30 frases que te impiden intentarlo - La Mente es Maravillosa

30 frases que te impiden intentarlo

Edith Sánchez 30 agosto, 2014 en Psicología 1904 compartidos
Niño y oso sentados

Todos tenemos una lista de cosas pendientes por hacer, por cambiar, por realizar… Todos tenemos algunos sueños en la sala de espera, mientras esperamos a la ocasión perfecta para intentarlo… La cuestión es que parece que nunca llega.

A veces pasamos largas temporadas sumergidos en una vida que nos parece prestada, que nos desagrada. Y, sin embargo, no terminamos de dar el paso que nos saque de esa situación. Estancados permanecemos inmóviles esperando a la solución perfecta. Nos hemos limitado a vivir en nuestra zona de confort…

“No existe el fracaso, salvo cuando dejamos de esforzarnos.”

-Jean Paul Marat-

Camino de estrellas

¿Cuáles son las frases que nos hacen permanecer inmóviles?

Hay una serie de frases que se han vuelto lugares comunes y que nos decimos o nos dicen, cada vez que intentamos cambiar. Son sentencias destructivas, que desactivan nuestra creatividad y las ganas de salir adelante…

Estas frases operan como fórmulas de programación para nuestra mente. Al decirlas y, especialmente, al repetirlas constantemente se convierten en un condicionante para nuestros actos. Nuestra mente las aborda como mandatos o como profecías.

“La vida no es un problema a ser resuelto, sino una realidad a experimentar”

-Soren Kierkegaard-

No tiene nada qué ver con el más allá: son dispositivos de lenguaje que nos predisponen a actuar, o más bien a no actuar, de determinado modo. Tienes que sacarlas de tu vocabulario, si en verdad quieres crecer. Aquí te recordamos algunas de las más usuales:

  • Ya lo intenté antes, pero no logré nada
  • El costo de no lograrlo puede ser muy alto
  • En realidad, no tengo tiempo para perder
  • Lo haría, pero no cuento con el apoyo de nadie
  • No estoy listo(a) para un cambio tan radical
  • Aunque cambie, nadie lo valorará
  • Mucha gente vive como yo y no se queja
  • ¿Para qué cambiar? Es problema de otros si no me aceptan como soy
  • Debería ser más realista, en lugar de soñar con algo que tal vez nunca se realizará
  • Ahora no es el momento adecuado. Tal vez más adelante
  • Loro viejo no aprende a hablar
  • Si no lo logro, seré el hazmerreír de todos
  • El propósito de cambio es bueno, pero llevarlo a la práctica es demasiado difícil
  • Nadie lo intenta ¿por qué yo sí debo hacerlo?
  • Después de año nuevo
  • A otros les ha funcionado, pero tal vez a mí no
  • Que yo cambie, no garantiza que me sienta mejor
  • Al fin y al cabo he podido vivir muchos años así. ¿Para qué voy a buscar lo que no se me ha perdido?
  • Cambiar traerá demasiados problemas. Puede ser peor el remedio que la enfermedad
  • “Si no está roto, no lo arregles”
  • El cambio puede alejarme de personas que amo
  • Mi cambio puede lastimar a personas que amo
  • Solo hasta que otros cambien, yo también lo haré. ¿Por qué tengo que ser el primero?
  • Si otros lo han intentado y no han conseguido nada ¿cómo es que yo sí podría lograrlo?
  • Estar mejor no es posible en realidad. Son ilusiones que solo existen en los libros o en las películas
  • Debo pensarlo mejor. No estoy seguro(a) de que en verdad deseo ese cambio
  • Tengo miedo de no lograrlo
  • Si el destino así lo quiere, mi vida cambiará aunque yo no haga nada
  • Hay mucha gente que es peor que yo. Tal vez me juzgo con dureza
  • Necesito alguna motivación concreta para poder cambiar

Mujer feliz al atardecer

Destruye estas palabras de tu vocabulario y terminarás con la inmovilidad de tus actos. Lo que cuenta es intentarlo, coger el impulso con fuerza y dirigirnos hacia aquello que queremos para poder realizarlo. Nunca olvides que el mayor fracaso es no haberlo intentado…

Imagen cortesía de aarizona

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

Ver perfil »
Te puede gustar