Teletrabajo con niños, ¿es posible?

Raquel Lemos Rodríguez·
28 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
15 Abril, 2020
El teletrabajo con niños parece ser todo un reto, sin embargo, es posible gestionarlo. Ahora bien, ¿cómo lograrlo con éxito?

Estás en plena reunión de trabajo y, de repente, aparece tu hijo pequeño reclamándote, “papá, ¿me ayudas a buscar mi juguete?”. Le dices que espere un momento, pero él insiste, “¡No, ahora!”. Esta situación puede generarte mucha frustración y nerviosismo. Así, puede haber momentos en los que el teletrabajo con niños parezca imposible de compaginar; sin embargo, existen formas de evitar estos contratiempos y gestionar con inteligencia la frustración potencial.

No obstante, es normal que durante los primeros días te sientas un poco desorientado. El hogar se ha convertido, de repente, en trabajo y escuela.

Por eso, conviene te saber cómo es posible gestionar el teletrabajo para que puedas cumplir con tus responsabilidades laborales, tener tiempo para ayudar con los deberes a tus hijos, cocinar, lavar la ropa, limpiar y hacer lo que necesites.

Niño jugando mientras su padre trabaja en casa

Conviene fijar horarios, pero ser flexibles

El teletrabajo con niños necesita un plan que respeten y cumplan todos en el hogar. Para esto, sería bueno que te preguntaras: ¿Cuándo debo conectarme para trabajar? ¿En qué momento se despiertan los niños?

Las respuestas a estas preguntas y algunas más, te darán las pistas necesarias para organizar tus días y evitar –o al menos minimizar– las interrupciones durante el tiempo que trabajes. Sin embargo, debes ser flexible, pues al fin y al cabo estás organizándote con niños.

Por otro lado, puede que tú tengas claro el horario, pero con niños pequeños en casa y con un nivel bajo de control, lo normal es que se presenten imprevistos y tengas que salir al rescate a la mitad de una tarea. En cambio, si los niños ya tienen una edad, puedes acordar con ellos cinco minutos cada hora para resolver dudas.

Ten en cuenta que aunque todo esté hablado y los pequeños pongan toda su voluntad en cumplir con el horario, lo normal es que ocurra alguna interrupción imprevista. Aquí estará el desafío, la voluntad para mantener una actitud positiva. En estos momentos, el control de la respiración pude ser un gran aliado.

En el teletrabajo con niños no vas a poder tener una jornada de ocho horas seguidas. Tendrás que adaptar el tiempo del que dispongas para trabajar a los horarios de tus hijos para evitar esas interrupciones. Quizás, te convenga levantarte antes para adelantar algo de trabajo. Eso lo tendrás que decidir tú según oscile el nivel de activación de los más pequeños a lo largo del día.

“La clave no es dar prioridad a lo que está en tu horario, es hacer un horario para tus prioridades”.

–Steven Covey–

Hablar con los niños es fundamental

Este es otro punto indispensable. Para que el teletrabajo con niños pueda ser posible, hay que llegar a un acuerdo. El libro Guía práctica de salud mental en situaciones de desastres deja algo muy claro: “los niños entienden que las situaciones son difíciles”. Es decir, funcionan mejor cuando entienden qué sucede y por qué es importante que ellos también pongan su granito de arena.

Es necesario mantener con ellos una conversación abierta, explicárles lo que ocurre, por qué es importante tu trabajo para ti y para todos en el hogar, por qué hay momentos del día en los que necesitas que hagan actividades tranquilas o poco propensas a necesitar tu ayuda.

Así, aunque en algún momento excepcional puedan reclamarte, ellos sabrán que estás trabajando y serán más cuidadosos a la hora de molestarte.

Madre hablando con su hijo

Separar los espacios

Separar los espacios es una excelente opción para que cada parte del hogar se dedique a una actividad en concreto. Por ejemplo, en la zona en la que tú vas a trabajar, en los horarios fijados no debe haber interrupciones. También estará la parte de la casa en la que los niños estudiarán y harán sus deberes.

En este punto puede adoptarse como una especie de “juego” en el que los niños se sientan involucrados. Así, dentro de la vivienda podrán ser conscientes de dónde está el trabajo de papá o de mamá, la escuela en la que deben concentrarse o la zona de juegos. Gracias a esto, el teletrabajo con niños será mucho más fácil.

“Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando”.

–Francesco Tonuci–

Además de todo lo mencionado para poder sacar adelante el teletrabajo con niños, no podemos olvidarnos de que la separación de espacios también debe ayudar a pasar tiempo de calidad con ellos. Esto quiere decir que puedes jugar con ellos, hablar, leer un cuento juntos… Es importante que esto lo lleves a cabo para que ellos se sientan atendidos.

Esta actividad le permite dibujar sus sensaciones, experiencias, ponerle colores a sus sentimientos y emociones. Sin duda, un trabajo enriquecedor y que puede ser interesante que realices con tus hijos.

En definitiva, teletrabajar con niños puede ser una experiencia positiva si te animas mantener una actitud flexible y hacer que ellos se sientan partícipes.

  • Beltrán, A. R. P., Bilous, A., Ramos, C. R. F., & Escobar, C. F. B. (2020). El impacto del teletrabajo y la administración de empresas. RECIMUNDO4(1), 326-335.
  • Naranjo Rincón, A. P., & Pulido Castro, A. L. (2019). Diseño de un programa de estilos de vida y entornos de trabajo saludables para teletrabajadores.
  • Pérez-Then, E. (2020). Nuevo coronavirus 2019-ncov: impacto en salud global. Ciencia y Salud4(1), 5-9.
  • Uribe, S. L., Guarín, I., Gómez, S., & Vergel, L. (2020). Prevención de los peligros y promoción de entornos saludables en el teletrabajo desde la perspectiva de la salud pública. Aibi revista de investigación, administración e ingeniería, 44-52.