4 características de los emprendedores

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 14 junio, 2018
María Alejandra Castro · 16 junio, 2018

En nuestro proceso de maduración, ya sea por elección por las circunstancias o una combinación de los factores de influencia, terminamos desempeñando una ocupación. Esto también les ocurre a los emprendedores, que son producto de su iniciativa emprendedora y de su entorno.

Si les preguntamos, la mayoría de ellos nos dicen que lo que valoran especialmente es tener un proyecto propio, personal, con el que se identifican de una u otra forma. En él han invertido muchas horas, han aprendido un montón por el camino; un aprendizaje que ha sido producto de los infinitos errores que han comedido.

Más que la decisión inicial, lo que les ha cambiado ha sido el camino, el tener que enfrentarse a una nueva dificultad cada día y superarla. Para hacer un perfil más ajustado de los emprendedores, vamos a hablar de 4 características que podemos identificar en la mayoría de ellos.

“Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos”.

-Walt Disney-

Creatividad en los emprendedores

Muchos emprendedores se enfrentan al reto de tener que generar soluciones novedosas para ellos, porque se mueven en un mundo cambiante y al que se tienen que adaptar con decisiones diarias. Así, son una especie de fábrica de ideas para sacar adelante su negocio.

Mujer con ordenador

Además, los emprendedores intentan darle un valor agregado a lo que generan, perfeccionando su producto o su servicio para que el potencial consumidor elija su empresa frente a la de la competencia. De este modo, intentan estar al tanto de qué necesitan las personas a las que se dirigen y dirigen sus esfuerzos a generar un producto que las seduzca.

La mayoría de emprendedores son originales: no se dejan llevar por los clichés. Son buenos, muy buenos, calibrando el riesgo de las apuestas que hacen y no suelen tener demasiados reparos en retirarse con inteligencia y a tiempo de un proyecto cuando todos los indicadores apuntan a que no va a funcionar.

Pasión en los emprendedores

La pasión es lo que hace que muchos emprendedores dediquen horas y horas al día a su empresa. Sus pensamientos y emociones están enfocados en sus proyectos. Además, gran parte del tiempo que pasan trabajando lo hacen fluyendo, en sintonía con el entorno y los objetivos. Te mostramos por qué la pasión ayuda a los emprendedores:

  • Piensan de manera positiva en el futuro. Con inteligencia y trabajo, tienen fe en superar las dificultades que se presenten.
  • La pasión les ayuda a ser valientes. Esto implica que asuman decisiones arriesgadas.
  • Son más espontáneos. Lo que les permite ser auténticos y reaccionar ante nuevas oportunidades.
  • Le dedican tiempo a su negocio. La pasión les permite saber que su negocio necesita de atención, para que fluya como debe.

Definitivamente la pasión hace parte de los emprendedores. Les ayuda a aprender de las caídas, a ser persistentes y a dar lo mejor de sí, porque se centran en su proyecto. Así, en el futuro lograrán ver los frutos de su esfuerzo y dedicación.

Visión en los emprendedores

Los emprendedores se plantean metas y para ello diseñan planes. Estructuras de futuro en las que se tiene en cuenta varias posibilidades frente a las que habrá previstas varios planes de acción. Al mismo tiempo, estos planes sueles ser abiertos y estar diseñados para ser sensibles a circunstancias eventuales probables.

Así, los emprendedores se plantean unos objetivos, y son flexibles, pues saben que no tienen todo bajo control. Convierten os fallos en materia potencial de aprendizaje e invierten tiempo y esfuerzo en intentar identificar las causas que han facilitado o impedido que un determinado paso no saliera según lo previsto.

Además, también suelen tener “buen ojo” para encontrar a la persona que quieren para un determinado puesto. Vemos a los emprendedores como personas capaces de “diseñar” puestos de trabajo y de encontrar a la persona o personas que se ajusten mejor a este diseño.

“Un emprendedor ve oportunidades, donde otros solo ven problemas”.

-Michel Gerbe-

Hombre emprendedor hablando por teléfono

La determinación es clave en los emprendedores

Los emprendedores son personas con determinación. Los rasgos en los que se basa esta actitud son:

  • Son asertivos.
  • Son organizados.
  • Por su autoconocimiento.
  • Gracias a la perseverancia que poseen.
  • Obtienen resultados.
  • Tienen claros sus objetivos.
  • Se levantan después de las caídas.
  • Dedican tiempo a lo que quieren lograr.

La mayoría de emprendedores son personas que se entregan con cuerpo y alma a sus proyectos, lo que favorece su crecimiento y supervivencia en mercados que son muy competitivos. Son personas con una capacidad de ingenio inigualable. Además, como hemos dicho, son inteligentes manejando los riesgos.

Convertirse en emprendedor, no es tan fácil. No es algo indiferente a las circunstancias o que pase de la noche a la mañana. La idea es importante, el punto de partida, ese primer paso sin duda es esencial. Sin él, no existiría el resto. Ahora, lo apasionante es el camino, son esos momentos en los que el cielo se cierra, el mar se revuelve y el barco se mantiene en pie frente a la fuerza del oleaje.

Hablamos de personas que han sido capaces de apostar por una idea, de darle forma a algo propio, incluso sabiendo que la probabilidad jugaba a su favor con un margen estrecho. De ahí que muchos emprendedores sean admirados y tengan tantas historias que contar; las mismas de las que nosotros podemos aprender.

“El optimista siempre tiene un proyecto, el pesimista una excusa”.

-Anónimo-