Wislawa Szymborska: biografía y obras

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 7 abril, 2019
Camila Thomas · 7 abril, 2019
La producción poética de Wisława Szymborska, aunque modesta en cantidad, alrededor de 350 poemas publicados, siempre fue muy apreciada por críticos y lectores. En ella, podemos apreciar la gran evolución personal e intelectual de su autora; una mujer cuya historia se vio enmaracada por la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

Wisława Szymborska fue una poeta, ensayista y traductora polaca. Autora de más de 15 libros de poesía, también se dedicó a ilustrar y editar.

Durante su juventud, Wisława se vio forzada a estudiar de manera clandestina en una Polonia ocupada por los nazis. Después de la guerra, la poeta se convierte en defensora del comunismo. Sin embargo, a lo largo de su vida, el desencanto se incrementaría y terminó desilusionándose con esta ideología.  Tras sus dos primeros libros, Wisława rechaza al líder comunista Stalin.

Ganadora del Premio Nobel de Literatura, su vida no fue solo creación literaria. Wisława Szymborska también adquirió una gran popularidad gracias a sus traducciones al polaco de obras maestras universales.

Infancia

En realidad, Wisława era el segundo nombre de Szymborska. Su nombre completo era María Wisława Anna Szymborska y nació el 2 de julio de 1923 en Prowent, ahora parte de la ciudad de Kórnik, en el oeste de Polonia.

Al momento de su nacimiento, su padre trabajaba como mayordomo bajo el mando del conde Władysław Zamoyski, un magnate y terrateniente. El conde era el propietario de la ciudad de Kórnik.

Cuando el conde murió, en 1924, la familia Szymborska se mudó a Torun. Allí, a la edad de cinco años, Wisława comenzó a escribir poesía mientras estudiaba en una escuela primaria.

El ambiente en su casa era bastante intelectual; todos leían mucho y discutían sobre libros. Wisława siempre mostraba sus poemas a su padre y, si le gustaba lo que ella escribía, le daba una moneda como recompensa.

Después de una segunda mudanza en 1931, Wisława se matriculó en una escuela del convento en Cracovia, pero no pudo terminar sus estudios allí. La poeta, durante su juventud, sufrió en lo personal por la muerte prematura de su padre y, en lo social, como consecuencia de la ocupación alemana de Polonia.

Wislawa Szymborska

El impacto de la segunda guerra mundial

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Alemania ocupó Polonia en 1940. Esto provocó que los ciudadanos polacos no pudieran asistir a las escuelas públicas.

La poeta había quedado fuertemente vinculada a la antigua ciudad real debajo del castillo de Wawel. Wisława continuó sus estudios en una escuela subterránea, bajo el castillo Wawel.

Cabe señalar que, durante el siglo XX, el castillo Wawel fue la residencia del presidente de Polonia después de que la nación fuese invadida. Cracovia se convirtió en la sede del Gobierno General de Alemania, y Wawel se convirtió posteriormente en la residencia del Gobernador General Nazi Hans Frank.

Tras formarse durante años de forma clandestina, Wisława Szymborska pudo terminar sus exámenes de la escuela secundaria en el año 1941.

En 1943, se convirtió en empleada de ferrocarriles logrando evadir la deportación a Alemania para trabajo forzado. Este fue, a su vez, el periodo en el que consiguió trabajar creando ilustraciones para un libro de texto en inglés y comenzó a escribir cuentos y poemas.

Cuando la guerra terminó en 1945, Wisława Szymborska se inscribió en la Universidad Jagellónica de Cracovia para estudiar literatura polaca. Más tarde, se cambió a la sociología. Sin embargo, tuvo que abandonar sus estudios en 1948 sin obtener su título debido a restricciones financieras.

Inicios literarios de Wisława Szymborska

En marzo de 1945, Wisława Szymborska hizo su debut en un periódico de Cracovia llamado Dziennik Polski con su poema Szukam słowa (Buscando la palabra). Pronto, muchos otros poemas comenzaron a aparecer en diferentes periódicos y medios locales.

Tras abandonar sus estudios en 1948, asumió el cargo de secretaria en una revista educativa quincenal. Al mismo tiempo, también trabajó como ilustradora para la revista y continuó escribiendo poesía. En 1949, completó su primera colección de poemas.

Como la mayoría de los intelectuales de esa época, los primeros trabajos de Szymborska reflejaban la filosofía socialista que era la pauta en la Polonia de ese momento. Su colección debut Dlatego żyjemy (Por eso vivimos, 1952), contiene muchos poemas que se hicieron eco de su ideología política.

En la década de los 50, Szymborska se convirtió en miembro del Partido de los Trabajadores Polacos. Su próxima colección, Pytania zadawane sobie (Preguntas hechas a una misma), publicada en 1954, se hizo eco de su sentimiento socialista.

Sin embargo, Szymborska se desilusionó con la ideología comunista y, en su tercera colección de poemas, Wołanie do Yet (Llamada al Yeti), publicada en 1957, se ponen de manifiesto el desencanto y los cambios sufridos en su pensamiento. Los poemas de esta colección expresan su insatisfacción con el comunismo, en particular, con el estalinismo.

En ellos, muestra su profunda preocupación por la humanidad y llegó a comparar en un poema al líder soviético Stalin con un abominable muñeco de nieve. Con estas acciones, rompió todos los lazos con el Partido de los Trabajadores Polacos.

“Al principio de mi vida creativa amaba a la humanidad. Quería hacer algo bueno para la humanidad. Pronto entendí que no es posible salvar a la humanidad”.

-Wisława Szymborska-

La autora terminó rechazando sus dos primeras obras, anteriores a 1957. Las consideraba dentro de la estela del realismo socialista, al que ya había renunciado y con el que sería muy crítica el resto de su vida.

Wisława Szymborska: obra

A lo largo de su vida, Wisława Szymborska escribió más de quince libros de poesía y prosa. Sin embargo, no solo fue una poeta famosa, sino que adquirió una reputación considerable como crítica y traductora gracias a sus reseñas de libros y traducciones de poesía francesa.

A partir de 1968, dirigió su propia columna de revisión de libros llamada Lektury Nadobowiązkowe. Gran parte de estos ensayos serían recopilados y publicados posteriormente en forma de libro.

Además del Premio Nobel de Literatura en 1996, Szymborska recibió muchos otros galardones. Entre ellos: el Premio del Ministerio de Cultura de Polonia (1963), el Premio Goethe (1991), el Premio Herder (1995) y el Premio del Club PEN de Polonia (1996), etc.

En 1995, fue reconocida con el título de Doctora Honoraria de Letras por la Universidad Adam Mickiewicz de Poznan.

En 2011, Wisława Szymborska recibió la Orden Orła Białego o la Orden del Águila Blanca. Cabe añadir que se trata del honor más alto otorgado a cualquier individuo por el Gobierno de Polonia.

Wislawa

Vida personal y legado

Wisława Szymborska se casó con el poeta Adam Włodek en 1948. Su domicilio en  Krupnicza Street 22, en Cracovia, se convirtió en un centro neurálgico para escritores de su tiempo. Entre ellos, destaca el reputado escritor Czeslaw Milosz.

La pareja se separó en 1954, aunque siguieron siendo amigos íntimos hasta la muerte. No tuvieron ningún hijo.

Szymborska se involucró sentimentalmente con el escritor Kornel Filipowicz quince años después. Nunca se casaron y siempre vivieron separados.

“Que las personas que nunca encuentran el amor verdadero sigan diciendo que no existe tal cosa. Su fe les facilitará vivir y morir”.

-Wisława Szymborska-

Wisława Szymborska murió tranquilamente mientras dormía el 1 de febrero de 2012 en su casa de Cracovia. Tenía entonces 88 años y estaba trabajando en un nuevo poema.

En la actualidad, los poemas de Szymborska han sido incluidos en algunos programas escolares. Se ha convertido una poeta reconocida internacionalmente y su trabajo ha sido traducido a diferentes idiomas como el inglés, el francés y el alemán; igualmente, existen numerosas traducciones a idiomas como el árabe, el hebreo, el japonés e incluso el chino.

Sus poemas son especialmente notables por su lenguaje y precisión. Al mismo tiempo, su obra poética desprende una sensación de desapego irónico.

“En algún lugar, el mundo debe tener un fin”.

-Wisława Szymborska-

Mientras la historia polaca desde la Segunda Guerra Mundial hasta el estalinismo influencian claramente su poesía, Wisława Szymborska también fue una poeta profundamente personal, que exploró las grandes verdades que existen en las cosas cotidianas y comunes. Su poesía es un reflejo de los intereses que marcaron su vida y cómo esta, igual que su obra, iba evolucionando y tomando distintos senderos con el paso del tiempo.

  • Szymborska, W., Poniatowska, E., Beltrán, G., & Murcia, A. A. (2008). Poesía no completa. Fondo de Cultura Económica.
  • Piotrowski, B. (1998). La gran dama de la lírica: Wislawa Szymborska. Instituto Caro y Cuervo.
  • Szymborska, W., ed Filipowicz-Rudek, M., Carlos, J., & intr Baranowska, M. (1998). El gran número. Fin y principio y otros poemas.
  • Szymborska, W. (2002). Miracle Fair: Selected Poems of Wislawa Szymborska. WW Norton & Company.