¿Se pueden heredar las enfermedades mentales? - La Mente es Maravillosa

¿Se pueden heredar las enfermedades mentales?

Francisco Pérez 19 junio, 2018 en Psicología clínica 0 compartidos
Chica que sufre síntomas iniciales de la ansiedad por pensar si se pueden heredad las enfermedades mentales

¿Se pueden heredar las enfermedades mentales? Esta es una pregunta que algunos de vosotros os habréis hecho alguna vez, sobre todo si tenéis familiares con algún trastorno mental. Y es que multitud de investigaciones muestran que determinados trastornos mentales tienen una importante carga genética.

En cambio, lo que las investigaciones no han conseguido todavía es descifrar todos los interrogantes sobre cómo actúa o influye esa carga genética. La ciencia avanza lentamente. Poco a poco vamos conociendo más acerca la transmisión hereditaria de las enfermedades mentales, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

Hoy entendemos a la enfermedad, o mejor dicho a la salud en general, como un producto de la interacción entre genética y ambiente. Además, sabemos que en muchos casos lo que se hereda no es la enfermedad, sino la disposición a padecerla.

¿Es posible heredar las enfermedades mentales? Es una de las preguntas que más suelen hacerse las personas con familiares con algún trastorno mental.
Compartir

¿Qué factores condicionan nuestra salud?

La aparición de la enfermedad dependerá de muchos factores. Esto es así aun en los casos de herencia de carácter dominante. Así, puede que transcurra toda su vida sin que manifieste la enfermedad si no concurren factores predisponentes y desencadenantes (la chispa que encienda la mecha que porta la carga genética).

De esta manera, hablamos de probabilidades. Así, no existe la certeza de que el hijo de un enfermo mental manifestará la misma enfermedad. En cambio, sí que se puede predecir que la probabilidad de padecerla será mayor. Y si el padre y la madre padecen la misma enfermedad, la probabilidad aumenta todavía más.

Veamos a continuación cuál es la probabilidad de heredar algunas de las enfermedades mentales más conocidas.

Mujer sufriendo ansiedad

Probabilidad de heredar las enfermedades mentales: esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que afecta a algunas funciones cerebrales, como el pensamiento, la percepción, las emociones y la conducta. En cuanto a sus síntomas, se engloba dentro de los trastornos psicóticos, aquellos en los que las pacientes pierden el contacto con la realidad.

Se estima 1% de la población padece esquizofrenia. También se estima, a partir de distintos estudios, que entre los descendientes de padre y madre esquizofrénicos un 40 por 100 manifestará la enfermedad. Otro 15 por 100 tendrá anomalías psíquicas, aunque no esa misma enfermedad.

Entre los gemelos bivitelinos el porcentaje de incidencia se mantiene. Entre los univitelinos, la concordancia es del 80 por 100. Se considera que se trata de una herencia de tipo recesivo, con penetración incompleta del gen o genes portadores.

Probabilidad de heredar un trastorno bipolar

El trastorno bipolar es una enfermedad grave por el peligro e incapacidad asociados. También se conoce como enfermedad maníaco-depresiva o depresión maníaca. Las personas con trastorno bipolar se caracterizan por tener cambios inusuales en el estado de ánimo. Dentro de las enfermedades mentales, es una de las más temidas.

Las personas con trastorno bipolar a veces se sienten muy felices y “animadas” y son mucho más enérgicas y activas de lo habitual. Esto se llama episodio maníaco. Otras veces, las personas con trastorno bipolar se sienten muy tristes y “deprimidas”, tienen poca energía y son mucho menos activas de lo normal. Esto se conoce como episodio depresivo.

El trastorno bipolar lo presenta el 0,4 por 100 de la población. El riesgo de que la enfermedad aumenta cuando los padres la padecen. Entre los gemelos univitelinos la concordancia es del 95 por 100. Parece tratarse de una herencia de tipo dominante, con penetración incompleta del gen.

¿Qué probabilidad existe de heredar oligofrenia?

La mayoría de las oligofrenias profundas (80 por 100) se debe a causas exógenas. Estas hacen referencia a accidentes o enfermedades en la vida intrauterina o en la primera infancia. Por lo tanto, no son hereditarias.

En las oligofrenias leves o de mediana intensidad, el 80 por 100 están vinculadas a la herencia. Son hijos de personas de bajo cociente intelectual. Cuando el padre y la madre son oligofrénicos, un 80 por 100 de los hijos presenta retraso mental. Sólo el 40 por 100 lo presenta cuando únicamente el padre o la madre son oligofrénicos.

Un factor negativo es que con frecuencia los oligofrénicos se unen entre ellos y por lo tanto la probabilidad relacionada con la genética se dispara. Esto es así porque es muy difícil encontrar parejas en las que la distancia en CI sea muy grande. El modo de transmisión es de tipo recesivo. Heredar las enfermedades mentales, como la oligofrenia, es posible, aunque la mayoría se deba a causas exógenas.

¿Y qué ocurre con otras enfermedades mentales como las neurosis?

Las neurosis son reacciones vivenciales anormales, fruto de las circunstancias y, por tanto, no vinculadas a la masa genética. La sobrecarga de neurosis en un mismo árbol genealógico se intenta explicar por “falsa herencia”. Es un espejismo producido como consecuencia del “contagio emocional” en un marco familiar propicio para ello.

Mujer con depresión

Existen antecedentes hereditarios en el 70 por 100 de las neurosis. Las concordancias con gemelos univitelinos son del 83 por 100. Sin embargo son sólo del 23 por 100 en los bivitelinos. Así, la hipótesis del “contagio emocional” quedaría en cuestión.

Dentro de la indiscutible psicogenia de las neurosis parece haber un fondo constitucional. Es decir, parece existir una predisposición a reaccionar neuróticamente ante las vivencias patógenas. Como vemos, sí que es posible heredar las enfermedades mentales. Algunas tienen mayor probabilidad que otras de ser heredadas. Los estudios sobre gemelos y las historias familiares han demostrado que las enfermedades de salud mental tienen una contribución genética variable.

Francisco Pérez

Psicólogo General Sanitario. Director del centro Supera Psicología. Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la U.C.M.

Ver perfil »
Te puede gustar