Soy adicto al trabajo, ¿qué puedo hacer?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 3 agosto, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 5 agosto, 2019
¿Crees que eres un adicto al trabajo? ¿Sacrificas tu vida laboral y familiar en favor de tu trabajo? Este artículo te ayudará a saber qué pasos puedes empezar a dar para salir de esta situación y volver a encontrar el equilibrio en tu vida.

Ser adicto al trabajo, un término que también se conoce como «workaholism«, es una expresión que define a algunas personas. Aunque a priori esto pueda verse como una ventaja, ya que trabajan y producen más, en su vida personal los workaholism tienen bastantes problemas.

Como bien señala el artículo Adicción al trabajo: características, detección y prevención desde una perspectiva integral, el adicto se vuelve una persona muy intensa que busca llevar a cabo sus responsabilidades laborales de una forma compulsiva. Por ello, es incapaz de mantener un equilibrio entre su vida personal y su trabajo.

Hombre estresado en su trabajo

El alimento del adicto al trabajo

Ser señalado como un adicto al trabajo no está mal visto por la sociedad. Se aprueba el sacrificio personal relacionado con pasar tiempo de calidad con la familia, los hijos y la pareja con la excusa de que se busca lo mejor para ellos.

Esto es un problema, ya que suele ser una de las excusas que se pone un adicto al trabajo. «Lo hago por vosotros» es una de las frases que más repite. No importa que esté enfermo, que tenga vacaciones o que el horario laboral esté limitado a 8 horas. El adicto hace horas extra, acude al trabajo aun estando muy mal y, si puede, rechaza las vacaciones.

Por todo esto, muchas personas adictas al trabajo suelen ser profesionales autónomos. Así, pueden trabajar las horas que quieran y no coger vacaciones. Se olvidan por completo de su vida social y familiar. Las relaciones se enfrían porque el trabajo lo es todo para ellas.

«Me convertí en un adicto al trabajo hasta el punto de que mi salud estaba en peligro».

-Tab Hunter-

Consejos para un adicto al trabajo

Ser un adicto al trabajo tiene consecuencias para la propia salud. Por eso, es conveniente poner en práctica una serie de medidas que suelen acoger las empresas cuando detectan que un trabajador pasa demasiado tiempo en la empresa haciendo horas extra que no le corresponden.

Asesoramiento y psicoterapia

El primero de los consejos para un adicto al trabajo es la búsqueda de asesoramiento y el inicio de un tratamiento psicoterapéutico. Como expone el artículo Adicción al trabajo (workaholism). Patología psicosocial del siglo XXI será positivo apostar por un acercamiento cognitivo – conductual que fomente cambios en la vida diaria de la persona.

Asimismo, será recomendable que el adicto realice las siguientes acciones:

  • Asistir a talleres en los que pueda trabajar sus competencias emocionales.
  • Aprender técnicas para gestionar el estrés que le provoca no estar trabajando.
  • Involucrarse en grupos de apoyo con compañeros que estén en la misma situación.
  • Comprender los motivos por los que busca ese refugio en el trabajo.

Terapias familiares

Es necesario que la familia se implique y asista a terapias junto con el adicto al trabajo para que este pueda evolucionar y mejorar. La razón está en que esta adicción causa dinámicas poco sanas dentro del núcleo familiar donde son frecuentes las discusiones.

La incomprensión de su entorno puede hacer que el adicto busque aún más refugio en el trabajo para huir de esos problemas que se gestan en su hogar. Por esta razón, las terapias familiares son indispensables.

El adicto al trabajo debe aprender una de las lecciones más valiosas que es saber decir que «no».

Mujer trabajando en una cafetería

El papel de las empresas

Aunque el adicto deba realizar un trabajo personal en el que la psicoterapia y las terapias familiares serán importantes, las empresas también cuentan con un protocolo de actuación en el momento en el que detectan que un trabajador hace más horas de las estipuladas en su contrato y se excede en su implicación.

Algunas de las estrategias para limitar el exceso de trabajo al que tiende un adicto es rediseñar los puestos, flexibilizar los horarios, obligar a realizar pausas y promover el trabajo cooperativo. Asimismo, nunca se premia a quienes trabajan más.

¿Crees que sufres adicción al trabajo? ¿No tienes tiempo para tu familia ni amigos? Si la respuesta a estas dos preguntas ha sido «sí» te recomendamos que busques asesoramiento. En el caso de que seas un adicto a trabajar existen diferentes maneras de volver a recuperar el equilibrio en tu vida.

Tal vez tu trabajo se haya convertido en tu refugio porque te agobia la idea de quedarte sin dinero o, quizás, sea una manera de escapar de las discusiones que hay en tu casa. Sea como fuere hay solución para esto. Toda adicción es un problema y, aunque te evada, es necesario resolver lo que te lleva a caer en ella.

  • del Líbano Miralles, M., Soria, M. S., Schaufeli, W. B., & Gumbau, S. L. (2006). Adicción al trabajo: concepto y evaluación (I). Gestión práctica de riesgos laborales: Integración y desarrollo de la gestión de la prevención, (27), 24-30.
  • Quiceno, J., & Vinaccia Alpi, S. (2007). LA ADICCION AL TRABAJO "WORKAHOLISM". Revista Argentina de Clínica Psicológica, XVI (2), 135-142.
  • Schaufeli, W. B., Soria, M. S., Gumbau, S. L., & del Líbano Miralles, M. (2006). Adicción al trabajo: acciones preventivas (II). Gestión práctica de riesgos laborales: Integración y desarrollo de la gestión de la prevención, (28), 18-24.