Teoría de las cucharas ¿en qué consiste?

¿Tienes una enfermedad crónica? ¿Lidias con algún trastorno psicológico? Entonces sabrás lo que cuesta mantener la energía en el día a día, de hecho, esa fuerza mental y emocional que te queda hoy cabría en una cucharilla de café...
Teoría de las cucharas ¿en qué consiste?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 23 noviembre, 2021.

Última actualización: 23 noviembre, 2021

La teoría de las cucharas se usa como metáfora del racionamiento de la energía que caracteriza a las personas con enfermedades crónicas o trastornos psicológicos. Es un neologismo con el que evidenciar las fuerzas físicas, mentales y emocionales que le quedan a alguien a quien las cosas le cuestan mucho más que al resto por su estado de salud.

Este enfoque es realmente interesante. Lo cierto es que no siempre se habla de esa carga añadida con la que lidian los colectivos señalados. Así, la persona con fibromialgia tiene grandes dificultades para planificar sus días porque no sabe de cuánta energía dispondrá para trabajar, ir de compras, atender a los hijos, etc.

Lo mismo ocurre con el paciente con depresión o el niño con autismo. Toda tarea tiene a menudo un coste más elevado para quien vive con un problema de salud física o mental. Sin embargo, esta es una realidad a menudo descuidada o mal entendida. Porque no falta quien los tilda de débiles o vagos.

Esta teoría se conoce bajo el término “spoonie” y ha facilitado que se creen comunidades de personas afectadas por enfermedades crónicas o trastornos mentales para apoyarse entre sí o lograr recursos institucionales. 

chica pensando en la teoría de las cucharas

¿Qué nos dice la teoría de las cucharas?

El término spoonie es algo con lo que se identifican muchas personas. De hecho, se han formado comunidades de hombres y mujeres de todas las edades que buscan intercambiar experiencias y también obtener reconocimiento social. Fue Christine Miserandino quien enunció la teoría de las cucharas en el 2003 a través de un artículo que escribió en su blog personal But you don´t look sick.

Lo hizo a raíz de una experiencia personal, cuando una amistad le preguntó cómo era su vida teniendo lupus. Para ilustrarle cómo se sentía hizo uso de unas cucharas para mostrarle la cantidad de energía que le quedaba para ese día. Es más, en ocasiones, para cumplir con las obligaciones cotidianas se veía obligada a tomar “prestadas” cucharas futuras.

Vivir con enfermedades autoinmunes como el lupus tiene esta característica: no tener la energía suficiente para cada actividad que se quiera realizar. Lo mismo sucede con cualquier otra condición médica crónica y, por supuesto, con los trastornos psicológicos. Cada actividad, tarea y obligación “cuesta” cierto número de cucharas.

Esa energía se consume muy rápido y para recuperarla (para rellenar las cucharas) la persona debe descansar.

Cómo saber si también soy un spoonie

Por lo general, las personas tenemos a nuestro alcance un buen número de “fuentes de energía” en la cotidianidad. Se levantan y tiene pocas dudas de que vayan a poder cumplir con buena parte de sus obligaciones cotidianas. Podrán ir al trabajo, a clase, cumplir con las tareas de casa, etc.

  • Ahora bien, los pacientes con dolor crónico, fibromialgia, lupus, problemas renales, cardiovasculares, etc., no tienen la certeza de que vayan a poder cumplir con todas sus obligaciones.
  • También los pacientes con depresión, ansiedad, trastorno bipolar o incluso autismo viven con la incertidumbre constante de no saber qué podrán hacer cada día.
  • No solo sufren mayor agotamiento físico, también aparece el desánimo, la angustia, el estrés que bloquea, etc.
  • Por término medio, tienen además serios problemas para dormir y esto dificulta poder recuperar la energía.

Trabajos de investigación, como los realizados en el King’s College de Londres, destacan una idea. Es común que los pacientes con trastornos mentales sufran fatiga crónica o neurastenia, lo que les limita en aún más aspectos. La teoría de las cucharas intenta poner el foco en lo que casi nunca se ve.

No es debilidad, no es tampoco falta de iniciativa o de responsabilidad. Los spoonie, personas con problemas psicológicos o con enfermedades crónicas, no disponen del mismo nivel de energía que los demás.

imagen para representar la teoría de las cucharas

La teoría de las cucharas, la necesidad de tomar conciencia de algo muy general

Podríamos poner decenas de ejemplos con todos esos perfiles que dan forma y justifican la teoría las cucharas. Las personas transgénero, por ejemplo, evidencian también un gran agotamiento cotidiano al vivir en un cuerpo y con un género con el que no se identifican.

Muchos niños y adultos que están dentro del espectro autista quedan agotados por estímulos sonoros y auditivos que los neurotípicos ni siquiera perciben. Hay pacientes con depresión que no tienen energía ni siquiera para vestirse. Lo que busca este enfoque es convertirse en esa herramienta que describa cómo se siente este colectivo y cómo son sus vidas.

La enfermedad con la que lidie cada uno determinará las cucharas de energía que se van a consumir. Puede que solo con levantarse de la cama, ya se consuman todas, no quedando más energía para el resto de la jornada. Y esto es algo que todos debemos entender, sin discriminar.

No obstante, se da otro hecho destacado. La culpa asociada a tener una enfermedad mental o crónica es una carga añadida. De este modo, algo que busca la teoría de las cucharas es que la persona deje a un lado esa culpabilidad y pueda entender mejor su propia enfermedad. También, que no se sienta sola y pueda encontrar y conectar con otros spoonies. Basta con buscar el hashtag #spoonieproblems.

Te podría interesar...
6 mitos sobre las enfermedades mentales
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
6 mitos sobre las enfermedades mentales

¿Qué mitos sobre las enfermedades mentales conoces? ¿Qué tienen de verdad y de mentira? Reflexionamos sobre 6 de ellos.



  • Alhaboby, Zhraa A.; Barnes, James; Evans, Hala; Short, Emma (2017). "Challenges Facing Online Research: Experiences from Research Concerning Cyber-Victimisation of People with Disabilities"Cyberpsychology: Journal of Psychosocial Research on Cyberspace. 11 (1). Art. 8. doi:10.5817/CP2017-1-8
  • Conrad, Sarah (2017). "Consider the Spoons: An Embodied Relational Approach to Incorporating Those with Persistent Fatigue into Eco-Activism". In Nocella, Anthony J.; George, Amber E.; Schatz, J. L. (eds.). The Intersectionality of Critical Animal, Disability, and Environmental Studies: Toward Eco-Ability, Justice, and Liberation. Lanham, Maryland: Lexington Books. pp. 79–97.
  • Gonzalez-Polledo, Elena (2016). "Chronic Media Worlds: Social Media and the Problem of Pain Communication on Tumblr"Social Media + Society2 (1): 205630511662888. doi:10.1177/2056305116628887
  • Harvey, S. B., Wessely, S., Kuh, D., & Hotopf, M. (2009). The relationship between fatigue and psychiatric disorders: evidence for the concept of neurasthenia. Journal of psychosomatic research66(5), 445–454. https://doi.org/10.1016/j.jpsychores.2008.12.007