4 formas de entender las ciencias sociales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 28 marzo, 2018
Roberto Muelas Lobato · 28 marzo, 2018

Las ciencias sociales intentan comprender nuestro comportamiento desde una perspectiva muy particular. Así, para empezar a estudiar nuestra manera de actuar es necesario asumir unas ideas previas. En primer lugar, hay que determinar si verdaderamente somos capaces de interpretar el comportamiento, si podemos llegar a conocer la realidad social.

La respuesta que se dé va a determinar la forma de estudiar el comportamiento. Esta sería la asunción ontológica. En segundo lugar, otra de las cuestiones que va a determinar la forma en que estudiamos el comportamiento humano, es la epistemológica. Esta asunción plantea cómo es la relación entre el investigador y el objeto investigado, de modo que se puede asumir que investigador y objeto son elementos separados o que son el mismo. La respuesta, de nuevo, va a condicionar el enfoque usado en las ciencias sociales.

Además de estas dos asunciones, existen otras diferencias entre enfoques. Nos referimos a la metodología. Aunque es verdad que las distintas opciones se pueden usar en los diferentes enfoques, existen metodologías y formas de actuación muy unidas a determinados enfoques. Basándonos estas cuatro distinciones (ontología, epistemología, metodología y métodos), surgen, al menos, cuatro enfoques desde los que estudiar el comportamiento. Estos cuatro enfoques de las ciencias sociales son el positivista, el pospositivista, el interpretacionista y el humanístico.

Enfoque positivista de las ciencias sociales

El primer enfoque que exponemos es el positivista. Este enfoque considera que la realidad social es objetiva. Esto quiere decir que las interacciones entre las personas obedecen ciertas leyes naturales que son fáciles de comprender. Este enfoque de las ciencias sociales considera que el investigador y el objeto de estudio son elementos separados y, por ello, usa procedimientos inductivos.

Personas uniendo las piezas de un puzzle

Conocer unos pocos comportamientos va a servirnos para averiguar las leyes naturales que gobiernan la realidad social. De este modo, a partir del estudio de ciertos comportamientos se pueden encontrar las causas que nos llevan a actuar.

Los positivistas usan una metodología empírica, basada en la experiencia, mediante la cual aspiran a conocer la realidad en su totalidad. Los métodos que usan provienen de las ciencias naturales y se centran en la realización de experimentos a partir de los se obtienen datos que, mediante análisis estadísticos, dan lugar a modelos matemáticos. Estos modelos son los que van a explicar el comportamiento.

Enfoque pospositivista de las ciencias sociales

Con el tiempo, el enfoque positivista se vio como erróneo ya que los comportamientos humanos no obedecen a leyes naturales. A partir de esta proposición surgió otro enfoque, el pospositivista.

Dicho enfoque sigue considerando la realidad como objetiva, aunque tiene en cuenta que no es fácil llegar a conocerla. Con el cambio, investigador y objeto dejaron de considerarse como elementos separados y se optó por pensar que el investigador puede influir en el conocimiento. También se empezaron a utilizar métodos deductivos, que parten de datos aceptados para aplicarlo a casos individuales y comprobar así su validez, basándose en la probabilidad.

La metodología que usan los pospositivistas sigue siendo la empírica, pero optan por dar mayor importancia al contexto. De modo similar, los métodos usados son aproximaciones al método natural entre los que se encuentran los experimentos, los análisis estadísticos y las entrevistas cuantitativas.

Enfoque interpretacionista de las ciencias sociales

El enfoque interpretacionista de las ciencias sociales toma como punto de partida que la realidad social es, a la vez, objetiva y subjetiva. Este nuevo concepto, la subjetividad, implica que la realidad es una construcción humana. Esto quiere decir que las personas construyen la realidad social.

Según este enfoque, podemos llegar a conocer la realidad social y los comportamientos aunque la interpretación que se dé va a depender de la subjetividad humana. Para llegar a comprender el conocimiento subjetivo, los interpretacionistas se valen del conocimiento conceptual.

Globo con un sombrero

Los interpretacionistas usan una metodología basada en el contexto. Ponen gran atención en el significado que las personas damos a las acciones. Para buscar estos significados, los investigadores usan el análisis textual y el análisis del discurso.

Enfoque humanístico de las ciencias sociales

Por último, el enfoque humanístico se va al otro extremo y propone que la realidad es completamente subjetiva. Por tanto, la realidad social no se puede llegar a conocer. En este enfoque, la subjetividad humana es lo más importante y, dado que no podemos llegar a conocerla, solo podemos aspirar a empatizar. A entender cómo los demás ven el mundo a diferencia de cómo lo entendemos nosotros.

La metodología que usa el enfoque humanístico de las ciencias sociales se interesa por los valores, por los significados y por los objetivos. Para llegar a conocerlos, usa la interacción empática. De esta forma, los investigadores interactúan con los objetos de investigación a fin de recabar información sobre cómo entienden la realidad social.

Como se ha visto, las ciencias sociales aportan diferentes formas de comprender nuestra conducta. Existen diferentes formas de estudiarlas que si bien parecen excluyentes, lo cierto es que pueden combinarse. El comportamiento humano es muy complicado y estudiarlo desde distintos enfoques puede ayudar a obtener una mayor comprensión. Algunos enfoques pueden resultar más útiles para entender unos comportamientos u otros, pero eso no quiere decir que los demás enfoques no sean útiles o sean peores.