El silencio del envidioso está lleno de ruidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 24 agosto, 2015
Sofia Alcausa Hidalgo · 22 agosto, 2015

“El silencio del envidioso está lleno de ruidos”

-Hermann Hesse-

Su silencio me hace sentir realmente incómodo. Cuando lo tengo cerca no dice nada, pero noto en su rostro que no puede ver como otros me aprecian y me dan cariño.

Cuando hablo de cualquier pequeño logro que he consigo siento que no se alegra e incluso que lo está pasando mal. Otras veces trata de disimular y fingir una tremenda alegría por mis cosas, que sé que no siente de verdad.

Ojalá no me diera cuenta, porque yo sufro por él. Realmente quiero salir corriendo de las reuniones de amigos en las que estamos juntos.

Si él pudiera ver las cosas de otra manera. Si pudiera sentir que porque me aprecien, porque consiga mis pequeños triunfos, nada tiene que ver con que él sea mejor o peor. Nada tiene que ver con que a él también lo quieran. Pienso que debería aprender a ser feliz con lo que tiene y con lo que es.

Me da pena porque no se da cuenta que al único al que se hace daño es así mismo. Porque yo al fin y al cabo, soy feliz con lo que tengo y con lo que no tengo. No me comparo con nadie y sigo mi camino. Sé que los hay más guapos, con más dinero pero… ¡que más da! yo soy yo y me siento bien. No añoro ni anhelo lo que tienen los demás.

Pero él no ve las cosas como yo, siempre está preguntando cosas sobre los demás, para fustigarse a sí mismo. Ojalá pudiera ayudarlo pero es que no me puede ni ver.

tener envidia de los demás

Quizás algún día y con el paso de los años reflexione sobre este aspecto de su personalidad y lo trabaje. Simplemente para sentirse mejor consigo mismo y para evolucionar y mejorar como persona.

Yo creo que trataré de alejarme poco a poco y sin que se de cuenta. Mi relación con él me resulta tremendamente tóxica y me asfixia, sobre todo cuando estamos con otros. Continuamente mido mis palabras para que no sufra sacrificando mi bienestar… Y eso tampoco es bueno para mí.

Creo que debería sentirse más seguro de sí mismo. No compararse con nadie.”

Pistas para detectar a un envidioso

  • Te miran de arriba a abajo. No quieren perder un detalle de como vas vestido, como te comportas etc.
  • Siempre están pendientes de las demás personas.
  • Suelen criticar y juzgar.
  • Muchas veces dejan en evidencia a los demás.
  • Nunca tienen suficiente ni están satisfechos con nada. Siempre creen que los demás son los afortunados y que lo consiguen todo.
  • No suelen ser creativos. De hecho suelen copiar a los demás.
  • Se alegran de los fracasos de los demás.
persona envidiosa

¿Cómo actuar frente a un envidioso?

“La envidia es una declaración de inferioridad”

-Napoleón-

Siempre tendrás algún envidioso cerca; en un grupo de amigos, en tu entorno de trabajo, entre tus vecinos o incluso, en tu familia. No te dejes contagiar por su negatividad, ni dejes que te haga sentir mal.

  • Si es un vecino o un conocido: no lo tomes en cuenta ni dejes que te afecte en tu vida. Si puedes alejarte de él cantando bajito, mejor que mejor. No es necesario que discutas ni te enfades, no conseguirás nada.
  • Si es un compañero de trabajo: procura llevarte bien como compañero de trabajo y nada más. Rodéate de compañeros que te hagan sentir bien y que te aprecien. No le cuentes tus cosas personales.
  • Si está en un grupo de amigos o familia: si te encuentras a gusto en el grupo de amigos, no lo dejes por una persona. Intenta disfrutar del resto de personas y trata en tu interior de comprenderlo.

En general, se trata de ser conscientes de lo que ocurre y no personalizar ni dejarse llevar por los sentimientos de envidia de las otras personas.