Un amor para toda la vida - La Mente es Maravillosa

Un amor para toda la vida

Marta García Gonzalez 14 agosto, 2015 en Emociones 2054 compartidos

Hay parejas que suscitan admiración, que saben mantenerse cada día más enamoradas y compenetradas. Parecen capaces de superar cambios y crisis sin separarse y, sobre todo, manteniendo íntegro su amor. 

Ejemplos raros en una sociedad donde las relaciones superan raramente los 7 años de duración, sufriendo en la mayoría de los casos un proceso de erosión del amor que suele desfogar en conflictos y separaciones. 

¿Cuál es el secreto de las parejas cuyo amor dura toda la vida?

Cuando comenzamos una nueva historia de amor deseamos que sea “la definitiva”, que nos dure toda la vida, tal y como impone el estereotipo actual. Con frecuencia, poco tiempo después nos preguntamos cómo, a pesar del esfuerzo que realizamos, el amor se acaba.

Pareja besándose con amor

El sufrimiento sentimental y los problemas en las relaciones son uno de los motivos más frecuentes de malestar existencial. Pero, para comprender por qué una pareja no resiste la prueba del tiempo, es más útil enfocarse en cómo una relación funciona cuando es estable, satisfactoria y duradera, en lugar de ir en busca de las causas de la separación.

No existe un modelo general de amor para toda la vida. Pero las parejas duraderas tienen en común la capacidad de hacer frente a los cambios de la otra persona, así como a eventos críticos que inevitablemente marcan la existencia de uno o ambos componentes de la pareja.

Un acontecimiento crítico puede ser, por ejemplo, la dificultad para entrar en el mundo laboral o la muerte de una persona significativa. Pero incluso un evento positivo puede ser determinante para el equilibrio de la pareja: el éxito profesional, casarse o tener un hijo.

En estos casos, nuestra mente intenta resistir el cambio y lucha para adaptarse a las nuevas circunstancias. De esta forma, podemos determinar que la pareja duradera se caracteriza por una cualidad que la distingue de las demás: la resiliencia.

¿Qué es la resiliencia de pareja?

Pareja abrazada con amor

Si la resiliencia de una persona es su capacidad para superar y sacar fuerzas de las circunstancias adversas o estresantes. La resiliencia de pareja es la competencia compartida para reaccionar a los cambios con flexibilidad y dinamismo.

Se trata de una cualidad emergente de la pareja, no de la persona individual y proviene de la particular forma en la que interactúan. En ocasiones, personas poco resilientes pueden llegar a tener relaciones muy duraderas o viceversa, sujetos resilientes se convierten en personas extremadamente frágiles dentro de una relación amorosa.

Características de las parejas duraderas

  • Comparten valores: Una pareja resiliente, en primer lugar, posee una fuerte compenetración, están de acuerdo con la prioridad que dan al sexo, dinero, trabajo, familia, amistad, etc. Están dispuestos a aceptar sus diferencias de opinión sin convertirlas en asuntos de estado.
Las parejas inoxidables raramente construyen limitaciones y reglas que limiten la libertad individual de su compañero.
Compartir
  • Libertad y desarrollo personal: la pareja resiliente se concede un amplio espacio de libertad, estimulando y los promoviendo el desarrollo personal de ambos miembros. Lo que llama la atención en las parejas estables es la clara división de roles, que no es consecuencia de una decisión unilateral, sino espontánea, acordada y, sobre todo, flexible.
  • Alta independencia familiar: las parejas resilientes forman una familia y limitan la interferencia de los padres y parientes, aunque permanezcan totalmente integrados en la familia. En comparación, las parejas poco estables tienden a mantener una unión con sus padres al límite de la simbiosis. 

Pareja que se besa con amor

  • Sexo y pasión: las parejas resilientes mejoran su vida sexual con el paso del tiempo y saben gestionar los periodos en los que, fisiologicamente, puede haber una pérdida de la libido. Una pareja resiliente tiene sexo, una en declive lo hace mal y sin pasión, o ni siquiera disfrutan de estos momentos.

Aunque con la edad se tiende a reducir la actividad sexual, la pareja duradera reacciona reduciendo la frecuencia de las relaciones a favor de su intensidad y su calidad en términos de satisfacción mutua.

La pasión, ingrediente necesario aunque no suficiente de la resiliencia de pareja: el deseo, sensación de belleza, de feeling epidérmico que continúa a pesar de las crisis y los años que pasen.

Resiliencia, elixir de larga vida del amor, no es una píldora que puede tomarse según necesidad, ni un remedio para parejas en crisis. Es el resultado de un compromiso genuino y continuo, basado en el respeto mutuo y en la toma de conciencia de que estar juntos es una opción que se renueva cada día. 

Marta García Gonzalez

Ver perfil »
Te puede gustar