5 ejercicios para mejorar la memoria

Edith Sánchez·
26 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por Psicólogo Sergio De Dios González al
26 Noviembre, 2020
Los ejercicios para mejorar la memoria son prácticas muy sencillas que puedes llevar a cabo sin ningún problema. Lo que sí se necesita es constancia, ya que de lo contrario no vas a notar ningún avance.

Hay muchas razones por las que se deteriora la capacidad de recordar. El envejecimiento, el consumo de ciertas sustancias o algunos trastornos de salud son las causas más comunes. Sin embargo, también hay formas de revertir esta situación en muchos casos y los ejercicios para mejorar la memoria son una de ellas.

El cerebro requiere de entrenamiento para que mantenga todas sus funciones en buen estado. Los ejercicios para mejorar la memoria son un camino tanto para incrementar la capacidad mnésica como para restaurarla o evitar que se pierda, sea en el marco de una enfermedad o fuera de él.

Como suele suceder, no basta con que lleves a cabo esta práctica solo de vez en cuando, sino que necesitas de perseverancia y disciplina para que de verdad puedas ver los efectos positivos. Sin más preámbulos, los siguientes son algunos ejercicios para mejorar la memoria que puedes aplicar periódicamente.

“La memoria es el centinela del cerebro”.

-William Shakespeare-

Hombre mayor leyendo como ejercicio de memoria

1. La lectura, uno de los mejores ejercicios para mejorar la memoria

La lectura proporciona enormes beneficios cognitivos, emocionales y espirituales. Lo mejor es que se trata de una actividad placentera, de la que puedes extraer enormes beneficios, entre ellos, estimular la memoria.

El solo hecho de leer activa el cerebro de diferentes maneras. Permite ampliar el vocabulario, incrementa la capacidad de abstracción y la imaginación y aumenta la comprensión lingüística. Pero si lo que quieres es convertir la lectura en uno de los más eficaces ejercicios para mejorar la memoria, nada más adecuado que complementarla con las siguientes opciones:

  • Un resumen mental o escrito de lo que has leído.
  • Contar a otra persona la idea central de la lectura.
  • Preguntarte qué has aprendido de lo que leíste.

2. Memorizar por asociación

Una de las técnicas más eficaces para recordar algo es asociarlo con otra cosa que te sea muy familiar y especialmente muy visual. La mente tiene dificultades para retener los contenidos abstractos y por eso es bueno relacionarlos con un objeto concreto, o con otro elemento que involucre los sentidos. Esto ayuda a fijar en la mente la información.

Por ejemplo, puedes atarte un cordel al dedo para recordar que tienes pendiente la toma de una pastilla. También podrías asociar la inicial de una palabra con el nombre o la seña de alguna persona que conozcas: para recordar la palabra “tiamina”, piensa en tu tía. Así mismo, uno de los mejores ejercicios para mejorar la memoria es poniéndole música a un texto y repitiéndolo.

3. La técnica del palacio mental

Prueba a hacer este ejercicio, inspirado en el famoso Cicerón, al menos una vez a la semana. Este noble romano debía dar extensos discursos y no quería apoyarse en un texto escrito. Así que para recordar todo lo que debía decir elaboraba un palacio mental.

¿Cómo se hace esto? Escribe el contenido de lo que quieres o tienes que memorizar. Luego, piensa en el hermoso salón de un palacio y ubica cada uno de los elementos que debes recordar en cada uno de los objetos que lo componen. La puerta será uno de esos elementos; las sillas, otros; los cuadros, otros más, y así sucesivamente.

4. Un repaso diario

Otro de los mejores ejercicios para mejorar la memoria es precisamente el de hacer una memoria diaria. Es muy sencillo. Un par de horas antes de acostarte repasa mentalmente todo lo que hiciste durante el día. Incluso podrías escribir lo más destacado en una lista.

Se trata de un ejercicio muy simple, que bien podrías complementar al final de la semana. El domingo, elabora mentalmente un inventario de lo más destacado que hiciste en la semana, sin mirar la lista que escribiste cada día. No solo te sirve para ejercitar la memoria, sino también para conocerte mejor.

Mujer escribiendo en una libreta

5. Dos trucos eficaces

Según un estudio sobre la memoria de la Universidad de Montclair, hay un truco para manejar mejor la memoria. Consiste en cerrar el puño de tu mano derecha, cuando estés memorizando algo; puede usar una pelota antiestrés para ese efecto. Así mismo, si quieres recordar algo que tienes “en la punta de la lengua”, cierra el puño izquierdo. Funciona.

Otro ejercicio interesante es el de hacer una lista con cinco elementos y construir una historia con los mismos. Si lo logras, sube a seis y llega hasta 20. De este modo, incrementas la capacidad de recordar mientras estimulas tu imaginación.

Como dijimos al comienzo, el secreto está en que realices estos ejercicios para mejorar la memoria de forma periódica y frecuente, pues de lo contrario no sirven. Podrías comenzar ahora: ¿recuerdas cuál era la técnica de Cicerón para memorizar?

Puig, A., & Alemán, P. (2007). Ejercicios para mejorar la memoria. Editorial CCS.