Un amigo es un tesoro que hay que cuidar

Sonia Budner · 5 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 5 mayo, 2019
Hay un hermoso misterio que rodea el hecho de tener un amigo: el de saber quiénes son nuestros verdaderos amigos sin tener que sentarnos a pensar demasiado sobre ello

Quien tiene un amigo tiene un tesoro, dice el refrán. Y no puede ser más cierto. La amistad importa. Es uno de los factores que suman a nuestra vida, y mucho. Se dice que un amigo es un tesoro, un regalo que nos hacemos a nosotros mismos. La confianza, la honestidad y la autenticidad es algo que compartimos mutuamente con un amigo de verdad.

La amistad es una complicidad en la que el lenguaje no son tan solo palabras, sino significados. Es una relación de apoyo y aliento mutuo en la que se toleran los defectos y se acepta incondicionalmente sin importar las circunstancias o lo que pueda estar pasando.

¿Cuál es el verdadero significado de la amistad? Difícil describirlo. Podría ser un entendimiento cargado de afecto que se da entre dos personas de manera única y particular. Ese que nos ayuda a definirnos a nosotros mismos y a dar también significado a nuestras vidas.

Un amigo es un tesoro, sin duda, pero determinar una definición única es complejo, ya que existen diferentes categorías de amistades. No hay duda de que son relaciones únicas… No obstante, la perspectiva psicológica entiende la amistad desde el ámbito socioemocional y esta se caracteriza por la interdependencia de la relación.

“No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, no puedo liderar. Solo camina a mi lado y sé mi amigo”.

-Albert Camus-

Amigas dándose un abrazo

Amistad aristotélica

Aristóteles se interesó profundamente por el concepto de amistad. Según él, la amistad es la manera más liviana y más sincera de ser tocado por Eros. La clasificó en tres tipologías: funcionales, accidentales e intencionales.

  • Amistad de utilidad: es una amistad basada en el beneficio recíproco más que en el afecto. Son más comunes entre adultos que entre jóvenes y suelen durar en el tiempo lo que dura el beneficio.
  • Amistad accidental: este es un tipo de amistad muy frecuente en los jóvenes. Son amistades basadas en el placer. Se comparten aficiones y se entiende la amistad en un sentido lúdico. Son los amigos para salir de fiestas, practicar deportes o cualquier otra actividad. Suelen durar en el tiempo hasta que los gustos y las aficiones cambian.
  • Amistad de lo bueno: en esta forma de amistad no se encuentra razón para sacar beneficio. Esta basada en afecto real y se comparte una visión y aprecio por lo bueno y virtuoso de la vida. Son relaciones basadas en la bondad y suelen durar toda la vida.

La alianza entre dos grandes naturalezas

Ralph Waldo Emerson nos ofrece un aspecto diferente sobre la amistad, algo más realista. Según Emerson la verdadera amistad no requiere virtudes. Sería algo así como una bella mezcla de semejanzas y disparidades que nos une a la otra persona. Visto así, no hay duda que un amigo es un tesoro.

Además, habría una condición imprescindible para que se diera la autentica amistad entre dos personas: la capacidad mutua de prescindir de ella.

Emerson denomina a los amigos como la alianza entre dos grandes y formidables naturalezas que se contemplan mutuamente y reconocen la profundad identidad de cada uno. Se siente unidos a pesar de las disparidades.

La familia que elegimos

En cierta manera, nuestro círculo de amistades son la familia que elegimos. De uno u otro tipo, la amistad genera fuertes alianzas y respeto mutuo. Son relaciones en las que las personas se involucran voluntariamente. La familia de sangre no siempre resulta ser con quien nos identificamos.

“Lo que hace indisoluble a las amistades y dobla su encanto, es un sentimiento que le falta al amor, la certeza”.

-Honoré de Balzac-

Existen dos tipos de factores por los que nos guiamos en la elección de nuestros amigos potenciales, los factores individuales y los factores ambientales. Dentro de los primeros se encuentran influencias como nuestras habilidades sociales, la similitud y la accesibilidad de cada uno.

Los factores ambientales son también importantes a la hora de definir una amistad y entre ellos influyen decisivamente los eventos de la vida, la proximidad geográfica y la preferencia por determinadas actividades.

Parece que los estudios acerca de estos aspectos demuestran que nos decantamos por amigos en los que creemos encontrar similitudes con nosotros mismos y con un tipo de personalidad que nos permita disfrutar de su compañía. Todo parece indicar que estos términos que nos llevan a encontrar amistades disminuyen potenciales conflictos en la relación.

Importancia de la amistad

Una relación sin máscaras

Dicen que cuando los amigos son de verdad los muros no existen y uno se comporta tal y como es realmente, sin miedo. Son personas que nos conocen bien, incluso a veces mejor que nosotros mismos. Se puede hablar de cualquier cosa y la relación que se construye define de alguna manera quienes somos.

“Un amigo es alguien que conoce la canción de tu corazón y puede cantarla cuando a ti ya se te ha olvidado la letra”.

-Julio Ramón Ribeyro-

Un amigo es un testigo de nuestra vida, es el testimonio vivo de lo que nos sucede. Son espejos en los que nos reflejamos y un refugio basado en el amor y el respeto. Sacan lo mejor de nosotros y conocen lo bueno, lo malo, lo bello y lo feo que llevamos dentro.

 

  • Baker, Jennifer (2017) What is Friendship? Emerson's Praise and Worries about Friends. Psychology Today. Recuperado de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/the-love-wisdom/201703/what-is-friendship
  • Degges-White, Suzanne (2018) Friendology: The Science of Friendship. Why do we like the people we like? Psychology Today. Recuperado de  https://www.psychologytoday.com/us/blog/lifetime-connections/201805/friendology-the-science-friendship
  • John M. Cooper (1977) Aristotle on the Forms of Friendship. The Review of Metaphysics Vol. 30, No. 4 pp. 619-648. Philosophy Education Society Inc.
  • Elnimeiri, Ahmed (2016) Thoreau and Emerson: An Anatomy of a Friendship. Journal of Comparative Poetics Vol. 36