5 juguetes Montessori para niños

Raquel Lemos Rodríguez·
15 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
15 Mayo, 2020
María Montessori consideraba que el juego era una parte importante del aprendizaje. Por eso, existen juguetes Montessori con los que los niños pueden aprender mientras juegan y se divierten. ¿Cuáles son?
 

El juego es uno de los principios del método Montessori, un enfoque educativo en el que los niños tienen un papel activo en su aprendizaje. A través de sus propias experiencias, en las tienen una gran importancia los errores, adquieren conocimientos vitales que sería difícil que los lograsen con las clásicas clases en las que hay que estar sentados, quietos y prestando atención al profesor. Para cambiar esto, están los juguetes Montessori.

Aunque el método Montessori no se basa solo en juguetes, sino en el uso de rincones determinados y una serie de estrategias en las que se integra el juego (sea o no con juguetes), estos se han convertido en una herramienta muy útil. Se trata de juguetes que tienen diferentes usos, que animan a la actividad y que son educativos. Vamos a conocer 5 de ellos.

1. Bolas sensoriales

Las bolas sensoriales son uno de los juguetes Montessori que podemos encontrarnos en cualquier tienda para niños. Se trata de pelotas con diferentes formas y texturas que destacan por sus vivos colores. Algunas tienen una superficie lisa, mientras que otras presentan ligeras ondulaciones o protuberancias en su parte externa que transmiten sensaciones táctiles.

 

Este tipo de juguete es muy interesante para los niños, ya que «el sentido del tacto es el más potente de todos los sentidos», así lo afirma el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM). Por esto, introducir estas bolas sensoriales en el juego es importante.

Niña con bolas sensoriales

2. Arcoíris de madera

Este juguete nos lo podemos encontrar en distintas versiones. Una es el arcoíris apilable de madera que permite que los niños apilen las piezas del arcoíris unas encima de otras y las cambien para formar nuevas estructuras con diferentes colores. También pueden crear formas nuevas, como círculos o estrellas, lo que favorecerá al desarrollo de su imaginación.

Similar a este juego están los amigos del arcoíris. En este caso se trata de piezas de madera que tienen la forma de muñecos. Con ellas, los niños pueden aprender a contar, los meses del año o los colores. Las posibilidades son infinitas con este tipo de juegos Montessori de arcoíris.

 

«La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para cada tarea».

-María Montessori-

3. Tangram

Este es un juguete que casi todos nosotros hemos tenido en casa. Aunque en algunos casos el tangram es de color madera, lo interesante para los niños es que las piezas tengan colores. Como indica la publicación Percepción del color en el niño, los niños disfrutar con los colores y esto potencia su imaginación. Esto sucede con los «colores primitivos», es decir, los que son alegres y vivos.

El tangram es uno de los juguetes Montessori ideal para aprender a lidiar con la frustración que pueden sentir los niños al intentar hacer encajar las piezas. También, les ayuda a tener más paciencia. Este es un juego al que le pueden continuar sacando partido a medida que crecen.

4. Bloques sensoriales

Los bloques sensoriales son otro de los juguetes Montessori con los que los niños pueden crear estructuras con las piezas de madera. Así, pueden formar casas o, incluso, coches. Algunas de las estructuras pueden tener los mismos colores o una mezcla, pues estas piezas (de diferentes formas) en su centro tienen colores vivos y llamativos.

 

Lo más interesante de los bloques sensoriales es que nos podemos encontrar con piezas de diferentes colores, sin embargo, hay otras que, en su interior, además del color, pueden llevar agua. Estas añaden un extra de dificultad, ya que así los niños pueden jugar a crear estructuras en las que el agua se mantenga nivelada.

«La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: ‘Ahora los niños trabajan como si yo no existiera'».

-María Montessori-

5. Ábaco de madera

Ábaco de madera

Uno de los últimos juguetes Montessori es el ábaco de madera, otro de los juguetes indispensables que, seguro, todavía conservamos por casa. Se trata de una pieza de madera que tiene 10 filas con 10 perlas. Es un juguete ideal para aprender colores, pero sobre todo para aprender matemáticas. Las posibilidades son múltiples: sumar, restar, multiplicar y hasta dividir.

 

Existen muchos más juguetes Montessori que combinan la diversión con el aprendizaje donde se estimulan los sentidos de los niños. Aunque en muchas aulas que siguen el método Montessori algunos de estos juguetes están presentes, es importante que en casa también lo estén. Como decía María Montessori, «La esencia de la educación Montessori es ayudar al niño a su desarrollo». Así que, ¿por qué no hacer esto con juguetes divertidos y educativos?

 
  • Foschi, R. (2020). Maria Montessori. Ediciones Octaedro.
  • Poussin, C. (2019). La pedagogía Montessori: Una introducción al método que revolucionó la enseñanza. Siglo XXI Editores.
  • Toribio Casado, C. (2019). Cómo actúan los colores sobre las emociones y sentimientos en los niños con TDAH.