35 frases de Gabriel García Márquez para recordarlo siempre

Raquel Aldana · 24 abril, 2015

Gabriel García Márquez fue un hombre sagaz y comprometido con el mundo que consiguió destacar por su estilo lúdico, divertido y transgresor, que convierte en maravilla los deseos y los anhelos del lector.

Conocido como Gabito o Gabo, fue un hombre enternecedor y carismático que no se libró de la polémica por su amistad con el líder cubano Fidel Castro o sus peleas con Mario Vargas Llosa, otro grande de la literatura hispana. Sus obras están plagadas de frases y pasajes que nos llenan de intensas emociones que sacudan nuestra conciencia.

Frases de Gabriel García Márquez

Hoy os traemos una selección de las mejores frases de Gabriel García Márzquez como un reconocimiento a su grandeza, un homenaje a su dedicación y a las delicias que nos hace saborear a través de su lectura.

1- El amor es eterno mientras dura, (Sólo vine a hablar por teléfono).

2- Siempre he dicho que uno envejece más rápido en los retratos que en la vida real, (Buen viaje, señor presidente).

3- “La ilusión no se come”, -dijo ella. “No se come, pero alimenta”, replicó el coronel.

4- Es un triunfo en la vida que la memoria de los viejos se pierda para las cosas que no son esenciales, (Memoria de mis putas tristes).

5- No tenemos otro mundo al que podernos mudar.

Mundo

6- Volverán –dijo-. La vergüenza tiene mala memoria, (La mala hora).

7- El cuerpo humano no está hecho para los años que uno podría vivir, (Del amor y otros demonios).

8- El mar crecerá con mis lágrimas, (La mala hora).

9- …recordó un viejo adagio español: “que no nos dé Dios lo que somos capaces de soportar”, (Noticia de un secuestro).

10- Siento que la conozco menos cuanto más la conozco, (Del amor y otros demonios).

11- Cuídate el corazón…te estás pudriendo vivo, (Cien años de soledad).

12- La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

13- El primer síntoma de la vejez es que uno empieza a parecerse a su padre, (Memoria de mis putas tristes).

14- La vida no es sino una sucesión de oportunidades para sobrevivir.

15- Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.

16- Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

17- Recuerda siempre que lo más importante de un matrimonio no es la felicidad sino la estabilidad, (El amor en los tiempos del cólera).

Manos pareja

18- El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.

19- La vida es la cosa mejor que se ha inventado.

20- No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad, (Del amor y otros demonios).

21- Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

22- Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.

23- El amor se hace más grande y noble en la calamidad.

24- En realidad, el único momento de la vida en que me siento ser yo mismo es cuando estoy con mis amigos.

25- No, el éxito no se lo deseo a nadie. Le sucede a uno lo que a los alpinistas, que se matan por llegar a la cumbre y cuando llegan, ¿qué hacen? Bajar, o tratar de bajar discretamente, con la mayor dignidad posible.

26- La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.

27- Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.

Bebé agarrando dedo de su padre

28- Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para alguna persona tú eres el mundo.

29- El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno, (El amor en los tiempos del cólera)

30- La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla.

31- Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor, (El amor en los tiempos del cólera)

32- Un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse.

33- Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.

34- No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.

35- La sabiduría nos llega cuando ya no nos sirve de nada.

Gabriel García Márquez llega hasta el corazón

Todos y cada uno de los libros de Gabriel García Márquez dejan huella, pues con cada una de las frases anteriores quedan patentes profundas enseñanzas que nos instan a sonreír, que nos alientan a seguir adelante y a ser mejores personas cada día.

Con este artículo que ha querido rendirle de alguna manera homenaje a este honorable autor, deseamos que al menos una de las frases de los libros de Gabriel García Márquez te haya marcado. ¿Con cuál te quedarías de todas ellas?