cuidándote, aceptando, abriendo nuevas puertas y dejando que el dolor se vaya debilitando con el paso de los días.

Es más valiente quien decide enfrentarse al desamor sin dañarse, que quien recurre a una vida poco saludable para enmascarar el dolor.

Además quien consigue salir de un corazón roto de una manera sana, cuidando su salud y aceptando esa situación negativa, habrá adquirido unas herramientas y un aprendizaje, que habrá contribuido a su desarrollo personal y a su refuerzo emocional.

Imágenes cortesía de Seyed Mostafa Zamani y D. Sharon Pruitt

Cristina Pérez

Ver perfil »
Te puede gustar