Zygmunt Bauman, biografía de un pensador extraordinario

Edith Sánchez·
17 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
17 Febrero, 2020
Zygmunt Bauman fue y es uno de los pensadores más respetados del mundo y ha inspirado a miles de movimientos indignados en el mundo. En su propio país fue tratado como paria en varias ocasiones, al punto que terminó su vida lejos de su tierra natal y separado irremediablemente de ella.

A Zygmunt Bauman se le recuerda principalmente como el padre de un concepto que le abrió un nuevo camino al pensamiento contemporáneo: la modernidad líquida. De su impresionante producción bibliográfica, que incluye 51 libros, fue precisamente Modernidad líquida, publicada en 2002, la que le brindó el prestigio mundial.

La metáfora de lo líquido, de Zygmunt Bauman, nos habla de la cultura actual como una esfera que ya no prohíbe, sino que hace ofertas; que no tiene normas, sino propuestas. Es una cultura que busca seducir, atraer y distraer a través de señuelos. Los deseos y las necesidades se transforman y cada individuo cree que el mundo comienza y termina en sí mismo.

“La cultura de la modernidad líquida ya no tiene un populacho que ilustrar y ennoblecer, sino clientes que seducir”.

-Zygmunt Bauman-

Este sociólogo y filósofo fue, sin duda alguna, uno de los más lúcidos de nuestro tiempo. Con su pensamiento y sus obras ha inspirado a los movimientos de indignados en todo el mundo.

Zygmunt Bauman era un fuerte crítico de la globalización y un decidido aliado de los más desfavorecidos que, para él, ya no debían llamarse “proletariado”, sino “precariado”.

Gota en forma de corazón

Los orígenes de Zygmunt Bauman

Zygmunt Bauman nació en Poznan (Polonia) el 19 de noviembre de 1925. Provenía de una humilde familia de judíos no practicantes. Cuando tenía tan solo 13 años, se produjo la invasión nazi en Polonia y él, junto a sus padres, logró alcanzar el último tren que partía hacia Rusia. Huían de la persecución en tiempos en que los movimientos en contra de los judíos tomaban fuerza en Europa.

A punto de cumplir los 19 años, se unió a la Cuarta División del ejército polaco en el exilio en Rusia (que no era el Ejército Rojo, como a veces se dice). Allí desempeñó una labor de educación política inicialmente. Posteriormente, participó en la batalla de Kolberg y también estuvo combatiendo en Berlín, motivo por el que recibió la Cruz Militar del Valor en 1945.

Tiempo después, regresó a Polonia y se instaló en Varsovia, ciudad en la que comenzó a militar en el Partido Comunista de Polonia. En aquel entonces, estaba convencido de que el comunismo era la mejor vía para alcanzar la justicia en el mundo.

Al poco tiempo, contrajo matrimonio con Janina Lewinson, una superviviente del gueto de Varsovia. Como Bauman, Janina era escritora, ambos estuvieron juntos hasta que ella murió en el año 2009.

Tiempos de comunismo

Zygmunt Bauman comenzó a estudiar Sociología en Varsovia para terminar ejerciendo como profesor de dicha disciplina y también de Filosofía en diversas universidades. En el año 2006, el historiador Bogdan Musial encontró evidencias de que Bauman había formado parte del Cuerpo de Seguridad Interna en Polonia. Esta organización vigilaba secretamente a los ciudadanos y realizaba purgas sistemáticas con los disidentes.

Bauman explicó que su labor se limitaba a redactar panfletos para esa organización y que nunca estuvo involucrado directamente en la persecución de los polacos disidentes. Sin embargo, la sombra de esos hechos lo persiguió hasta su muerte. Su labor de contraespionaje se mantuvo durante tres años, pero nunca habló del tema hasta que fue denunciado por Musial.

Zygmunt Bauman ostentaba el rango de mayor en esa organización, pero fue dado de baja deshonrosamente porque su padre era sionista y solicitó la salida de Polonia para trasladarse a Israel en 1953. Bauman pasó por penurias económicas durante esa época, pero con el tiempo logró un empleo como profesor en la Universidad de Varsovia, corría el año 1954.

Muchos libros

El exilio y la gloria

Tras ese episodio, Zygmunt Bauman se vinculó definitivamente con el mundo académico y fue dejando a un lado la militancia política. Tras la famosa Primavera de Praga se desató una fuerte ola de rechazo a los judíos y esta alcanzó a Polonia y a su gobierno. A raíz de la crisis de 1968, conocida como Aliyá, Bauman y su esposa fueron despedidos de la Universidad y se les prohibió publicar.

Para aquel entonces, Bauman ya estaba bastante distanciado del comunismo. La situación se tornó cada vez más tensa y, finalmente, se vio obligado a abandonar su país natal, no sin antes renunciar a su nacionalidad. Se trasladó primero a Tel Aviv y luego a Inglaterra, donde fue contratado como profesor en la Universidad de Leeds. Allí permaneció hasta su muerte en 2017.

Zygmunt Bauman tuvo que vivir en sus propias carnes los rigores de los dos grandes autoritarismos de Europa en el siglo XX: el nazismo y el comunismo. Quizás, por ello, se convirtió en un escéptico, pero no en un gruñón. Sus propias experiencias, seguramente fueron el sustrato del cual comenzaron a alimentarse sus interesantes conceptos, que hoy ocupan un lugar de honor en el pensamiento universal.

Mateo Girón, J. (2008). Zygmunt BAUMAN: una lectura líquida de la posmodernidad. Relaciones internacionales.