Una manera muy fácil de mejorar tu estado de ánimo

Una manera muy fácil de mejorar tu estado de ánimo

Edith Sánchez 21 diciembre, 2013 en Psicología 5 compartidos
Chica haciendo ejercicio para mejorar el estado de ánimo

No es uno, hay cientos de estudios que confirman la notable incidencia del ejercicio físico sobre el estado de ánimo. Particularmente, se ha establecido que practicar actividades físicas regularmente tiene un efecto preventivo frente a problemas de ansiedad y depresión.

Con frecuencia olvidamos que cuerpo y mente son una unidad indisoluble. Lo que pasa en tu cuerpo afecta tu mente y viceversa. De hecho, hay importantes razones para establecer que la mente, de manera preponderante, determina el buen funcionamiento del cuerpo.

Por eso cuando te sientes triste, aumentan las probabilidades de que te contagies con algún virus, o de sufrir migrañas o problemas estomacales. La razón es simple: lo que llamamos “mente” habita en un lugar físico, que es el cerebro. Este órgano determina el funcionamiento de todo el cuerpo y tiene incidencia en cada uno de los órganos.

Tratamientos farmacológicos

Mujer triste con un estado de ánimo bajo

Un estado anímico, como la depresión, por ejemplo, se expresa orgánicamente de diferentes maneras. Una de ellas es la aparición de algunos cambios químicos en el funcionamiento del cerebro. Se producen menos endorfinas y otros componentes. Esto, a la vez, hace que cambien tus emociones y la forma como percibes el mundo.

La respuesta de la ciencia ante estos fenómenos regularmente ha sido la de recetar fármacos para que retorne el equilibro perdido. El problema es que su acción no es permanente, sino fugaz, y puede surgir una dinámica exactamente igual a la de un adicto: necesitas consumir la droga con relativa frecuencia para sentirte mejor.

Adicionalmente, los fármacos psiquiátricos tienen importantes efectos secundarios, que afectan tanto la salud física como la mente misma. Algunas personas experimentan temblores, dificultades para dormir o náuseas cuando consumen este tipo de drogas. Muchos han reportado el incremento de la depresión o la ansiedad después de haber tomado el fármaco con regularidad durante algunos años.

Para muchos expertos, este tipo de tratamientos no solucionan el problema, sino que simplemente lo enmascaran.
Compartir

Métodos naturales para mejorar el estado de ánimo

Lo ideal sería tratar la depresión a través de la conversación, de la palabra, en el marco de una terapia. Pero no todos se sienten atraídos por esa posibilidad o, en cualquier caso, no encuentran alivio para su dolor a corto plazo, aunque consulten a un profesional.

Mujer haciendo deporte y mejorando el estado de ánimo

Aquí aparece también el ejercicio físico como una alternativa barata, divertida y muy eficaz para tratar este tipo de síntomas y mejorar el estado de ánimo. Esto también tiene una explicación química.

En una investigación llevada a cabo en la Universidad Duke se comparó a dos grupos: un grupo de adultos con depresión que siguieron un plan de ejercicio regular y otro grupo en el que se abordó la problemática a través de “Sertralina”, una pastilla para la depresión.

El resultado fue que en ambos casos hubo mejoría en la misma proporción. Este y otros muchos estudios sugieren que es válida la hipótesis de que el ejercicio físico produce cambios químicos en el cerebro, comparables con los que originaría un fármaco. Incluso algunos investigadores de la Universidad de Georgia afirman que es capaz de alterar ciertos genes, lo cual tendría efectos sobre el estado de ánimo.

Otros beneficios de hacer ejercicio

También se afirma que el ejercicio incrementa las ondas alfa en el cerebro. Esto tiene un efecto similar al de un tranquilizante. Y parece existir una relación estrecha entre el ejercicio y la autoestima. La valoración propia tiende a incrementarse si seguimos un programa regular de actividad física.

El sedentarismo, a su vez, tiene el efecto opuesto. Cuanto más pasiva permanezca una persona, desde el punto de vista físico, mayor será su tendencia a desarrollar episodios de ansiedad y depresión.

El efecto de la actividad física se experimenta casi de forma inmediata, pero el cambio significativo aparece si se practica de manera regular. Dedicarle quince o veinte minutos del día a ejercitarte puede incrementar tu sensación de bienestar y mejorar tu estado de ánimo mucho más de lo que puedas imaginarte. ¿Te animas?

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

Ver perfil »
Te puede gustar