Tengo en mí todos los sueños del mundo - La Mente es Maravillosa

Tengo en mí todos los sueños del mundo

Lorena Vara González 16, Noviembre 2016 en Psicología 1582 compartidos

Tengo en mí todos los sueños del mundo. Esos sueños por los que sí luchas, pueden hacerse realidad, aunque igual no de la manera en la que pensabas. Porque este mundo está lleno de posibilidades infinitas. Y aunque esas posibilidades pueden sorprenderte, si no te rindes, pueden llevarte hacia aquello por lo que tanto luchas.

Quizás todo esto te suene demasiado utópico. Igual eres de los que piensa que no todo se puede hacerse realidad porque no todo es posible. Bueno, sin perder de vista la realidad, espero que si sigues leyendo cambies de opinión. Piensa que, a veces, las posibilidades llegan escondidas de distintas formas y, por tanto, algunas pueden pasar un poco inadvertidas.

Te invito a que pienses en tus sueños mientras lees este texto. Igual encuentras un camino distinto para llegar a ellos. Nunca se sabe, igual la vida tiene distintas sorpresas preparadas para ti y no estás siendo consciente de ellas. Ahora abre los ojos y la mente para entender lo que vas a leer.

“Quizás digas que soy un soñador
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo vivirá unido”

Imagine, John Lennon-

mujer con casa en la cabeza

En cabezas cuadradas no caben ideas redondas

En “mentes cuadradas” no caben ideas redondas, porque en la vida de los “cabeza cuadrada” solo hay una forma de pensar. Son esas personas que te dicen que dejes de soñar. Que te repiten que pongas de una vez los pies en la tierra porque entre lo que anhelas y lo tangible hay un trecho que es insalvable para ti.

¿Crees que soñar con volar es una utopía? Lo será si estás convencido de ello. Lo será si esperas a que te crezcan las alas para levantar el vuelo. Pero si no haces caso a los “cabezas cuadradas” y decides luchar por tus sueños, puede que les demuestres lo equivocados que están.

Desde que existen los pájaros el hombre ha soñado con volar. Muchos se rindieron al ver que no les crecían las alas, pero hubo alguien que no dejó descansar ese sueño en su mente y consiguió despegar los pies del suelo. Ese alguien fue Leonardo Da Vinci, que decidió ver las posibilidades de sus aspiraciones y construyó unas alas que le permitieron levantar el vuelo.

Ahora quizá el ejemplo te parezca sencillo, pero en su momento le tachaban de loco. También a aquellos que querían caminar sobre las aguas, hasta que alguien lo hizo posible construyendo el primer barco. Porque la historia ha demostrado que muchos proyectos a los que las “mentes cuadradas” tacharon de locura, después no solo se han materializado sino que han revolucionado el mundo tal y como lo conocíamos hasta ese momento.

En todos los casos, los artífices tuvieron que hacer frente a la conformidad con la que los demás tentaban y, en algunos casos, torturaban.
Compartir

hombre subido a una escalera manteniendo el equilibrio

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo, aunque tengas que pelear mucho por ello. Quizás estés rodeado de mentes cuadradas, de vampiros de ilusiones, de monstruos que matan sueños, pero eres tú el que tiene que luchar por ellos. Nadie va a regalarte nada en un mundo lleno de “mentes cuadradas”.

Pero, ¿cuáles son tus sueños?, ¿realmente luchas por ellos? Muchas veces uno sueña con ser rico mientras espera a que le toque la lotería sentado en un sofá. Bueno, nadie dijo nunca que para cumplir tus sueños solo hubiera que sentarse a esperar.

Si sueñas con ser rico, por ejemplo, tendrás que definir qué significa eso para ti. ¿Tener tanto dinero que no sepas que hacer con él?, ¿tener el dinero suficiente para que tú y tu familia podáis vivir bien?, o simplemente ¿tener el dinero suficiente para ser feliz?, pero entonces, ¿qué es ser feliz?

Puede que nunca te hayas parado a pensar en estas preguntas. Puede que ser rico forme parte de tus sueños porque forma parte de los sueños de casi todos, aunque para casi todos sean esos sueños considerados utópicos. Son así porque no se han planteado la realidad de alcanzarlos, ni siquiera de rozarlos con los dedos, no son reales y por eso para ellos permanecen en el mundo de los sueños.

Pero desde aquí te digo y te repito que, si puedes soñarlo, puedes hacerlo. Pero puedes hacerlo solo si tienes claro qué son tus sueños. Que sean tuyos y tengas el valor de luchar por ellos.

No pienses en fracasar como aquellos que se quejan de no cumplir sus sueños mientras hablan del fracaso sentados y nunca los han querido luchar.
Compartir

creatividad, el poder de tu imaginación

Si luchas por tus sueños podrás hacerlos realidad

Así que coge fuerzas y no dejes de soñar. Porque si luchas por tus sueños podrás hacerlos realidad. Puede que te lleven mucho tiempo y que no veas sus resultados. Pero la vida no es fácil, sigue luchando. También puede que no vengan tal y como los habías imaginado, pero igual aquello en lo que no pensabas es lo que en un futuro te hará la persona más feliz del mundo.

Abre los ojos y la mente, no niegues aquello que ahora no puedes ver. La realidad siempre supera la ficción gracias a aquellos que son capaces de luchar y soñar con algo mejor. Nunca dejes de soñar y no aceptes a aquellos que te digan que la realidad no se puede cambiar.
Compartir

Por eso tengo en mí todos los sueños del mundo. Así puedo elegir aquellos por los que quiero luchar sin dejar de ver otras cosas que puede que me lleven a aquello que más quiero, la felicidad. Rendirse ante aquellos que no luchan y no ven más allá no ayuda. Al igual que esperar a que todo se solucione solo sin tenerte que esforzar. Solo el que arriesga gana y el que lucha obtiene aquello que, de momento, está escrito en sus sueños.

Lorena Vara González

Psicóloga General Sanitaria. La escritura es esa melodía que te transporta a otros lugares y la psicología el sendero que le da sentido. No somos etiquetas sino personas que buscan su camino.

Ver perfil »