Tratamientos eficaces para el trastorno de ansiedad generalizada

11 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
El trastorno de ansiedad generalizada provoca mucho malestar y deterioro en la vida de quien lo sufre. Sin embargo, existen tratamientos eficaces para abordarlo.

Todos nos preocupamos por asuntos cotidianos: el trabajo, el dinero, la familia… Sin embargo, quienes padecen un trastorno de ansiedad generalizada ven su vida totalmente limitada por esta inquietud incontrolable. Por suerte, hoy en día, contamos con intervenciones eficaces para abordar esta enfermedad.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) consiste en experimentar una preocupación excesiva acerca de una amplia gama de temas. La intensidad de la ansiedad y la cantidad de elementos que la disparan son lo que caracteriza a este desorden.

Las personas con TAG tienen grandes dificultades para controlar su preocupación. Aparecen además otros síntomas, tales como tensión muscular, dificultad para concentrarse o alteraciones del sueño. Esta incesante agitación interna termina causando un gran malestar y afectando a las personas en diferentes niveles y planos.

El TAG suele comenzar en la adolescencia o inicio de la edad adulta y tiene un desarrollo gradual. Este trastorno es de carácter crónico y muchas personas padecen sus síntomas durante años antes de buscar ayuda. Sin embargo, existen varios tratamientos eficaces.

Hombre con ansiedad apoyado en la ventana

Tratamientos farmacológicos para el trastorno de ansiedad generalizada

Benzodiacepinas

Las benzodiacepinas son medicamentos de efecto sedante y ansiolítico. Han demostrado ser eficaces en los casos más graves. En estos casos, durante las primeras cuatro/seis semanas logramos con su administración grandes mejoras en los síntomas somáticos y de ansiedad.

Sin embargo, con el paso del tiempo, generan tolerancia y dependencia, lo que dificulta enormemente su retirada. Provocan, además, otros muchos efectos adversos, tales como somnolencia, confusión, dificultades psicomotoras y amnesia anterógrada.

Otros fármacos

En un primer momento se utilizaron los antidepresivos tricíclicos para el manejo del TAG, pero fueron sustituidos debido a sus efectos adversos. En la actualidad los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina han tomado el relevo, considerándose tratamientos de primera línea para este trastorno.

Estos fármacos también presentan efectos secundarios, como náuseas, vómitos, cefaleas o problemas sexuales. Sin embargo, pueden resultar de utilidad, especialmente, para personas que sufran al mismo tiempo un TAG y un trastorno del estado de ánimo.

La pregabalina, por su lado, tiene una acción rápida y eficaz. A la semana de tratamiento con ella, los pacientes suelen experimentar mejoras significativas en sus síntomas psíquicos y somáticos.

Tratamientos psicológicos para el trastorno de ansiedad generalizada

Dentro de los tratamientos psicológicos, la terapia cognitivo-conductual es la que mejores resultados ofrece. En ella se combinan diversas técnicas que se exponen a continuación:

Entrenamiento en relajación

Existen diversas técnicas para ayudar a disminuir el nivel de ansiedad y activación. Entre ellas, la relajación muscular progresiva es una de las más interesantes, ya que enseña a la persona a detectar la tensión en los diferentes grupos musculares y disminuirla.

Para maximizar su efectividad, todas las técnicas de relajación requieren de un tiempo de entrenamiento. A cambio, son realmente eficaces para ayudar a la persona a manejar su ansiedad. De esta forma, pueden hacer frente a las circunstancias vitales de una forma más adecuada.

Reestructuración cognitiva

Esta técnica persigue el objetivo de ayudar al paciente a modificar las creencias disfuncionales que le están dañando. Le enseña a valorar la veracidad de sus pensamientos y a buscar interpretaciones alternativas. Muchas veces, los problemas surgen de una incapacidad para pensar de forma flexible y objetiva. La manera en que nos sentimos está totalmente mediada por la interpretación que le damos a los acontecimientos.

Exposición

Una característica de las personas con TAG es que utilizan la preocupación como un medio de evitar las situaciones temidas. De algún modo, al preocuparse, sienten que están tomando el control sobre lo que temen y de esta forma evitan poner en marcha estrategias de afrontamiento directas. Así, es importante que la persona comience a exponerse de forma real a sus temores, pues la evitación solo empeora el problema.

Psicóloga con paciente

Tratamientos eficaces para el trastorno de ansiedad generalizada

En suma, podemos afirmar que la mejor alternativa terapéutica para el TAG es la psicoterapia cognitivo-conductual. Es superior al tratamiento con fármacos en eficacia y en el tiempo que se mantienen las mejoras. Además, está libre de efectos secundarios adversos. Eso sin olvidar que refuerza le autoncepto y la autoestima de la persona, adquiriendo herramientas que siempre podrá utilizar para afrontar la ansiedad.

El tratamiento con fármacos puede resultar de utilidad sobre todo al inicio del tratamiento. La reducción rápida de la ansiedad que consiguen puede ayudar a que la persona comience la psicoterapia en unas mejores condiciones. Sin embargo, no es recomendable utilizarlos como tratamiento único ni a largo plazo.

Capafons, A. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para la ansiedad generalizada. Psicothema13(3), 442-446. Ayuso Gutiérrez, J. L. (2008). ¿ Está justificado el tratamiento prolongado con benzodiacepinas?. Salud mental31(6), 429-430.