Terapia no farmacológica para demencia tipo Alzheimer

5 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la trabajadora social Elena García
¿Has oído hablar del uso de la terapia no farmacológica en demencias? A continuación, te contamos sus posibilidades, resaltando aquellos puntos en los que son más efectivas.

Antes de definir qué es la enfermedad de Alzheimer y la terapia no farmacológica, debemos conocer qué es una demencia. La RAE define demencia como «deterioro progresivo de las facultades mentales que causa graves trastornos de conducta«.

Acotando la definición, podríamos decir que la demencia es un síndrome clínico que viene dado por diferentes causas e implica el deterioro de la memoria, la comunicación, la atención… Por lo general es de carácter crónico, por lo que conlleva una pérdida gradual de autonomía y calidad de vida.

Partiendo de la base anterior, definimos la enfermedad de Alzheimer como una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por la presencia de deterioro cognitivo y conductual. Esta suele tener un inicio insidioso y un curso progresivo de aparición en la edad adulta, principalmente en la vejez (Valls-Pedret, Molinuevo y Rami, 2010).

Aunque actualmente no existe un tratamiento eficaz que revierta o detenga de manera definitiva el curso de esta enfermedad, se han desarrollado diferentes tipos de intervención que ayudan a frenar el avance de la demencia.

Entre estos tratamientos se encuentran la terapias no farmacológicas, caracterizadas por tratarse de intervenciones en las que no se usan fármacos, pero que de igual manera pueden mejorar la calidad de vida de las personas.

Hombre con alzheimer mirando por la ventana

La terapia no farmacológica tiene gran cantidad de beneficios para los pacientes, entre los que se encuentran:

  • Mantenimiento y/o estimulación de las capacidades preservadas.
  • Promoción de la autonomía y de la independencia del usuario.
  • Mejora de las relaciones sociales.
  • Mejora del autoconcepto y de la autoimagen y, por lo tanto, de la autoestima.
  • Incremento de la calidad de vida del propio usuario y de su entorno más cercano.
  • Empoderamiento del usuario.

«Es necesario adaptar la terapia al paciente, y no el paciente a la terapia».

-Louis Théophile Joseph Landouzy-

Actividades de la vida diaria

Durante esta modalidad, que se realiza a nivel funcional, el profesional evalúa el desempeño de la persona con demencia. Esta evaluación se realiza tanto en las actividades básicas, como en las instrumentales o avanzadas.

La valoración varía según el nivel de dependencia y de la necesidad de apoyo que requiera el paciente. El objetivo final de esta terapia es retrasar o disminuir el deterioro en el desempeño de las AVD.

Musicoterapia

Según la Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT, 2011), la musicoterapia «es el uso profesional de la música y sus elementos como una intervención en ambientes médicos, educativos y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades, buscando optimizar su calidad de vida y mejorar su salud física, social, comunicativa, emocional e intelectual y su bienestar».

La musicoterapia se puede llevar a cabo junto a otras terapias no farmacológicas, como la danzaterapia y la fisioterapia, enfocando las diferentes disciplinas en sesiones conjuntas. Hay que tener en cuenta la capacidad de cada usuario, siempre buscando el mayor grado de bienestar de este.

Risoterapia

Las técnicas de risoterapia se basan, principalmente, en la teoría de la descarga y la teoría de la incongruencia de la risa. Promueve encontrar la risa espontánea y genuina, aunque para ello partan en muchas ocasiones de la risa simulada o ensayada.

A través de esta terapia no farmacológica se practica la expresión corporal, el juego, la danza, la respiración… Que ayudan a descargar tensiones que se puedan generar por la enfermedad.

Sala snoezelen

En un tipo de terapia de estimulación sensorial desarrollada por Anne Jean Ayres. Tiene como objetivo la relajación a través de los sentidos y de la interacción de las personas con el entorno.

La sala snoezelen es un entorno que, a través de los estímulos, produce en los individuos una gran sensación de bienestar.

Terapia de reminiscencias

Es una de las terapias no farmacológicas en auge. Se trabaja mediante la memoria episódica y autobiográfica del usuario.

Se recomienda el uso recursos como fotografías, música, noticias…. Esto permite llegar a momentos muy concretos de la vida de la persona, en los que «reviven» aspectos emocionales del recuerdo (sensaciones, olores, acontecimientos importantes, etc.).

Persona mayor viendo fotografías

Terapia de orientación a la realidad

El objetivo final de esta terapia es que la persona tome conciencia de su realidad y se oriente en las tres esferas:

  • Tiempo.
  • Espacio.
  • Persona.

Esto permitirá al usuario un mayor entendimiento sobre lo que sucede, siendo un herramienta muy útil a la hora de mantener la percepción de control.

Intervención asistida con perros

Este tipo de actividad tiene grandes beneficios a nivel emocional, social, funcional y cognitivo. Mejora el estado de ánimo, la salud física y psicológica, la psicomotricidad, etc.

Laborterapia

La laborterapia o ergoterapia busca la rehabilitación de habilidades cognitivas, físicas y sociales del individuo. Se realiza mediante la ocupación del tiempo en diferentes actividades encaminadas a la producción física, tales como las manualidades.

Estimulación/entrenamiento o rehabilitación cognitiva

Aunque parecidas, tienen un objetivo distinto.

  • Entendemos como rehabilitación cognitiva aquellas actividades destinadas a restaurar las funciones cognitivas dañadas. Este daño puede deberse a diferentes causas: traumatismo de cráneo, deterioro cognitivo leve, depresión…
  • La estimulación cognitiva sería el proceso por el que se llevan a cabo actividades con el fin de retrasar el deterioro cognitivo. Un ejemplo sería cuando una persona ha observado, por ejemplo, que comienza a tener pérdida de memoria.
  • Entrenamiento cognitivo sería un conjunto de actividades que tienen como objetivo optimizar o mantener el rendimiento cognitivo. Es un buen método para prevenir un futuro deterioro cognitivo y mejorar la reserva cognitiva.

Mujer con demencia mirando por la ventana

Hay que tener en cuenta que las terapias no farmacológicas deben ser implementadas por profesionales cualificados. De manera previa, para poder ejecutarlas, se debe realizar una evaluación de cada caso.

Además, es interesante señalar que, aunque no existe un tratamiento que termine con la enfermedad, lo que podemos lograr con la terapia no farmacológica con la que hoy contamos no es despreciable, y más teniendo en cuenta que cada día con una buena calidad de vida es un regalo.

  • Tipos de Terapia no farmacológica. Recuperado el 21 de de Febrero 2019 de http://www.crealzheimer.es/
  • Valls-Predet, C., Molinuevo, J L. y Rami, L. (2010). Diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer: fase prodrómica y preclínica. Revista Neurol 51, 471-80.
  • World Federarion of Music Therapy. Recuerado el 21 de Febrero de 2019 de https://www.wfmt.info/wfmt-new-home/about-wfmt/