Una nueva vida sin tu ex

Este artículo fue redactado y avalado por Claudio Navarro
· 20 mayo, 2014

Terminar una relación de pareja le puede romper el corazón a cualquiera. Pareciera que nada más vale la pena, que todos están contra ti, y que nunca más podrás volver a enamorarte… Por muy difícil que pueda parecer, ¡una nueva vida sin tu ex, es posible!

La ruptura amorosa implica una serie de estados emocionales que no todos saben sobrellevar. Muchos se sienten morir; les resulta difícil pensar en seguir la vida sin su pareja. Pero quienes logran salir adelante de este dolor que prosigue a un rompimiento, llegan a reconstruir su vida y a experimentar una felicidad más genuina.

¡Nunca podré olvidarl@!

Eso suele ser lo primero que pasa por la mente, sobre todo si no encuentras el motivo de la ruptura, o aún cuando tú lo hayas propiciado. Puede ser que todo haya pasado tan rápido y que te cueste más trabajo digerirlo. Tu nueva vida tendrá momentos sin tu ex, momentos a los que tendrás que acostumbrarte a estar a solas. Sin embargo, lo ideal será aprovechar estos momentos para comenzar a profundizar en cada uno de nosotros y emprender un viaje hacia nuestro interior.

El recuerdo de una pareja puede ser eterno, pero en cada uno está crear el mejor recuerdo y dejarlo ir sin tormentos. Poco a poco, o de una sola vez, es necesario soltarlo a fin de dar cabida a una nueva relación. Claro, en el momento propicio. De otra manera, efectivamente, ¡puedes sufrir toda la vida!

Seguridad en uno mismo

Algo que definitivamente ayuda es tener confianza en sí mismo. Quizá fuiste tú quien cometió el error y pagaste las consecuencias. Pero aún así, puedes aprender de ese error y superarte como persona. Verás los beneficios al iniciar una nueva relación y, seguramente, está será más duradera.

Si te empecinas en culparte o culpar a tu pareja por el término de su relación, no habrás aprendido y es muy probable que tardes tiempo en establecer un nuevo vínculo sano y estable. O quizá tengas múltiples relaciones, pero todas de corta duración.

Vivir sin tu ex: acéptalo y sigue adelante

Hay varias formas de aceptar una ruptura. Puedes expresar tu dolor de distintas maneras, ya sea llorando, gritando o maldiciendo. Solo procura que este periodo no dure demasiado tiempo, de lo contrario te puedes volver una persona amargada. Vivir sin tu ex puede resultar imposible los primeros días, pero sin duda, a medida que pase el tiempo y lleves una vida con normalidad, verás que no es complicado como parecía.

Expresar tu dolor te ayudará a vivir sin esa persona en tu vida y tener proyectos de futuro con nuevas motivaciones. Si crees que el sufrimiento que experimentas está durando más de lo “normal” y que esto interfiere con el desenvolvimiento de otras áreas de tu vida, quizás haya llegado el momento de buscar ayuda profesional. Considera la posibilidad de realizar una consulta psicológica.

Toma consciencia de lo sucedido

Cuando te haces consciente de lo que sucedió al romper con tu pareja, es más fácil que no repitas ciertas acciones o actitudes. Con el análisis de la situación podrías descubrir, por ejemplo, que hay un foco rojo diciéndote que algo anda mal con tu autoestima.

Es importante darse cuenta que no es bueno depender de alguien más para sentirte feliz. Y si piensas que tu pareja te dejó por alguien mejor, es porque no te das un valor como persona. O quizá sobreestimas lo que digan los demás, y eso te impide tomar tus propias decisiones. En la medida en que tomes conciencia de tus actitudes o pensamientos, te resultará más fácil superar el rompimiento.

La felicidad está en tu interior

No trates de buscar la felicidad exclusivamente con una persona. Mientras tú no estés en disposición de aceptar una ruptura, no podrás entender la felicidad de otra manera. Busca en tu interior, concíliate con tu propio ser. No te culpes ni te vanaglories por la ruptura. Llevar una vida sin tu ex te mostrará que hay más vida dentro de ti de la que imaginas. Tan solo es cuestión de emprender la aventura de conocerse.

Siempre tendrás oportunidad de nuevas experiencias, solo tú decides cuándo dar el paso hacia una nueva vida…

Imagen cortesía de Twin Design