Usar Google Classroom en tus clases

Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga Laura Gómez Domínguez
Google Classroom es una herramienta de Google centrada en la educación. Una plataforma que permite gestionar lo que sucede en el aula de forma online, pudiendo utilizar recursos que permiten el trabajo colaborativo.
 

Google Classroom comenzó el año 2014 y es una herramienta de Google centrada en la educación. Una plataforma que permite gestionar lo que sucede en el aula de forma online, de manera colaborativa.

Se encuentra asociada a una cuenta Gmail y ofrece la posibilidad de crear documentos, compartir información, planificar reuniones, entre otras muchas tareas.

Esta herramienta permite gestionar el aprendizaje a distancia o mixto (semi presencial). En este contexto, la comunidad educativa puede acceder desde diferentes dispositivos a sus respectivas cuentas sin importar el lugar ni la hora.

Profesor con el ordenador

¿Qué es Google Classroom?

Podemos decir que Google Classroom es una red social privada entre alumnos y profesores. Un lugar de comunicación, para colgar nuevo material, proponer nuevos ejercicios o plantear desafíos de los que, después, los alumnos pueden colgar sus solución.

Google Classroom posibilita la colaboración con otros compañeros, ya sea entre profesores del mismo curso o de una misma asignatura. Fomentan la interacción entre los alumnos e incluso entre distintos colegios: alumno-alumno, alumno-profesor, profesor-profesor e incluso familia, dando lugar a la creación de tareas o proyectos interdisciplinares con otros profesores.

 

¿Qué podemos hacer con Google Classroom?

Mediante esta herramienta puedes llevar un seguimiento del trabajo de la clase, ya que te permite ver qué tareas han entregado y en qué fecha, cuando se conectan o qué tiempo pasan trabajando. Los estudiantes también pueden llevar un control de su propio progreso a través de las hojas de cálculo de Google.

Google Classroom permite que haya un feedback, ya que se puede obtener información de familia y alumnado por medio de formularios de Google. Invita a que las familias sean notificadas por e-mail de las novedades de las clases de su hijo y entrega de tareas.

Además de compartir contenido, como ya hemos dicho anteriormente, nos permite controlar las opciones de visualización, edición, copia y descarga de los mismos.

Puedes compartir las fechas de entrega de trabajo con los tutores a través de un calendario público utilizando Google Calendar, organizando así el trabajo, eventos, reuniones u otras fechas importantes.

¿Cómo funciona Google Classroom?

Con Google Classroom se agrega o invita a tu alumnado a tu clase, mediante el código de 6 dígitos que se crea automáticamente con la creación de la clase, que puedes restablecer o inhabilitar cuando ya están todos los alumnos y alumnas en la clase. También puedes introducir al alumno desde tus contactos de google.

 

Puesto que Google Classroom está vinculado a Drive y a Google Docs, los alumnos y alumnas pueden crear los documentos directamente desde la web o bien desde la aplicación pueden hacer una foto a su trabajo en papel y transformarla en digital, evitando a los docentes ir cargados a casa con tanto papel.

Puedes publicar lo mismo en varias clases a la vez, además de programar o guardar como borrador tu anuncio, aprovechando así mejor el tiempo.

Se pueden asignar tareas de forma fácil y rápida, incluyendo una descripción que explique en qué consiste y adjuntando múltiples documentos, archivos de Drive, carpetas, imágenes, enlaces e incluso vídeos. Además, admite pedir opinión a los alumnos y alumnas sobre unidades, tareas, exámenes, lecciones, entre otros.

Niños con un ordenador

Metodologías en las que podemos integrar Google Classroom

Flipped classroom (o clase invertida) es una forma de aprendizaje semipresencial, donde los alumnos aprenden los conceptos en casa viendo vídeos educativos en línea; por otro lado, los ejercicios que antes eran realizados en casa, se convierten ahora en tareas llevadas a cabo en clase.

Con Google Classroom el profesorado puede grabar vídeos y publicarlos para que los alumnos y alumnas los vean en casa y así poder dedicar el tiempo de clase a aspectos más prácticos. El alumnado puede acceder desde casa a los contenidos mediante esta plataforma con “clases” que facilita y crea el profesor. El alumno pasa a ser el protagonista, realizando actividades participativas en un aprendizaje dinámico e interactivo, mientras que el profesor pasa a ser un guía.

 

El aprendizaje basado en proyectos (ABP) se centra en que el alumno aprenda haciendo. El resultado será un proyecto final para dar respuesta a problemas de la vida real, aunque lo realmente importante no es el fin, sino el proceso en sí.

Con esto conseguimos que el alumnado pueda aplicar los conocimientos adquiridos en contextos heterogéneos y cambiantes, de manera que les sirva para entender la realidad. El ABP pretende que el alumnado sea más autónomo y autosuficiente.

En Google Classroom, los alumnos también pueden trabajar de manera cooperativa, creando los proyectos y a su vez teniendo una supervisión por parte del profesorado.

Al integrar conocimientos y habilidades de otras áreas a través de proyectos más complejos y multidisciplinares, el profesorado tiene la posibilidad de trabajar a través de Google Classroom en equipo.

 

Imagen principal de Piotr Swat / Shutterstock.com