7 beneficios de la lectura

Okairy Zuñiga · 19 noviembre, 2014

La lectura influye de muchas formas en tu mente y en tu vida. Además, en un plano fisiológico, se ha demostrado que quienes leen activamente son capaces de incrementar la conectividad de sus neuronas.

Mientras tanto, en el plano emocional se ha demostrado que al leer -fundamentalmente ficción- se incrementa nuestra capacidad para simular el estado mental de otros y poder sentir más empatía y comprensión por los demás.

Son muchos los beneficios del hábito de la lectura. Vamos a repasar solo 7, pero suficientes para que te animes a tener siempre un buen libro a mano.

1. La lectura es fuente de experiencias

La lectura te permite vivir nuevas experiencias. ¿Cómo? Es bien sencillo, especialmente la literatura de ficción tiene un gran efecto emocional en el lector, pues es capaz de sentir emociones que quizás tardaría décadas en descubrir y te ayuda a sentir empatía por los personajes con los que te vas identificando a lo largo de la narración.

“La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta.”

-André Maurois-

2. Un nuevo punto de vista

Mujer con unlibro en la mano
Pero, además de ello, la literatura es en sí un gran simulador de la realidad. Es como una máquina del tiempo que te lleva de golpe hasta diferentes situaciones y épocas con sus características y personajes particulares.

Esto nos ayuda a ser más amables con los demás porque nos enseña a ver el mundo desde la perspectiva de otros y nos ayuda a tener en cuenta las consecuencias de nuestros actos para con los demás. También nos demuestra la simplicidad de virtudes como la amabilidad, la generosidad y la simpatía.

3. Interpretar la realidad

La buena literatura siempre ha estado en oposición a los sistemas de valores hegemónicos, esos que solo priorizan la búsqueda de dinero y poder. Los escritores se alinean en la orilla opuesta a esta concepción del mundo.

De esta manera, la lectura es un vehículo más que efectivo para interpretar la realidad que nos rodea. Los libros nos ayudan a simpatizar con las ideas y los sentimientos que se contraponen al cinismo y la hipocresía del mundo.

4. Aliado contra la soledad

La lectura es una cura para la soledad. En los buenos libros podemos encontrar personajes con los cuales nos podemos identificar y con ellos descubrimos todo el mundo que se va describiendo a lo largo de la narración.

Cuando el libro es interesante, atrae toda nuestra atención y la soledad simplemente desaparece porque el libro se va convirtiendo en nuestro mejor amigo y compañero.

“Los libros son compañeros dulces para el que sufre, y si no pueden llevarnos a gozar de la vida, al menos nos enseñan a soportarla.”

-Oliver Goldsmith-

5. Ver más allá

Mujer haciendo la lectura de un libro

Los escritores nos ayudan a abrir nuestro corazón y nuestra mente, por que les dan las herramientas para librarnos de la paranoia y la sensación de persecución que muchas veces nos invade. La lectura se convierte así en una vía de escape para esas situaciones que a veces nos agobian.

6. Una herramienta para afrontar el fracaso

Quiero agregar que la literatura es muy útil además porque nos ayuda a prepararnos mejor para el fracaso. Nadie quiere fracasar en la vida, pero en la lectura encontrarás herramientas que te permitirán reconocer que el fracaso existe y que se puede superar para hacerte más fuerte y finalmente alcanzar el éxito que deseas.

El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor.”

-Rubén Darío-

7. La lectura no tiene edad

Y lo más importante, la lectura es un buen hábito para todos porque los beneficios que te mencioné antes son iguales sin importar la edad o la condición del lector. Está claro que cada edad tiene sus propias preferencias y necesidades, pero los resultados son iguales para todos.

Quiero que pienses en la literatura como un elixir que existe para ayudarnos a vivir con un poco más de sabiduría y bondad, por eso no importa cuándo o dónde. Si tienes la oportunidad de leerte un buen libro no lo desprecies, este es mi consejo final.