4 estrategias para sacarle el máximo partido a la memoria - La Mente es Maravillosa

4 estrategias para sacarle el máximo partido a la memoria

Eva Maria Rodríguez 11 octubre, 2014 en Psicología 6 compartidos


Tenemos tantas cosas que hacer todos los días que muchas veces se nos olvidan las cosas. La gran cantidad de métodos que usamos para recordar las cosas que tenemos que hacer o los datos importantes hacen que deleguemos la tarea y que no trabajemos apenas la memoria.

Sin embargo, no podemos ir dejando recordatorios para todo y es fácil que se nos olviden las cosas con tanto ajetreo, sobre todo si no entrenamos la memoria. Cosas sencillas como dejarse las llaves o no recordar una fecha importante pueden hacer que nos sintamos agobiados.

Este tipo de olvidos no tienen que tener, necesariamente, una relación directa con enfermedades degenerativas del cerebro, sino que son consecuencia del estilo de vida actual. Y es que un estilo de vida agitado y estresante puede tener un impacto significativo en la capacidad de recordar y de recuperar la información.

En muchas ocasiones, el problema tiene que ver con la prisa por hacer algo o con la multitarea. En ambos casos, no le estamos dando tiempo a nuestro cerebro para procesar y almacenar lo que tenemos que hacer.

La buena noticia es que podemos realizar ciertas acciones sencillas y fáciles de poner en marcha que nos ayudarán a potenciar nuestra memoria para sacarle el máximo partido.

#1 – Establecer rutinas

Tener lugares específicos en los que dejar las cosas que usamos con regularidad es una buena forma de saber siempre dónde están las cosas y facilita la tarea rutinaria de coger todo lo que se necesita. El trabajo que se necesita para dejar cada cosa en su sitio es mucho menor que el que se necesita para pensar qué es lo que se tiene que coger en cada momento y dónde está.

#2 – Reducir la velocidad y prestar atención a los detalles

Al ir más despacio se pueden prestar más atención a los detalles de lo que pasa y de lo que se está haciendo, además de asimilar mejor qué falta o qué se necesita hacer a continuación. Prestando más atención a lo que se está haciendo, viendo o escuchando, el cerebro tiene una excelente oportunidad para procesar la información adecuadamente y para recuperarla más adelante. Al principio puede resultar difícil y puede dar la sensación de que no se llega a todo, pero si se hace bien se puede hacer todo con mucha más eficacia y eficiencia.

#3 – Evitar la multitarea

Es un error pensar que hacer dos o más cosas a la vez es una forma de potenciar la memoria, precisamente por esa capacidad de estar atento a dos o más cosas. Pero es un error. La multitarea es la forma más fácil de agotarse. Además, aumentan las posibilidades de cometer un error y es mucho más agotador. En el fondo, entrar en “modo multitarea” oculta una gran desconfianza en uno mismo (voy a hacerlo todo a la vez para que no se me olvide nada) y una gran incapacidad de organización (como no sé por dónde empezar lo hago todo a la vez).

#4 – Descansar lo suficiente

El descanso es algo que debe estar incluido en la rutina diaria. Robarle tiempo al sueño es una arma de autodestrucción. No se trata de que tengas o no sueño, o de que sientas que no puedes parar (o que con un café o algo más fuerte te comes el mundo). El cerebro necesita descansar y recuperarse para rendir adecuadamente.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar