11 tipos de hombres que nunca deberían ser tu pareja

Evita establecer relaciones de pareja con aquellos hombres que presentan las siguientes características.
11 tipos de hombres que nunca deberían ser tu pareja

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 16 octubre, 2022

Ni los hombres, ni las mujeres somos perfectos. Estamos lejos de serlo. Todos estamos llenos de defectos y pasamos por momentos en los que realmente somos complicados de aguantar hasta para las personas que más nos quieren. Sin embargo, hay rasgos de la personalidad que pueden resultar altamente contraproducentes para las relaciones afectivas que van más allá de una serie de momentos puntuales.

El problema viene dado por dos realidades: nunca terminamos de conocer del todo a una persona y las personas cambian. Un hombre puede resultar absolutamente encantador en un comienzo, pero quizás luego tengas que preguntarte a dónde ha ido ese príncipe azul. O al contrario: alguien puede parecerte completamente aburrido y, con el tiempo, encuentras en él un encanto escondido.

“Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única”

–Jorge Luis Borges–

Lo que sí es cierto es que algunas personas tienen una manera de relacionarse con su afectividad y con la del resto muy desadaptativa. Quizás no pueden amar, o no toleran ser amados, o están atrapados dentro de su propio infierno de culpa, resentimiento o temor. En esos casos, salvo que obres un milagro la relación terminará fracasando. Así, a continuación te presentamos a tres tipos de hombres que es mejor que mantengas alejados de ti.

1. Los hombres que van de un extremo al otro

Son ese tipo de hombres que pasan de la mayor ternura a la máxima agresividad, en muchas ocasiones sin que haya hechos que ameriten este cambio. Nunca te explicas realmente qué pasó. Simplemente, un día se muere de amor por ti y te llena de halagos y caricias, pero al día siguiente te rechaza de una manera ácida y, a veces, cruel.

Hombre deja a su pareja

Suelen ser impulsivos. Sin darte cuenta cómo, empiezas a experimentar una profunda ambigüedad frente a ellos. Te derrites cuando están en su faceta amorosa. No puedes imaginar a un hombre más afectuoso y dedicado que él. Sientes que lo adoras y que es el gran amor con el que has soñado. Después, cuando despierta esa especie de monstruo que lleva dentro, experimentas todo lo contrario: rechazo y hasta odio por su inestabilidad o miedo porque te resulta impredecible.

Este tipo de hombres son agotadores emocionalmente. Tienen un profundo conflicto consigo mismos, que no han superado. Son bastante egocéntricos y por eso no tienen en cuenta los efectos que causan en ti. Lo cierto es que no están listos para tener una relación afectiva contigo, ni con nadie.

2. Los hombres que tienen por costumbre mentir

Hay muchas formas de mentir. La más obvia es hablar acerca de hechos o situaciones que jamás han ocurrido. Pero vivir en función de aparentar, prometer y no cumplir, acomodarse a circunstancias con las que no se está de acuerdo, también son manera de incurrir en la falsedad.

Al mentiroso generalmente se delata, no por la forma que te miente a ti, sino por cómo lo hace con los demás. Si lo hace con otros, ¿por qué no iba a hacerlo contigo? Muchas veces esas mentiras no son fáciles de detectar, porque hay hombres que son verdaderos profesionales de la simulación. De ahí que sea tan importante que nos fijemos en cómo se comporta con los demás.

Alguien que miente constantemente va a hacer imposible que crezca la confianza en la relación. Pronto te verás a ti misma haciendo pesquisas exhaustivas para atraparlo. O husmeando en sus cosas para ver si te engaña. Con los hombres compulsivamente mentirosos es imposible construir una relación que valga la pena.

3. Los hombres que te hacen sentir inhibida

Son esa clase de hombres con los que sientes como si todo el tiempo estuvieras pisando cáscaras de huevo. Suelen ser muy críticos con lo que haces, o dices, e incluso con la forma en la que vistes. Este rasgo es propio de quienes tienen mucho éxito o dinero y buscan simplemente una compañía que se comporte tan y como ellos quieren.

Problemas de pareja

Lo cierto es que siempre te sientes evaluada y, generalmente, descalificada. Piensas cada cosa veinte veces antes de decírsela. Mides muy bien la forma en que te comportas cuando él está contigo y permaneces en una actitud tensa, que no te deja ser espontánea. De pronto, te vuelves una persona muy silenciosa cuando estás en su presencia; o hablas, pero siempre estás atenta a la expresión que tenga frente a tus palabras.

En los casos más extremos, estos hombres controladores y narcisistas, también terminan siendo violentos. Creen que el mundo y todas las personas, especialmente su pareja, deben comportarse como a él se le ocurre que deben hacerlo. Lo suyo es la intimidación, bien sea con sutiles juegos psicológicos o con coacciones físicas directas. Con esta clase de hombres jamás podrás ser feliz.

4. Los hombres mimados

Se trata de hombres que aún no han cortado el cordón umbilical y dependen emocionalmente de su madre. Estos pueden ser muy atractivos, con respetadas carreras profesionales y, aun así, no pueden hacer nada sin la aprobación de mamá.

Por lo general, se les reconocen fácilmente, ya que viven con sus madres, cerca de ellas o las visita con frecuencia. También suelen pronunciar frases como “A mi madre le sale mejor”, “Mi madre me ha dicho que deberíamos…”, “Voy a llamar a mi madre a ver qué opina”.

Cuidado con estos hombres porque cuando por fin abres los ojos, tes das cuenta de que las decisiones de pareja nos son cosa de dos, sino que siempre habrá un jurado con ganas de participar en cada desacuerdo o conversación importante.

5. Los que desaparecen

Son los típicos hombres que solo aparecen por un par de días para ofrecerte unas copas y una noche de pasión. Luego, no sabes más de ellos por días. Hasta que vuelven a buscarte con el mismo plan.

Si solo quieres divertirte y no estás buscando algo serio, este tipo de comportamiento no debería suponer un problema. Pero, si lo que buscas es una pareja estable y seria, definitivamente este no es tu tipo. En este caso pueden pasar dos cosas: o te aburrirás y lo terminarás mandando lejos; o te engancharás de más y tendrás que marcharte tú para no sufrir más desilusiones.

6. Los hombres que no han superado a su ex

Muchas personas, independientemente del género, intentan superar a sus exparejas a través de una nueva relación sentimental. Sin embargo, esto suele ser contraproducente pues, por un lado, impide la elaboración del duelo por la relación pérdida y, por el otro, condena la nueva relación al fracaso.

Por tanto, evita salir con aquellos hombres que claramente siguen sintiendo algo por su ex, ya que es probable que sean dependientes emocionales que necesitan de una relación sentimental para sentirse seguros. En estos casos, algunas señales de alerta son: hablar demasiado de su ex o no querer hablar de ella en absoluto; seguir en contacto con la expareja de forma constante; o revisar frecuentemente sus redes y reaccionar a sus publicaciones.

7. Hombres mantenidos

Aquellos son los que siempre tienen una excusa para no aportar económicamente en ninguna circunstancia. Todas sus conversaciones están basadas en grandes planes a futuro, pero jamás concretan ninguno.  Las excusas son su rutina y todo el tiempo se sienten víctimas de quienes no supieron valorarlos. Lo único que hacen es vivir cómodamente de sus parejas.

8. Los autoritarios

Se expresan y caminan por la vida convencidos de que tienen toda la autoridad. Sus parejas son parte de sus logros y deben respetar sus decisiones y deseos. Sus convicciones son inamovibles y no toleran que nadie piense diferente a él.

9. Los egocéntricos

Si estás con alguien que tiende a anteponer sus necesidades, muestra poco interés en ti y tus pasiones y se considera el mejor chico del planeta, es hora de que tomes nota de que estás saliendo con alguien egoísta y arrogante. . Cuando un chico tiene un ego demasiado inflado e intenta demostrarte que es un experto en todo, el consejo que debes seguir es dejar de salir con él.

10. El que no se esfuerza

Si siempre tienes que contactarlo, hacer los planes y todo lo posible para mantener la conexión a flote, este es un tipo que debe evitar. Tanto tú como el hombre con el que estás saliendo tienen que esforzarse para pasar tiempo juntos y conocerse.

11. Los mujeriegos

Se creen los más guapos e irresistibles. Por una cuestión de ego, no logran mantener un compromiso con una sola persona y la idea de auténtica fidelidad les resulta innecesaria y poco atractiva. Necesitan demostrarse a sí mismos que siempre pueden ganarle una mujer al resto de los hombres, y al mismo tiempo, necesitan demostrarse a sí mismos que pueden conseguir a cualquiera, porque son guapos y encantadores.

Ahora que ya conoces cuáles son los tipos de hombres con los que no conviene salir, presta atención a las señales que te envían. ¿Alguna vez has intimado con alguno de ellos? ¿Cómo fue la experiencia?

 

 

Te podría interesar...
Atrae el amor a tu vida
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Atrae el amor a tu vida

El amor es una de las ilusiones más grandes del ser humano ¿Quieres saber como atraer el amor a tu vida? Te lo explicamos en unos sencillos pasos, ...



  • Brock, H., & Hany, M. (2020). Obsessive-compulsive disorder. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK553162/
  • Toomey, E., Hardeman, W., Hankonen, N., Byrne, M., McSharry, J., Matvienko-Sikar, K., & Lorencatto, F. (2020). Focusing on fidelity: narrative review and recommendations for improving intervention fidelity within trials of health behaviour change interventions. Health Psychology and Behavioral Medicine8(1), 132-151.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.