5 frases de Giorgio Nardone sobre los problemas del amor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 18 junio, 2018
Raquel Lemos Rodríguez · 18 junio, 2018

Giorgio Nardone es considerado uno de los padres de la terapia breve estratégica. Este psicoterapeuta ha escrito numerosos libros en los que ha tratado temas tan complejos como los trastornos alimentarios, el miedo y los hallazgos más importantes de la psicología. Para profundizar en su perspectiva, hoy rescataremos 5 frases de Giorgio Nardone de solo uno de ellos. El que lleva por título Los errores de las mujeres (en el amor).

En este libro, Nardone expone hasta 17 guiones que las mujeres interpretan en el amor y que tienen curiosos nombres como “el hada”, “la bella durmiente” o “la besadora de sapos”. Con muchos de ellos podemos sentirnos identificados, y es que son formas de relacionarnos que hemos aprendido y que la sociedad ha normalizado.

1. Todo estímulo necesita cambios

“Incluso el estímulo más excitante, si se hace recurrente, reduce sus efectos en virtud de nuestra adaptación perceptiva y fisiológica. Para que la excitación se mantenga alta, necesitamos de cambios continuos”.

Esta primera de las frases de Giorgio Nardone echa por tierra una de las creencias del amor romántico, que considera que en el amor de verdad la pasión nunca disminuye. Esto no es así. Sin cambios, la excitación termina sucumbiendo, al igual que se acaba apagando la llama de una vela. Nardone nos propone dos opciones para resolver esto:

  • Variedad de estímulos. Si no hay diversidad, habrá aburrimiento. Incluir actividades nuevas o, en el aspecto sexual, por ejemplo, incorporar juguetes ayudará a mantener e, incluso, aumentar la pasión.
  • Estímulos alternados o ausencia de ellos. Hacerlo todo juntos con nuestra pareja puede desgastar la relación o generar discusiones por nimiedades. Empezar a realizar actividades por separado puede ayudar a “echar de menos” a la otra persona. También puede ser un aliciente enviar mensajes picantes o dejar alguna nota sugerente en casa.
mujer sobre un disco simbolizando las frases de Giorgio Nardone

 

2. El autoengaño del amor

“En la fase de enamoramiento vemos en la otra persona lo que queremos ver: el amor es el más sublime autoengaño. Cuando este impulso inicial de la relación pierde fuerza, desilusionarse es inevitable”.

Durante la fase de enamoramiento idealizamos a la otra persona y las expectativas que tenemos sobre ella provocan que no veamos aquello que no nos gusta tanto. Sin embargo, esta primera etapa de toda relación tiene una duración determinada. Cuando se termina, el ideal de pareja que teníamos en nuestra mente se derrumba.

Es entonces cuando nos sorprendemos por cómo es, enfadándonos por aquello que antes tolerábamos. El desengaño puede ser un golpe tan fuerte que la relación pierda fuerza y empiece una cuesta abajo imparable. Por eso, debemos ser conscientes de estos autoengaños y esforzarnos por identificarlos antes de volver a caer en su trampa.

3. Los egoísmos en una relación

“Para mantenerse, una relación debe satisfacer cada una de sus necesidades y deseos: en la pareja coinciden dos egoísmos; cuando dichos egoísmos no coinciden, la pareja no funciona”.

Esta tercera de las frases de Giorgio Nardone nos permite reflexionar sobre los egoísmos que hay en cada relación, entendiendo por estos las necesidades y deseos que esperamos sean satisfechos por la otra persona.

Por ejemplo, imaginemos que nosotros entendemos por pareja a dos personas que se brindan mucho afecto. Además, es algo que nos hace sentir bien y lo damos, al igual que demandamos recibirlo. Sin embargo, imaginemos que nuestra pareja es fría, distante y no le suele “salir” brindar tanto cariño.

hombre sobre cabello mujer simbolizando las frases de Giorgio Nardone

En este caso, los “egoísmos” de esa relación no coincidirían y, por lo tanto, con el tiempo se pondría de manifiesto que la pareja no puede seguir adelante. El motivo está en que surgirían conflictos y se le exigiría al otro algo que no puede dar.

4. La complementariedad no es buena

“La complementariedad, por definición, no es buena; es más, la mayoría de las complementariedades en una relación se basan en los elementos disfuncionales de la interacción entre dos sujetos que se alimentan recíprocamente”.

Todos entendemos por pareja complementaria a aquellos individuos que encajan bastante bien. Pero, según Nardone, cuando dos personas se complementan hay algún elemento disfuncional de por medio. Por ejemplo, puede existir un dominante y un sumiso dentro de la pareja.

El hecho de que estas personas se complementen en una relación, no implica necesariamente que sea saludable. De igual manera, un dependiente emocional puede sentirse atraído por una persona evitativa (el coyote y el correcaminos). Como podemos ver, pueden existir parejas que se complementan pero que son claramente disfuncionales.

5. La pareja debe adaptarse

“La pareja, como un sistema vivo, para mantener su equilibrio debe adaptarse, mutando en concomitancia con los cambios evolutivos a los que, inevitablemente, la somete el tiempo”.

La última de las frases de Giorgio Nardone nos permite ser conscientes, si no lo éramos ya, de que una pareja cambia con el tiempo. Esto no es negativo, sino todo lo contrario. Saber adaptarse a esos cambios será un indicativo de que la pareja es capaz de seguir adelante.

Sin embargo, los problemas, la falta de pasión, las rutinas, los hijos… Todo esto puede provocar que la relación se desgaste. No obstante, ésta debe saber adaptarse y buscar soluciones. En el caso de no hacerlo y empezar a culpar al otro, estará condenada al fracaso.

Giorgio Nardone

Cada una de estas frases de Giorgio Nardone nos ayudan a ver el amor dentro de la relación de pareja de una manera diferente, haciendo hincapié en lo que tendemos a pasar por alto. ¿Con cuáles de estas frases te quedarías? ¿Hay alguna que te haya resonado de una forma especial?

Imágenes cortesía de Henn Kim