10 proverbios africanos ancestrales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 6 marzo, 2018
Edith Sánchez · 6 marzo, 2018

Varias de las culturas de África cuentan con cientos de años de tradición. La cuna de la humanidad se ubica en ese continente que alberga a herederos de sociedades antiquísimas. Así, en los proverbios africanos encontramos una muestra de toda esa sabiduría acumulada.

Buena parte de los proverbios africanos han dado lugar a refranes o aforismos en culturas de otros continentes. No es para menos, ya que muchos de ellos son en verdad hermosos y profundos. Tienen una naturalidad que encanta y una lógica que deslumbra.

Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza siempre glorificarán al cazador”.

-Proverbio africano de Nigeria-

Esta vez hemos querido traer una selección de viejos proverbios africanos. Tratan sobre diferentes temas, pero siempre con un mismo objetivo: servir de guía para la vida. Son sencillos, pero no por eso ligeros. Todo lo contrario: exhalan profundidad. Estas son diez de esas grandes enseñanzas.

Proverbios africanos sobre cazadores

Muchos de los proverbios africanos hablan de la caza. Al fin y al cabo, varias de las culturas de ese continente conviven con una naturaleza fiera. En este proverbio nigeriano, por ejemplo, se aprecia la importancia de mantenerse alerta: “El cazador no se frota con grasa y se pone a dormir junto al fuego”.

guerreros representando los proverbios africanos

Este otro es una bella metáfora: “El cazador que persigue a un elefante no se detiene para tirar piedras a los pájaros”. Se trata de uno de los proverbios africanos procedentes de Uganda. Se puede interpretar de dos maneras. Una, que cuando se libra una lucha por un objetivo grande, no debemos distraernos con pequeños combates. Otra, que quien tiene grandes objetivos está obligado de alguna manera a seguir adelante, sin detenerse.

Este otro proverbio es una linda enseñanza: “Un tigre no tiene que proclamar su fiereza”. Se refiere a que quien es verdaderamente fuerte no necesita demostrar que lo es. Como el tigre, que solamente exhibe sus garras cuando es necesario. Por el contrario, son los débiles e inseguros quienes buscan la aprobación con cada una de sus acciones.

Proverbios de cautela

En casi todas las culturas ancestrales se valoraba mucho la cautela/prudencia. Para el hombre primitivo casi todo era desconocido, sorprendente y virtualmente amenazante. Por eso varios de los proverbios africanos más antiguos hablan de prudencia. Este, por ejemplo, señala: “Un hombre no vaga lejos de donde se está asando su maíz”.

fotografía representando los proverbios africanos

De la misma manera, este otro proverbio de la cultura suajili, dice: “Si no tapas los agujeros, tendrás que reconstruir las paredes”. Tanto este como el anterior hablan acerca de la importancia de cuidar lo que ya tenemos.

Otro de los proverbios africanos señala: “El mal penetra como una aguja y luego es como un roble”. Tiene un tono poético y esta vez la advertencia se centra en el mundo espiritual. Muestra que los elementos negativos son en un comienzo muy sutiles y casi imperceptibles, pero cuando se les deja crecer se convierten en resistentes virus, difíciles de erradicar.

Advertencias milenarias y proverbios de esperanza

En Burundi es muy popular este proverbio: “No puedes esconder el humo si encendiste fuego”. Señala que las acciones siempre tienen consecuencias visibles, por más que se intenten ocultar. Cualquier acto deja una huella, por discreta que sea.

Este otro proverbio advierte sobre los efectos de dejarse llevar por emociones incontroladas: “La pasión y el odio son hijos de bebidas que embriagan”. Esto es muy cierto y realista. Los sentimientos y las pasiones extremas terminan apoderándose de la voluntad cuando se les deja crecer libremente. Hay una satisfacción insana que impulsa a nutrir esas pulsiones.

Pero así como hay muchos proverbios africanos orientados a advertir sobre riesgos o malos sentimientos, también hay otros que nos llaman a cultivar la esperanza. Este por ejemplo es muy hermoso: “Recuerda, si hay tormenta, habrá arco iris”. Es muy cierto que después de los momentos difíciles, también llegan otros de sosiego. Este otro también es muy esperanzador: “El río se llena con arroyos pequeños”. Llama la atención sobre el hecho de que las grandes victorias se componen de pequeños logros.

animales representando los proverbios africanos

Todos los proverbios africanos son realmente hermosos. Se trata de afirmaciones que se han ido repitiendo de generación en generación, y que han educado a comunidades completas. Son, sin duda alguna, un importante legado del que todos podemos aprender y con el que podemos fascinarnos una y otra vez.