¡Todos están en mi contra! - La Mente es Maravillosa

¡Todos están en mi contra!

Milagro Mendoza Gutierrez 2 diciembre, 2013 en Emociones 200 compartidos
Mujer cree que todos están en su contra

En ocasiones, en conversaciones informales o en consulta, alguien suele quejarse de las ofensas de otra persona que considera que se postula en su contra. Por lo general, se refieren a la emisión de opiniones. Estas afectan a la persona en su manera de relacionarse, sea laboral, familiar, social, y hasta cuando interactúa frente a autoridades o profesionales de la salud u otros.

Uno de los principales problemas que se presentan en las relaciones interpersonales tiene que ver con la comunicación. Sea: laboral, familiar, social o de pareja. Así, una situación típica entre las parejas, es: el marido llega a casa y al notar que no esta lista la cena concluye acerca de su esposa: estuvo todo el día con sus amigas. Mientras que ante el argumento del esposo de no sentirse entendido. La esposa, reacciona: ¿me dices bruta?

En el ámbito laboral encontramos al empleado convencido que su jefe lo descalifica ante otros, tan solo por oír una conversación a medias.
Compartir

Las consecuencias de quejarse

La persona que suele quejarse de su mala relación con otros puede experimentar rabia, ira, tristeza, amargura, o desconfianza, entre otras emociones negativas. Las cuales pueden provocar respuestas iracundas, hasta violentas hacia otras personas, o caer en estados depresivos y ansiosos.Cuando revisamos con atención el problema, vemos que parte de el se origina en la manera de percibir.

Amiga sospechando que la están criticando

El principal error en la comunicación de las personas, es la tendencia a la interpretación o suposición de lo que  el otro dice. Dándole un significado más allá de lo expresado y basado en las emociones y creencias del que escucha.
Compartir

Las distorsiones son a menudo formas perjudiciales de pensar. Son un quiebre en la lógica del pensamiento lógico y de la probabilidad. Entre ellas tenemos: la especulación, generalización, maximización, catastrofismo, y así sucesivamente hasta completar los 9 estilos de pensamiento nocivo, conocido como distorsiones cognitivas en la psicología cognitiva conductual.

Las expresiones y la manera de utilizarlas habitualmente nos señalan cuál es el humo que empaña la comunicación. Una generalización, muy conocida entre las mujeres, es que todos los hombres son iguales. Alegato que suele ser muy corriente en conversaciones que tratan sobre la infidelidad. Pero ¿2 o 3 personas representan estadísticamente a los mas de 2500 millones de hombres en la tierra? La vida no alcanza para conocer a cada uno. Por lo tanto, el analizar objetivamente tal creencia nos lleva a reconocer que es un error en la lógica.

El estado de ánimo afecta a nuestra percepción

Cuando las personas se encuentran con un estado de animo alterado, suelen interpretar lo escuchado en el sentido de este estado de ánimo. Típicas, son estas palabras: tu dijiste bla bla bla y yo entendí bla bla bla. El problema, no es del que habla sino del que interpreta. Nosotros no necesitamos ser interpretados. Tal conducta, se basa en la proyección del que escucha. Pero, ¿están en realidad los demás en contra de mí?

Así que las proyecciones y distorsiones junto al ego son un cóctel toxico que perjudica e interfiere en la comunicación. Familias separadas, personas heridas, divorcios, y hasta asesinatos se han producido tan solo por darle rienda suelta a la maquinación mental. Las ofensas, irreales, son producto de esta situación. ¿Cuántas novelas no habrían terminado en dos capítulos si los dos personajes hubieran hablado a tiempo?

El ego, suele aparecer para defender con vehemencia el tener la razón; quien distorsiona e interpreta dando un significado que no posee. No escucha ni permite la reflexión ya que relaciona la expresión que ha escuchado o el gesto que ha visto con su valía personal con la falsa creencia de ser perfecto.
Compartir

En muchas ocasiones, las personas se provocan un impacto afectivo negativo por su manera de pensar. Dentro de las distorsiones, cuando una persona esta arraigada en esta conducta nociva, puede derivar en “ideas referenciales”. Puede oír o escuchar una conversación, un noticiero, una entrevista de radio y concluir que se refiere a ella. Derivando en pensamientos paranoicos: De carácter persecutorio. Los demás le quieren hacer daño. Lo que le ocurre, es intencional. etc. Esto no quiere decir que todos estén en su contra.

Chica siendo criticada

Tener una comunicación de calidad

Para tener una comunicación de calidad y dejar de creer que todo el mundo está en contra nuestra, vamos a descubrir algunos consejos que nos vendría bien tener siempre en cuenta:

  • No especular. Pregunte y repregunte, si no entiende a satisfacción lo que se le comunica. No coloque palabras en la boca de la otra persona.
  • No interpretar. Nuestro idioma, no necesita interpretación. La traducción es para quienes no hablan español. Las interpretaciones son subjetivas y están teñidas del significado que usted le da. Basándose en las creencias y emociones que abriga hacia sí.
  • No maximizar: Las personas somos únicas. Tenemos libre albedrío. Tampoco generalice. Todos somos distintos, hasta los hijos criados en la misma familia.
  • No proyectar. Muchas veces vemos en los demás aquello que es nuestro. Por ejemplo, si creemos que los demás nos critican, quizás nosotros criticamos, también.
  • Hacer pausas. Si siente rabia, decepción, ira, etc. Primero, deténganse. Pregúntese: ¿Qué evidencia tengo de que es cierto lo que pienso?
  • No usar el lector de mentes: Ninguna persona puede leer la mente de otra. Eso es falacia. El que usted conozca a una persona, desde mucho tiempo atrás, no le confiere el poder para conocer sus pensamientos y emociones
  • El objetivo de la comunicación es entablar un canal donde transmitimos nuestras emociones, sensaciones  y pensamientos de una persona a otra. Para ello, es positiva una escucha activa.
  • Ser empático: Es colocarse en el lugar de la otra persona. No es pensar por el otro. ¿Como te gustarla que te tratarán a tí? Asimismo, es la empatía. Dar el trato que queramos.
  • El catastrofismo: Es esperar siempre lo peor. Es de las piedras que llevan a la ansiedad.

Ahora que ya has aprendido que en realidad no todo el mundo está en contra de ti, sino que esto es una percepción tuya, es el momento de poner todos los consejos mencionados en práctica para mejorar tus relaciones con los demás.

Milagro Mendoza Gutierrez

Ver perfil »
Te puede gustar