Yo quiero vivir todo - La Mente es Maravillosa

Yo quiero vivir todo

Sofia Alcausa Hidalgo 21 octubre, 2015 en Psicología 1775 compartidos
Vivir todo

Si lo pensamos bien la vida son dos días así es que… ¿Por qué no intentamos vivir todo lo bueno que nos ofrece? ¿Por qué no buscamos lo bueno que tiene la vida?… ¿Por qué no atrapamos las oportunidades con fuerza y sin miedo?

Aprendamos a vivir todo sin dejar de escapar nada. Así, cuando seamos ancianitos, nos alegraremos de todas las experiencias que supimos cazar como el mejor de los cazadores. Así cuando ya no tengamos fuerzas para coger el sol o la luna con nuestras manos diremos, pero… ¡hice todo lo que quise y me propuse mientras fui joven y tuve fuerza y coraje de vivir!

Mujer feliz y exitosa

Yo quiero vivir todo

Yo quiero vivir todo, sin miedo, sin absurdos sufrimientos. Quiero conocer el amor, quiero disfrutar de los pequeños y de los grandes placeres de la vida; quiero reírme con un buen chiste o alegrarme el día con la sonrisa de un niño. No quiero que nada se me escape, no quiero perderme nada.

Después de muchos años y de muchas vivencias y experiencias que han ocurrido en mi vida, he entendido que la vida es rápida, es fugaz, que aquí tan solo estamos de paso. La vida son dos días y ¿por qué esos dos días yo los paso preocupado, triste, enfadado o quejumbroso?

A partir de ahora quiero que mis días sean buenos, sean nuevos, porque ¿qué importancia tiene que ayer no fue un buen día, que estuvo nublado y que yo estuviera triste? Hoy no quiero pensar en el ayer, yo no quiero que los pensamientos negativos inunden mi vida.

Cómo vivir todo sin dejar escapar nada

Vivir todo sin que nada se te escape es posible, siempre y cuando adquieras determinados hábitos que te permitan vivir la vida de una manera más consciente y centrada en el ahora. ¡Vamos a ello!

1. Aprovecha cada momento nuevo que te regala la vida

Sé consciente de los pequeños y grandes momentos que estás viviendo, aprovéchalos a tope, disfrútalos sin pensar en el mañana. ¿Estás rodeado de tu gente disfrutando en una cafetería entre risas? Sé consciente y disfrútalo. ¿Hoy has recibido una bonita carta? Aprovecha los buenos momentos, los malos vienen solos.

2. Cambia el chip, ¿por qué te amargas tontamente?

¿Por qué no cambias el chic?, ¿hoy te han ido mal las cosas? Mañana empieza un nuevo día diferente. ¿Has tenido problemas con los amigos o en el trabajo? No le des importancia, la vida es como un juego en el que tienes que ir sorteando pequeños y no tan pequeños obstáculos. Enfréntate a ellos con valentía y siéntete orgulloso de haberlos superado.

3. Busca las cosas que te gustan

¿Te gusta el deporte, tocar un instrumento, escuchar música a todo volumen, ir a un concierto, oler el mar, disfrutar de las risas de un niño? No esperes a…. “ya lo haré” o “a ver si tengo suerte y me llega”, búscalo tú. Lánzate a la búsqueda de aquello que te apasiona y hazlo, no tienes nada que perder…

Mujer formando un corazón

4. No dejes que sucedan cosas nuevas, propícialas tú

¿Te quieres enamorar?, ¿quieres que aparezcan amigos nuevos que te aporten cosas positivas?, ¿por qué no intentas buscarlas tú? Si ponemos de nuestra parte, si lo buscamos, tenemos más posibilidades de que nos lleguen. De seguro que sentados en nuestro sofá no llegarán.

5. Disfruta con los pequeños placeres del día a día

Sé consciente de que puedes respirar, oler, sonreír, saborear… Por eso  ríete, cómete un buen pastel de chocolate, disfruta del olor del café recién hecho, escucha el sonido del mar. Vive y experimenta plenamente cada pequeño placer de tu día a día.

6. Aprende a vivir todo como un niño

¿Te has dado cuenta cómo viven los niños? Viven el momento, no piensan en el mañana, se ríen, disfrutan a tope cuando están contentos… como si no hubiera un mañana y sin pensar en nada más; cuando se caen, lloran un rato, se les pasa y a reír de nuevo con otra aventura. ¿Por qué no aprendemos de los niños su espontaneidad?

7. Disfruta de las personas mayores positivas

¿Nunca te ha pasado que cuando más preocupado estabas  has hablado con tu abuelo y te ha dado una lección de vida a través de algunas de sus historias de juventud, con moraleja incluida? Los abuelos son un pozo de sabiduría, conocen la vida, conocen sus secretos… Son capaces de aportarte muchas cosas. Rodéate de ellos.

Moraleja: “Carpe Diem”, ¡Toma el día!… Aprovecha el momento, que los malos ya vienen solos. Recuerda que la felicidad es una actitud, por lo que siempre puedes construirla. Y para empezar, ¿por qué no esta canción a todo volumen?

Sofia Alcausa Hidalgo

Licenciada en Filosofía y Letras. La psicología, la música y la escritura son algunas una de mis pasiones. En definitiva, las más bonitas expresiones de nuestra alma. "Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad", Confucio

Ver perfil »
Te puede gustar