33 hermosas frases de Erich Maria Remarque - La Mente es Maravillosa

33 hermosas frases de Erich Maria Remarque

Paula Díaz 7 noviembre, 2015 en Emociones 2389 compartidos

El escritor alemán Erich Maria Remarque vivió en la época de la Primera Guerra Mundial. Esta condición le propició el ser una persona increíblemente sensible, desarrollando un alma completamente vulnerable y un bello talento humano.

Su trabajo en cada uno de sus libros y escritos se basan en visualizaciones personales del entorno y sentimientos auténticos. Todo lo que pudo observar, ver y sentir con sus hermosos ojos y sensible corazón.

En sus libros podemos percibir que el amor para él es un sentimiento repleto de pasión, con el cual centra su vida y existencia. Comparte con nosotros que la guerra es un acto nefasto que toca y afecta principalmente la voluntad, la fe y el destino de cada uno de nosotros como seres humanos. Su trabajo se centra principalmente sobre la generación perdida en la guerra y aquellas personas que no pasaron por las tragedias de una guerra.

copia-01-012-2014-3

Hoy te invito a disfrutar las mejores frases de los libros de Remarque “Tres camaradas”, “Arco de triunfo”, “Sin novedad en el frente” y “El cielo no tiene favoritos”. De esta manera poder compartir contigo parte del corazón lleno de sabiduría de este hermoso escritor.

  • “No”, dijo rápidamente. “Eso no. ¿Quedarnos como amigos? ¿Sembrar una pequeña huerta sobre la lava de sentimientos apagados? No, esto no es para nosotros. Así sucede después de pequeños amoríos, y sale bastante falso. El amor no se mancha con la amistad. El fin es el fin”
  • Nadie puede ser más ajeno que la persona que amabas en el pasado.
  • ¡Qué torpe se vuelve un ser humano cuando ama de verdad! ¡Qué rápido pierde la confianza! Y qué solo se siente; toda su experiencia jactanciosa de repente se disipa como el humo, y se siente tan inseguro.
  • Sólo aquel que muchas veces ha estado solo, conoce la felicidad que brindan los encuentros con su mujer amada.
  • El amor no soporta explicaciones, requiere acciones.
  • Cualquier amor quiere ser eterno, y ese es su eterno tormento.
  • Sólo si te separas de una persona definitivamente, empiezas a sentir un verdadero interés en todo lo que le concierne. Es una de las paradojas del amor.
  • Sólo quien ha conocido la tristeza puede reconocer la felicidad. Alguien que es feliz no sabría de la alegría de vivir más de lo que lo haría un maniquí, que sólo la aparenta. La luz no brilla cuando todo está iluminado, ella sobresale en la oscuridad.
  • Hablar sobre la felicidad no te toma más de cinco minutos. No hay nada más qué decir excepto que eres feliz. Y sobre las desgracias la gente habla toda la noche.
  • Una persona es verdaderamente feliz sólo cuando no le presta atención a la hora y cuando no la apresura el miedo. Pero incluso si tienes miedo, hay que reír. ¿Qué más nos queda por hacer?
  • La felicidad es la cosa más indefinida y costosa en el mundo.
  • La ciudad más bella del mundo es aquella en la que eres feliz.
  • Mientras el hombre no se rinde, es más fuerte que su destino.
  • Cuanto más primitivo es el ser humano, más cree en sí mismo.

10 palabras que cambiarán tu vida

  • “Nada está perdido”, me repetí a mí mismo. “Sólo se puede perder a una persona cuando se muere”.
  • La mejor personalidad la tienen los cínicos; la más intolerable, los idealistas. ¿No te parece extraño?
  • Entre menos presumes, más vales.
  • Es erróneo suponer que toda la gente tiene la misma capacidad de sentir.
  • Si quieres que la gente no se dé cuenta de algo, no seas cauteloso.
  • Recuerda una cosa: nunca, nunca y otra vez nunca te verás ridículo ante una mujer si haces algo por ella.
  • La mujer no tiene necesidad de decirle al hombre que lo ama. Que lo expresen sus ojos relucientes y felices. Dicen más que mil palabras.
  • A una mujer hay que idolatrarla, o dejarla. Lo demás son mentiras.
  • Una regla antigua dice: si una mujer le pertenece a otro, es cinco veces más deseable que aquella que puedes conquistar.
  • Una mujer no es un mueble de metal, es una flor. No desea formalidades. Necesita palabras cálidas y lindas. Es mejor decirle cada día algo hermoso, que trabajar por ella frenéticamente y con mirada antipática toda la vida.
  • Estaba a su lado, la escuchaba, me reía y pensaba qué horrible se siente amar a una mujer y ser pobre.
  • Lo que no puedes conseguir siempre luce mejor que lo que tienes. Ese es el romance y la idiotez de la vida humana.
  • Dicen que lo más difícil es vivir los primeros setenta años. Luego se mejorará el asunto.
  • La vida es un barco que tiene tantas velas que en cualquier momento se puede volcar.
  • El arrepentimiento es la cosa más inútil en el mundo. No se puede regresar nada. No se puede corregir nada. De ser así, seríamos todos santos. La vida nunca tuvo el propósito de hacernos perfectos. Aquel que es perfecto, debería ser expuesto en un museo.
  • A veces hay que romper los principios o no te darán ninguna alegría.
  • Es mejor morir cuando tienes ganas de vivir que vivir hasta aquel momento en que deseas morir.
  • Pase lo que pase, no lo tomes tan en serio. Sólo muy pocas cosas importan por mucho tiempo.

Paula Díaz

Coach personal | coaching de vida. Escritora especializada en Inteligencia Emocional | YouTuber | Docente | Conferenciante motivacional. Psicología emocional | Haz realidad tus sueños y la vida que te mereces ✨

Ver perfil »
Te puede gustar