Los 5 tipos de agnosias (y sus características)

La agnosia es la incapacidad para reconocer un estímulo familiar. Pero, ¿qué tipos de agnosias existen? En este artículo hablaremos de los 5 grandes grupos de agnosias, según la modalidad sensorial afectada.
Los 5 tipos de agnosias (y sus características)
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 29 junio, 2021.

Última actualización: 29 junio, 2021

La agnosia se define como aquella incapacidad para reconocer estímulos familiares y atribuirles significado. En función de diferentes parámetros, encontramos diferentes tipos de agnosias.

En este artículo nos centraremos en los tipos de agnosias según la modalidad sensorial afectada. Conoceremos las características de cada una y los subtipos de agnosias que encontramos dentro de cada grupo.

Las agnosias impiden que realicemos una interpretación correcta del significado de los estímulos. No se produce por déficits sensoriales, sino por la existencia de lesiones en áreas asociativas del córtex cerebral. Existen diferentes tipos de agnosias según el criterio que escojamos para clasificarlas.

Diferentes criterios de clasificación

En función del número de sentidos “afectados”, encontramos las agnosias unimodales (un solo sentido) y las polimodales (más de uno). Por otro lado, si solo afectan a un lado del cuerpo, encontramos las hemiagnosias.

En función del canal sensorial alterado, encontramos las agnosias visuales (que son las más frecuentes), las auditivas, las táctiles, las gustativas, las olfactorias y las somatosensoriales.

Finalmente, estas pueden aparecer de forma aislada, o acompañando a otros trastornos (por ejemplo, la heminegligencia). Vamos a ver ahora los diferentes tipos de agnosias según la modalidad sensorial afectada.

Ojo de un hombre

Tipos de agnosias según su modalidad sensorial

Según la modalidad que esté alterada, encontramos diferentes tipos de agnosias. Vamos a ver los detalles de cada una de ellas:

Agnosias visuales

Las agnosias visuales implican un reconocimiento visual alterado. Así, nos impiden reconocer objetos, colores, personas… Se dan en ausencia de defectos visuales, y en presencia de lesiones en las áreas de asociación visual.

En ellas no existen tampoco déficits atencionales, y el nivel mental de la persona está preservado. La capacidad de reconocimiento visual estaba preservada antes de la lesión.

Dentro de este grupo encontramos las agnosias visuales para objetos, así como otros tipos de agnosia visual. Estas últimas incluyen: la simultagnosia, la prosopagnosia, la agnosia cromática, la alexia agnósica y las agnosias del movimiento.

Agnosias auditivas

Las agnosias auditivas conllevan una dificultad para reconocer el significado de los estímulos acústicos. Aparecen como consecuencia de lesiones en el lóbulo temporal del cerebro.

Sin embargo, las áreas auditivas primarias están preservadas. Existen diferentes tipos de agnosia auditiva, según si el reconocimiento alterado es musical (lo que se denomina amusia), si lo es el reconocimiento de los sonidos no verbales (agnosia de sonidos) o el reconocimiento verbal (agnosia verbal pura).

Agnosias somatosensoriales

Las agnosias somatosensoriales conllevan una pérdida de la capacidad para reconocer las cualidades físicas de un objeto mediante el tacto. Así, implica dificultad para determinar el peso de este, su tamaño, forma, densidad o textura.

Se da en ausencia de hipoestesia (disminución patológica de la sensibilidad). Aparece como consecuencia de lesiones en la corteza somestésica asociativa del lóbulo parietal. Wernicke (1885) habló de dos modalidades diferentes de agnosia auditiva:

  • Asterognosia primaria: incapacidad para reconocer las características táctiles de un objeto.
  • Asterognosia secundaria o asimbolia: sería una aserognosia propiamente dicha (a diferencia de la anterior).

Tipos de agnosias somatosensoriales

Más allá de la clasificación de Wernicke, existen diferentes variantes de las agnosias somatonsensoriales. Así, encontramos:

  • Agnosia táctil: impide reconocer objetos mediante el tacto estando preservadas las áreas primarias del cerebro.
  • Barognosia: es la incapacidad para estimar el peso de un objeto por afectaciones en áreas parietales de asociación
  • Autotopagnosia: impide localizar y orientar las diferentes partes del cuerpo bajo órdenes o mediante imitación.
  • Agnosia digital: pérdida de capacidad para reconocer, identificar, seleccionar y orientar los dedos de la mano.
  • Agnosia espacial: es la incapacidad para reconocer lugares familiares o para orientarse en el espacio.

Agnosias olfatorias

Implican la pérdida temporal o prolongada en la capacidad para identificar olores, lo que se denomina anosmia. Es frecuente que resulten infradiagnosticadas. Dentro de las agnosias olfativas, existen diferentes variantes:

  • Hiposmia: déficit parcial de la capacidad para reconocer olores.
  • Anosmia selectiva: a determinadas sustancias u olores.
  • Hiperosmia: la capacidad para discriminar diferentes olores está exacerbada.
  • Parosmia: percepción errónea de los olores. Suele producirse en algunos tumores cerebrales.
  • Cacosmia: sensación permanente de mal olor.
Hombre con agnosia olfativa

Agnosias para las enfermedades

Dentro de las agnosias para las enfermedades encontramos diferentes tipos de las mismas. Entre ellas: la anosognosia, la asomatognosia, la anosodiaforia, la misoplejia, la somatoparafrenia y la analgoagnosia. ¿En qué consiste cada una?

Anosognosia

Es la falta de conciencia de los déficit sensitivos, motores, cognitivos o lingüísticos. Se producen como consecuencia del daño cerebral en personas con diversas patologías psiquíatricas o con demencia.

Asomatognosia

Es la negación de una parte del cuerpo correspondiente a la zona hemipléjica. Es característica de enfermos con síndrome de heminegligencia.

Anosodiaforia

Es una modalidad de asomatognosia ligera. Se caracteriza por la falta de suficiente conciencia de la enfermedad neurológica, aunque el paciente no llega a negar su existencia. También se conoce como la belle indiference.

Misoplejia

La misoplejia es la exacerbación del sentimiento de enfermedad neurológica. Se caracteriza por respuestas de odio o rechazo al miembro paralizado.

Somatoparafrenia

Es la percepción distorsionada de la enfermedad neurológica. Se caracteriza por la atribución del miembro lesionado a otra persona.

Analgoagnosia

Se define como la incapacidad para la comprensión del dolor a pesar de que no exista hipoestesia frente a los estímulos dolorosos. Se da una asimbolia frente a los estímulos nocioceptivos, es decir, se desconoce el significado del estímulo.

Como hemos visto, el campo de la neuropsicología y la neurología es tan misterioso como interesante. Existe gran cantidad de síntomas, estímulos y trastornos que desconocemos, y que padecen personas que han sufrido una lesión cerebral, lo que incluye agnosias de todo tipo.

Te podría interesar...
Agnosia, la incapacidad de reconocer lo conocido
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Agnosia, la incapacidad de reconocer lo conocido

Las lesiones cerebrales debido a determinados accidentes pueden hacer que lo que antes conocíamos ahora nos resulte extraño. A esto se le llama agn...



    • Gil, R. (2007). Neuropsicología. Barcelona: Masson.
    • Jurado, M.A. (2013). Neuropsicología de las enfermedades neurodegenerativas. Madrid: Síntesis.
    • Peña-Casano, J. (2007). Neurología de la conducta y neuropsicología. USA: Médica Panamericana.