Sentimientos: qué son, tipos y ejemplos

Hablar con precisión de nuestros sentimientos puede ser complicado, por su subjetividad. Por eso, con este artículo queremos poner un poquito de luz en nuestra semántica más emotiva.
Sentimientos: qué son, tipos y ejemplos
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 28 diciembre, 2021

Los sentimientos son una parte esencial de nuestra experiencia que necesitamos comprender, ya que influyen en nuestras decisiones y en la percepción que tenemos sobre la existencia. Nos permiten reconocer lo que está ocurriendo emocionalmente en nuestro interior. Además, es uno de los canales que tiene el cuerpo para comunicar lo que estamos experimentando en el mundo, tanto interno como externo.

Imagina que estás en tu primera cita con la persona que te gusta. Llevas días preparándote para esa tarde y por fin estás ahí caminando a su lado. La noche es perfecta, la conversación es agradable y no quieres que acabe nunca. Estás feliz, tu corazón quiere salirse de tu pecho y te sientes nadar sobre un mar de sensaciones agradables que no quieres abandonar.

Imagina también esta otra situación. Acabas de recibir la noticia de que una persona a la que quieres ha fallecido en un accidente. Sientes un vacío en tu pecho y percibes el mundo como irreal. “Esto no puede estar pasando”, dices. De golpe la tristeza ha instaurado una morada en tu vida y te ves sumergido ya no en un mar agradable, sino en un océano oscuro de dolor.

Espero que puedas vivir más situaciones como la primera y menos como esta última. Pero la realidad es que en nuestra vida ambas formas de sentir forman parte del repertorio de nuestro paso por este mundo. Es una característica esencial de ser humano poder sentir lo que nos acontece. Ahora bien, ¿qué es exactamente este sentir?

Si regresas a las dos experiencias anteriores, te darás cuenta de que son muy distintas, incluso de alguna manera opuestas. Sin embargo, a pesar de sus discrepancias, tienen algo en común: ambas se manifiestan en nuestro cuerpo, tienen un reflejo biológico. Esto es obvio, lo sé, pero es la clave de todo.

Mujer triste

¿Qué son los sentimientos?

Damasio (2011) define los sentimientos como la ‘percepción de un determinado estado del cuerpo junto con la percepción de un determinado modo de pensar y de pensamientos con determinados temas’ (p. 100).

La consciencia de que nuestro cuerpo está de determinada manera es la clave de todo sentimiento. El contenido esencial de todo sentir es la representación particular del cuerpo. Su sustrato es el conjunto de patrones neuronales que cartografían el estado corporal del cual puede surgir una imagen mental del estado del cuerpo (Damasio, 2011).

Los sentimientos están íntimamente relacionados con una percepción, con una idea, con una representación, con la capacidad de ser conscientes de lo que nos pasa en el cuerpo. En este sentido, los sentimientos no son necesariamente productos de una emoción. Son un proceso más amplio que surge de cualquier conjunto de reacciones homeostáticas. Abarca todo aquello que se refiere al cuerpo.

Sentimientos y emociones

Las personas tienden a equiparar los sentimientos con las emociones, pero no son exactamente lo mismo. ¿Cuál es la diferencia?

Las emociones son una respuesta multidimensional de corta duración que implica una serie de condiciones desencadenantes, procesos valorativos, cambios fisiológicos, experiencias subjetivas, cuya una finalidad es la adaptación a un entorno en continuo cambio (Fernández-Abascal, et al., 2010).

Por su parte, los sentimientos son la consciencia o percepción corporal de la emoción. Aunque, como hemos visto, es un proceso más amplio que abarca todo aquello que se refiere al cuerpo. Sin embargo, a nivel afectivo es la percepción de los cambios corporales inducidos por las emociones.

Además, las emociones duran poco, y con frecuencia son intensas y automáticas, mientras que los sentimientos son de duración más prolongada, suelen ser menos intensos y sobre ellos solemos tener un mayor control consciente.

Un ejemplo de lo anterior es el rencor. Una de las emociones que subyace a este sentimiento es la ira. Cuando esta emoción se extiende en el tiempo, reduce su intensidad y está mediada por un proceso mucho más reflexivo se convierte en un sentimiento de rencor.

Funciones de los sentimientos

Los sentimientos y las emociones son fundamentales en las relaciones sociales y en la toma de decisiones que requiere la vida social. Son importantes para el razonamiento.

Las emociones positivas o negativas y sus respectivos sentimientos están directamente implicadas en nuestras experiencias sociales (Otero, 2006). Además de lo anterior, ¿por qué necesitamos los sentimientos? ¿No basta con responder de manera adaptativa a nivel automático (emoción) por qué adicionar la consciencia en este proceso (sentimiento)?

Damasio (1996) plantea que al ser conscientes de nuestras emociones, conseguimos un mayor nivel de protección. Conocer nuestra emoción nos permite pensar más allá y predecir la probabilidad de que aquello que nos emociona (objeto de emoción) esté presente en un contexto determinado, de manera que pueda ser evitado o previsto, en lugar de tener que reaccionar de manera urgente ante su aparición.

Este mismo autor afirma que otra ventaja de sentir nuestras emociones es que podemos generalizar nuestro conocimiento y decidir actuar en consecuencia. Ser conscientes de las emociones nos ayuda a flexibilizar nuestras respuestas basadas en la historia de interacciones con el ambiente.

Tipos de sentimientos

Básicamente, existen dos tipos de sentimientos: sentimientos de emociones y sentimientos de fondo (Damasio, 1996). Los sentimientos de emociones son todos aquellos que se asocian a la consciencia de un estado emocional particular. Su manifestación depende de la reacción emocional.

Entre este tipo de sentimientos podemos encontrar unos que son positivos y otros negativos. Por positivo se entiende aquellos sentimientos en los que predominan las sensaciones agradables, placenteras y de bienestar. Por ejemplo:

  • Amor: es el afecto que nos inclina hacia una persona, animal u objeto a la que se le desea lo bueno.
  • Esperanza: es la confianza de alcanzar aquello que esperábamos o deseábamos.
  • Satisfacción: es la emoción que emerge cuando hemos cumplido un deseo.
  • Gozo: es la emoción intensa causada por un evento que nos agrada mucho. Está muy asociada al placer.
  • Entusiasmo: es la exaltación de nuestro estado de ánimo producto de un evento.

Por negativos comprendemos aquellos sentimientos en los que predominan las sensaciones desagradables o poco placenteras. Por ejemplo:

  • Tristeza: emoción que ocurre ante un acontecimiento desfavorable o ante la perdida de algo o alguien significativo.
  • Ira: reacción emocional que tenemos cuando se produce un resultado negativo para nuestros intereses.
  • Ansiedad: es la inquietud, nerviosismo o exaltación que sentimos ante una situación que concebimos como peligrosa.
  • Vergüenza: emoción asociada a la percepción de perdida de la dignidad como consecuencia de un error o de la confesión de un punto de vulnerabilidad.
  • Decepción: emoción que se produce cuando la realidad no cumple nuestras expectativas.
Adolescente tapándose la cara por sentimientos de vergüenza

Por otro lado, los sentimientos de fondo son aquellos que no se originan de estados emocionales. Por ejemplo, el apetito, la propiocepción (capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales), la interocepción (sensaciones que provienen de los órganos internos del cuerpo). Es la imagen que tenemos de nuestro estado corporal cuando no está siendo muy influenciado por las emociones.

Después de la exposición anterior, algunas de las conclusiones a las que podemos llegar son las siguientes:

  • Todas las emociones generan sentimientos, siempre y cuando seamos conscientes y percibamos nuestras reacciones emocionales.
  • Aunque los sentimientos pueden estar relacionados con las emociones, no se reducen a estas y pueden presentarse también en su ausencia.
  • Los sentimientos son un proceso de percepción de los estados del cuerpo en ausencia o presencia de emociones, y pueden ser más generales y duraderos que estas últimas.
Te podría interesar...
¿Hay personas sin sentimientos?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Hay personas sin sentimientos?

¿Hay personas sin sentimientos? Todos hemos conocido a alguien incapaz de expresar o conectar emocionalmente. ¿Qué problema orquesta este tipo de r...



  • Damasio, A. R. (1996). El error de Descartes. Ediciones Destino.
  • Damasio, A. (2011). En busca de Spinoza: neurobiología de la emoción y los sentimientos. Ediciones Destino.
  • Fernández-Abascal, E. G., Rodríguez, B. G., Sánchez, M. P. J., Díaz, M. D. M., & Sánchez, F. J. D. (2010). Psicología de la emoción. Editorial Universitaria Ramón Areces.
  • Otero, M. R. (2006). Emociones, sentimientos y razonamientos en Didáctica de las Ciencias. Revista electrónica de investigación en educación en ciencias1(1), 24-53. https://www.redalyc.org/pdf/2733/273320433004.pdf