¿Has oído hablar de las salas de estimulación multisensorial Snoezelen? - La Mente es Maravillosa

¿Has oído hablar de las salas de estimulación multisensorial Snoezelen?

Alicia Garrido Martín 1 agosto, 2017 en Psicología 368 compartidos
Sala Snoezelen

Quizá hayas oído hablar alguna vez de las salas Snoezelen. O probablemente te hayas topado con el concepto “estimulación multisensorial” más de una vez. En este artículo vamos a describir el origen y en las raíces de este tipo de salas tan peculiar, antes de profundizar en cómo nos pueden ayudar.

El término Snoezelen tiene su origen en la unión de dos palabras holandesas. Por un lado nos encontramos con Snoffelen, que significa olfatear, y por el otro Doezelen, cuya traducción sería algo así como relajar o dormitar. Por tanto nos encontramos ante una asociación de dos acciones que parecen diferentes entre sí. Algo así como alcanzar la relajación a través de la estimulación. Encontrar y disfrutar de la parte agradable de estimular nuestros sentidos.

Las salas Snoezelen surgieron para trabajar en los trastornos del desarrollo

El concepto Snoezelen surge como se originan las grandes ideas y la puesta en marcha de soluciones. Surge ante la necesidad de actuar. Ante el estatismo y la falta de acción en un determinado aspecto de la vida. Surgió, en este caso, de la frustración de ver cómo se intervenía con las personas que tenían diferentes trastornos del desarrollo y no se obtenían los resultados deseables.

La intervención no iba más allá de la pura labor asistencial. No obstante Ad Verheul y Jan Hulsegge, los padres de este concepto tan revolucionario, no se quedaron ahí. Crearon esta nueva manera de trabajar con un determinado tipo de población que ahora comentaremos.

Ya que, desde luego, hay un tipo de población a la que le es especialmente beneficiosa este tipo de terapia. Sobre todo hablamos de personas cuya capacidad para relacionarse con su entorno es muy limitada debido a las limitaciones que les impone aquello que padecen. Personas con necesidades especiales, demencia y autismo son las que más se benefician de este método.

Arte de colores

La estimulación sensorial nos permite generar respuestas básicas

Estimular a algunas personas, a través de los diferentes canales sensoriales, puede ayudarles. Esta estimulación, supervisada y controlada por un profesional, generará nuevas respuestas en la persona. Respuestas básicas que de otra manera difícilmente se darían.

En este sentido, es necesario conocer el caso de la persona antes de empezar a trabajar con ella. Cada persona es absolutamente única y diferente de las demás. La manera de trabajar con cada una dependerá de la idiosincrasia de su caso particular.

Los profesionales han de conocer muy bien a su paciente para poder sacarle el mayor beneficio posible a esta nueva manera de intervenir. Hay personas que necesitan “despertarse”. Personas que han sufrido, por ejemplo, un daño cerebral tal que les ha dejado totalmente desconectados del mundo que les rodea.

Cuando estimulamos y hay respuestas, generamos nuevas conexiones neuronales

También este procedimiento es útil para personas que siguen conectadas al mundo que les rodea, ya que le prestan gran atención, pero no son capaces de comunicarse con su entorno. Estas personas se verán muy beneficiadas por esta terapia. En la medida en que se consiga “despertar” lo que está dormido, la estimulación estará teniendo lugar y nuevas conexiones neuronales se generarán.

Por ello es fundamental hacer un seguimiento individualizado y detallado de la persona. Ya que hemos de ser capaces de percibir lo imperceptible. El ojo clínico habrá de ser rápido, preciso y ducho en la materia que está observando. No se nos puede escapar ni el más mínimo detalle.

Hemos de percibir qué le gusta al paciente. Qué le resulta agradable. Ante qué estímulo responde más, ante qué canal sensitivo se muestra más atento… Es un trabajo arduo que requiere de mucha observación. Una observación amable y sentida de nuestro paciente.

Habitación Snoezelen

La confianza y la armonía son elementos imprescindibles en la estimulación sensorial

Por tanto, las salas Snoezelen estarán perfectamente equipadas para llevar a cabo esta práctica terapéutica. Además, el material tendrá que estar preparado y adaptado para poder generar este tipo de experiencias sensoriales. Experiencias que abarcarán todos nuestros sentidos. La vista, el olfato, el tacto, el oído y el gusto. Buscaremos generar un entorno muy humano. Un entorno en el que la confianza, el respeto y la atención hacia la persona tengan lugar.

Este lugar será un lugar agradable, un retiro especial y único. Un espacio lleno de armonía y calidez que sin duda alguna se traspasará la piel de la persona y de alguna manera se instalará en su interior. Como traspasan las melodías agradables y bellas y llegan hasta al alma.

Alicia Garrido Martín

Psicóloga humanista y habitante de este mundo. Amante de todo lo que ayude a expresar lo que el corazón siente y grita. La música, el dibujo y la escritura son mis vehículos favoritos para satisfacer esta necesidad.

Ver perfil »
Te puede gustar