5 frases de Leonardo da Vinci

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 22 octubre, 2018
Edith Sánchez · 24 octubre, 2018
Lo que más llama la atención de las frases de Leonardo da Vinci es su fe en la voluntad humana. En aquel entonces todavía muchos pensaban que el mundo existía y se movía gracias a fuerzas sobrenaturales. Leonardo, en cambio, exaltaba el poder del ser humano.

Las frases de Leonardo da Vinci son apenas una pequeña muestra de lo que fue este gran hombre, considerado uno de los mayores genios de todos los tiempos. Tenía una inteligencia abrumadora y la aplicó a prácticamente todos los campos del conocimiento humano. Pocos hombres ilustres han tenido semejante versatilidad.

Leonardo era un inventor, pero también un agudo investigador y un humanista a toda prueba. Su curiosidad no tenía límites. También se caracterizó por ser un espíritu indomable, en el que el afán de conocimiento era mayor que la conveniencia. Muchas veces desató polémicas por su negativa a detenerse en el camino del conocimiento.

En las frases de Leonardo da Vinci también se revela un pensador que reflexionó sobre el sentido de la vida, los valores y el mundo. Dinámico, inconstante, atrevido y también dotado de un gran sentido del humor. Estas son algunas de sus afirmaciones más célebres.

Una vez que hayas probado el vuelo andarás por la tierra y tus ojos mirarán hacia el cielo, porque una vez has estado allí tardarás mucho en volver”.

-Leonardo da Vinci-

1. Tres clases de personas

Hay tres clases de personas: aquellas que ven, aquellas que ven lo que se les muestra y aquellas que no ven”.

Esta es una de esas frases de Leonardo da Vinci que plantean un interrogante al ser humano. Obviamente, en este caso se refiere al “ver” no como un acto físico, sino como metáfora del captar la realidad, del ser consciente de lo que hay en el mundo.

Los que “ven” son aquellos que resultan capaces de visualizar la realidad en sentido amplio. Los que solo ven lo que les muestran son quienes condicionan su mirada a los demás. Y los que no ven, simplemente se niegan a captar lo que les dice el mundo.

Mujer con los ojos tapados simbolizando las frases de Leonardo da Vinci

2. Reír, siempre reír

Si es posible, debe hacerse reír hasta a los muertos”.

Leonardo da Vinci fue un bromista irremediable. Adoraba crear situaciones en las que pudiera divertirse con otros, o a costa de otros. De hecho, hay una hipótesis según la cual el famoso Manto de Turín no es más que una broma que Leonardo sigue jugándole a la humanidad.

Como sea, esta es una de las frases de Leonardo da Vinci que expresa su espíritu juguetón y esa reivindicación de la risa como ingrediente y síntoma de calidad de vida. Para reír se necesita de inteligencia, de apertura y de sencillez. Todas esas eran virtudes de este gran genio universal.

Leonardo Da Vinci

3. La teoría y la práctica

Aquellos que se enamoran solo de la práctica, sin cuidar de la exactitud o de la ciencia, son como el piloto que se embarca sin timón ni aguja, y nunca sabrá dónde va a parar”.

Nadie con más autoridad que Leonardo para hacer esta afirmación. De hecho, su pasión por el conocimiento (curiosidad) partía de la consciencia de su ignorancia. Esto le permitía extraer información y también diseñar principios teóricos.

Al mismo tiempo, Leonardo fue un gran inventor. Esto suponía aplicar los conocimientos adquiridos a soluciones concretas. Por eso, más que ninguno entendía esa relación estrecha y dinámica entre la teoría y la práctica; entre los principios y su aplicación.

4. Una de las frases de Leonardo da Vinci sobre el placer

El placer más noble es el júbilo de comprender”.

Esta es una de las más bellas frases de Leonardo da Vinci. También una de las que mejor refleja su espíritu de científico, de descubridor y de creador. Seguramente tuvo que pasar horas arduas en busca de respuestas. Por eso conocía a fondo el placer de comprender.

Hay una satisfacción honda cada vez que se alcanza la comprensión. Es una sensación de liberación y de levedad. Entender es resolver la incertidumbre que genera la ignorancia. También tener mayor control sobre algo y quitarse el peso de no saber. Es, en efecto, es un placer noble, que incrementa la felicidad en quien lo experimenta.

5. Ser espectador o partícipe

Hace tiempo que vino a mi atención que las personas de logro raramente se sientan y dejan que pasen las cosas. Van afuera y hacen que pasen las cosas”.

Manos sujetando una luna simbolizando las frases de Leonardo da Vinci

Con esta afirmación, Leonardo nos dice que la pasividad como norma termina depositándonos en lugares que difícilmente desearíamos. El hecho de ser espectadores puede ayudarnos en un momento determinado, pero cuando ocupamos este lugar de manera constante, la vitalidad, nuestra vitalidad, tiende a extinguirse.

Es interesante que Leonardo diga que se puede hacer que las cosas pasen. Con ello, destaca que la voluntad humana es la fuerza directriz de los acontecimientos. El ser humano puede cambiar la realidad mediante sus acciones. Este es también el principio de la autonomía y de la libertad.

Son muchas las frases de Leonardo da Vinci que nos dejan ver la profundidad de su pensamiento. Aunque principalmente se le recuerde como pintor y como inventor, una buena parte de su grandeza también emana de la filosofía de vida que adoptó y promovió.

Gelb, M. J. (1999). Inteligencia genial: 7 principios claves para desarrollar la inteligencia, inspirados en la vida y obra de Leonardo da Vinci. Editorial Norma.