3 señales que indican inseguridad en el amor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 11 agosto, 2018
Julia Marquez Arrico · 11 agosto, 2018

Enamorarse y querer a alguien implica dar un salto al vacío y compartir lo más intimo de nuestro ser, por ello algunas personas sienten inseguridad en el amor. Porque amar es confiar, dejar fluir y abrirse al otro. La pareja tiene que ser una zona segura en la cual puedas expresarte y mostrarte tal y como eres, ya que, si esto no es posible, es probable que la relación termine envenenada por la inseguridad y las dudas.

En este artículo nos concentraremos en las señales de inseguridad en el amor que pueden tener las personas que ya estén en pareja o que hayan dado por terminada una relación (una de las señales de inseguridad en el amor es abandonar “el terreno de juego”). Es decir, conoces a alguien, te gusta mucho y empieza a aparecer la inseguridad, el vértigo, el miedo a que te haga daño y abandonas antes de que realmente se haya formado el vínculo.

Dicho de otro modo,  “salir corriendo” cuando se está conociendo a alguien es una señal de inseguridad que ya es muy conocida e identificada, tanto por quienes la experimentan en su propia piel como por quienes la han identificado en sus parejas. Sin embargo, hay otras señales de inseguridad en el amor que pueden pasar más desapercibidas y que detallaremos a continuación.

La primera señal de inseguridad en el amor: control y celos

Una de las señales de que existe inseguridad en el amor es la búsqueda del control, tanto sobre la relación (las cosas que se hacen juntos) como del otro (lo que hace o deja de hacer tu pareja). Algunas personas tienen una necesidad “basal” muy alta de control, es decir, necesita un grado muy alto de control percibido para no sentirse amenazada. Hablamos de una necesidad que a menudo se traslada a la pareja.

Pero en general, cuando una persona busca el control de la otra es porque se siente insegura. Una necesidad de control aparente muy alta también puede ir unida a problemas psicológicos, como el trastorno obsesivo compulsivo.

Mujer sintiendo celos

Además, la inseguridad en el amor también se manifiesta en forma de celos. Los celos son la señal de inseguridad por excelencia; las personas que están seguras de su relación y tienen confianza en sí mismas también pueden sentir celos, pero sin una intensidad o frecuencia que las domine.

Una buena manera de combatir los celos es eliminar todos los comportamientos que lleves a cabo como resultado de los celos, por ejemplo, preguntarle donde está, a qué hora llegará a quién ha visto, mirarle sus perfiles en las redes sociales, etc.

La constante búsqueda de señales de afecto y cariño: por favor dime que me quieres

Estar pendiente de las demostraciones de afecto de tu pareja es una señal de inseguridad. En este sentido, me refiero a que, a todos nos gusta que nos demuestren afecto y cariño, pero otra cosa muy diferente es contar las veces que la pareja tiene un gesto cariñoso. Hay personas que realmente “miden” y comparan los gestos de amor que tiene su pareja para con ellos, de hecho, piden verbalmente que el otro hable del amor que siente y, si es posible, lo cuantifique.

Así mismo, quienes tienen inseguridad en el amor pueden utilizar expresiones del tipo: “no eres tan cariñoso/a conmigo como con tus amigos” o ” cuando estamos en casa no me demuestras tu afecto y cuando estamos con gente sí”. Todas ellas pueden ser una muestra de miedo, inseguridad y baja autoestima. 

Por otro lado, has de saber que este tipo de valoraciones y comentarios son normales si se dan con poca frecuencia, es decir, si lo haces una vez cada muchísimo tiempo o si no son una fuente de malestar. Por otro lado, las personas que están seguras de su relación y de sí mismas, entienden que las personas pasamos por diferentes estados y que cada uno de ellos modifica la apertura hacia los demás, incluida la pareja.

Un estudio llevado a cabo por la doctora Megan McCarthy en la Universidad de Waterloo afirma que cuando se tiene una baja autoestima la persona tiende a silenciar sus necesidades para no molestar a su pareja. El problema radica en que la mayoría de las veces esto conlleva dificultades para crear un vínculo sano, ya que a la larga pueden aparecer los reproches, las críticas y un sentimiento de malestar.

Balanza con un corazón y una interrogación para representar la inseguridad en el amor

Guardarte tus opiniones y evitar los conflictos

Discutir y no estar de acuerdo con tu pareja es sano. De hecho, los desacuerdos y las diferencias son necesarias para aprender a convivir con el otro, entendiendo que es una persona diferente, con sus características y necesidades.

Son muchas las personas que tratan de alejar cualquier presagio de discusión, entendiendo que este es un síntoma de debilidad en la pareja. Así, se guardan sus opiniones para propiciar diálogos que siempre vayan en la misma dirección: lo que diga el otro.

Esta costumbre que a corto plazo puede beneficiar la comunicación, a la larga termina destrozando a la persona y a la apropia pareja. Por otro lado, esta falta de espontaneidad, lejos de eliminar la inseguridad en el amor, lo que hará es aumentarla.

Lo bueno es que las tres señales de las que te hemos hablado no solo sirven para identificar la inseguridad, sino que cambiarlas también es una buena estrategia para terminar con ella. Al final, la pareja, para quien la tiene, es un pilar importante capaz de crear un gran bienestar cuando sentimos que nos podemos apoyar en él (sin fingir, tal y como somos) y capaz de generar una gran tensión cuando no gozamos de esta confianza.