¿Qué es un visado humanitario?

Patricia Grande Yeves·
13 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
13 Diciembre, 2019
Un visado humanitario permite solicitar protección internacional en las embajadas de los Estados miembros de terceros países. En este artículo hablamos de sus condiciones y de los privilegios que lleva asociados.

Europa sufre una nueva realidad migratoria. El año 2015 marcaba el inicio de la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Una situación crítica que nos hace reflexionar sobre las diferentes formas de gestionar la seguridad de las fronteras.

Y aquí llegamos a un punto clave para entender la situación actual. Para solicitar protección internacional en la Unión Europea (UE) es necesario presenciarse en frontera. Sin embargo, no existe ninguna disposición que regule cómo llegar a la misma.

A continuación, examinaremos una opción que ofrece la legislación europea para evitar que quien desee solicitar protección internacional en la UE se vea obligado a entrar de manera clandestina: los visados humanitarios.

Mapa de europa

¿Qué es el visado humanitario?

El Código de Visados Schengen establece las condiciones bajo las cuales una persona puede acceder a un visado que le permita cruzar las fronteras exteriores de los Estados miembros de la Unión Europea.

En este documento, se hace referencia a la posibilidad de expedir un visado que permitiría viajar por razones humanitarias como medida extraordinaria.

Así, un visado humanitario permite solicitar protección internacional en las embajadas de los Estados miembros de terceros países. Si la evaluación de la solicitud es aceptada, el solicitante recibiría un visado de corta duración para entrar a territorio europeo y completar su solicitud de asilo allí.

Laguna jurídica: visado humanitario como una opción

Actualmente, la UE no ofrece un marco legal claro o unos estándares fijos para la entrega de este tipo de visados. Dada la ambigüedad de las disposiciones legales, los Estados miembros han entendido estas líneas del Código de Visados como una opción y no como una obligación.

De este modo, se han desarrollado programas puntuales de admisión humanitaria. Aunque siempre como parte de iniciativas nacionales y no a nivel europeo.

Por ejemplo, en 2001 el 85% de los argelinos que solicitaron asilo en Francia llegaron al país gracias a este tipo de visados. Italia entregó visados a 150 refugiados eritreos en Libia entre 2007 y 2010 y a 160 palestinos en 2009.

Ventajas de los visados humanitarios

El 90 % de personas que solicitan asilo en Europa han entrado de forma ilegal, tras peligrosas travesías por el Mar Mediterráneo y el sudeste europeo.

Además, cuando hay una crisis, el número de programas e iniciativas nacionales se reduce. Una decisión que recae en la creencia de que este tipo de visados colapsarían las embajadas y supondrían un coste inmanejable para la Unión Europea.

Manos de personas unidas

Sin embargo, un estudio realizado en 2018 (Fernandes y Milieu) para la UE defiende que el uso de un visado humanitario tendría grandes beneficios económicos:

  • Reducción de los costes de control fronterizo, la vigilancia y las misiones de rescate. De hecho, el presupuesto de Frontex, agencia encargada del control fronterizo, se ha más que duplicado desde 2015.
  • Se facilitaría el diseño de medidas para la recepción de migrantes, permitiendo realizar una distinción previa entre migrantes económicos y solicitantes de asilo.
  • Reducción de los costes de las solicitudes de asilo. En la actualidad, hay gran cantidad de traslados y de reubicaciones, lo que aumenta drásticamente los costes de gestión de estas solicitudes.
  • Los costes relacionados con el regreso y la devolución disminuirían significativamente, ya que la situación humanitaria se habrá revisado con anterioridad.
  • Se reduciría la necesidad de realizar acuerdos con terceros países. Que suponen grandes cantidades de dinero en externalización de fronteras o entrenamiento de los guardacostas. Este punto supondría un ahorro de miles de millones de euros.

De este modo, vemos que el concepto recogido por el Código de visados puede ser una de las posibles soluciones para mejorar la gestión de los flujos migratorios.

Así, en la actualidad el debate sobre el visado humanitario sigue presente en las instituciones europeas. Ya que la carencia de vías reguladas para acceder al derecho de asilo sigue siendo un punto crítico en para la seguridad nacional.

De este modo, sigue debatiéndose si el visado humanitario es un derecho o no. Es decir, si una persona que sufre persecución tiene derecho a recibir un visado en una embajada de un tercer país para poder acceder de manera segura al sistema de asilo de la Unión Europea.

  • Europarl, http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2018/621823/EPRS_STU%282018%29621823_EN.pdf
  • Europarl, http://www.europarl.europa.eu/news/en/press-room/20181205IPR20933/humanitarian-visas-to-avoid-deaths-and-improve-management-of-refugee-flows
  • Europarl, http://www.europarl.europa.eu/news/en/headlines/world/20181031STO18177/humanitarian-visas-a-right-to-be-heard-without-risking-your-life