¿Son las redes sociales una burbuja de manipulación ideológica?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 16 febrero, 2019
Edith Sánchez · 16 febrero, 2019
Gracias las redes sociales y a su manipulación ideológica, las personas han ido modificando su comportamiento. Lo más visible es la radicalización y la intolerancia y la suficiencia que, sin darnos cuenta, se inculcan en esos espacios.

Las redes sociales son un fenómeno demasiado nuevo como para tener ponderado con exactitud el peso de sus efectos. Sin embargo, lo que sabemos es que tienen efectos preocupantes sobre nuestra mente, emociones y estilo de vida. También es claro que entrañan mecanismos de manipulación ideológica no siempre visibles en un análisis superficial.

Para las redes sociales -como empresas que son-, el comportamiento humano es una mercancía. Tienen la capacidad para estudiarlo, con el fin de conocerlo, comprenderlo y modificarlo. Principalmente, modificarlo. Al lado de la manipulación ideológica que orienta hacia el mercado y el consumo, también hay formas de lograr que pensemos política y humanamente de un modo u otro.

Muchos se preguntan si las redes sociales están ejerciendo una manipulación ideológica sobre nosotros, capaz de cambiar por completo nuestra visión de la realidad. A juzgar por las evidencias al respecto, la respuesta es sí. Los mecanismos que emplean son tan sutiles, que es imposible detectarlos. Eso es lo más peligroso, ya que cambian nuestra mente y cooperamos con ellos para que lo hagan. Si no somos conscientes de lo que nos están haciendo, ¿cómo resistirnos a ello?

Mientras recordemos que nosotros mismos somos la fuente de nuestro valor, nuestra creatividad, nuestro sentido de la realidad, entonces todo nuestro trabajo con computadoras valdrá la pena y será hermoso”.

-Jaron Lanier-

Mujer consultando redes sociales

La burbuja de manipulación ideológica

Las redes sociales hacen que, sin darte cuenta, termines formando parte de una burbuja. Construyen un relato de la realidad especialmente diseñado para ti -conocen tus miedos, necesidades, gustos, deseos…-. En principio, tú eres quien decide qué quiere seguir o qué temas te interesan. Un robot está atento a esto y con base a ello te hace llegar una información u otra.

Luego son los algoritmos quienes deciden por ti. Señalan cuáles son los contactos que más frecuentemente vas a ver y cuáles son las publicaciones con las que te debes encontrar cuando navegues. Que uno de tus contactos no aparece en un lugar destacado en tu red, no significa que su última publicación haya sido hace mucho tiempo. Simplemente el sistema no ha seleccionado sus publicaciones para que aparezcan en tus actualizaciones diarias.

Algo similar ocurre con los contenidos. No creas que las noticias o las informaciones que ves son las más actuales o las más relevantes. Lo que te aparece es una cuidadosa selección basada en tus gustos y preferencias. También, por supuesto, en cómo el mercado puede captarte. En pocas palabras, es probable que terminemos creyendo que el mundo es eso que aparece en tus redes, cuando no es así. Tienes acceso a una pequeña burbuja diseñada en buena medida por el servidor que te la facilita.

Razones para ser precavido

¿Has oído hablar de Jaron Lanier? Es una de las grandes figuras de Silicon Valley, la meca de los sistemas informáticos en el mundo. De hecho, es uno de los informáticos más brillantes que ha existido. También, una persona muy crítica con las redes sociales. Antes creyó que Internet era el último bastión de la democracia. Hoy, en cambio, considera que la red, y las redes sociales en particular, son una fábrica de líderes absurdos y tribales, por un lado, e idiotas por el otro.

Lanier escribió un libro que se ha convertido en Best Seller. Su nombre es Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato. Cada una de las razones corresponde a uno de los capítulos de su libro y son las siguientes:

  • Pierdes la libertad para decidir.
  • Las redes son una forma de locura en nuestros tiempos.
  • Las redes sociales idiotizan a las personas.
  • Las redes sociales manipulan la verdad.
  • Las redes sociales le quitan relevancia a lo que dices.
  • Las redes sociales destruyen la capacidad de empatía.
  • Las redes sociales hacen infelices a las personas.
  • Las redes sociales buscan que pierdas tu dignidad económica.
  • Las redes sociales están impidiendo el ejercicio auténtico de la política.
  • Las redes sociales odian tu alma.

Persona con un móvil

El reino de lo igual

¿Por qué Lanier y otros grandes pensadores, como Zygmunt Bauman, sostienen que las redes idiotizan? ¿Estarán exagerando? Lamentablemente, todo parece indicar que no. Internet no nos está conectando a los unos con los otros, sino a los unos con los unos y a los otros con los otros.

Esto quiere decir que está fomentando microdictaduras. Pequeños espacios habitados por seres virtuales que hacen de confirmación para una determinadas ideas. Las personas nos hemos vuelto más radicales y obstinadas con las redes sociales. También más simplistas. Pensemos que somos más inteligentes y buenos cuando desarrollamos habilidades para relacionarnos con los diferentes, no con los iguales.

Ese permanecer en una burbuja, creyendo que equivale al mundo, nos idiotiza. Reduce nuestro panorama al mínimo. Nos induce a creer que tenemos la razón siempre. Al final, terminamos viviendo como si la realidad fuera diminuta y nosotros sus dueños. Ese es el principal síntoma de nuestra ignorancia contemporánea y la principal consecuencia de la manipulación ideológica de las redes.

  • Mejía Barrera, Y. P., Palacios, P., & Juniett, E. (2014). Evaluación de herramientas para la protección de las comunicaciones en redes sociales y dispositivos móviles (Doctoral dissertation).