6 beneficios psicológicos del pilates

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 7 diciembre, 2017
Ines Gómez · 7 diciembre, 2017

Hacer deporte es una de las actividades más recomendadas por médicos y psicólogos. Agiliza nuestra mente, fortalece nuestros músculos y genera endorfinas, las hormonas de la felicidad. Aunque hay tipologías para todos los gustos, últimamente existe una disciplina que está en auge: nada se compara a la intensidad de los beneficios psicológicos del pilates.

Este sistema de entrenamiento físico y mental surge a comienzos del siglo XX de la mano de Joseph Hubertus Pilates. Al principio fue llamado Crontología debido a la necesidad del uso de la mente para controlar el cuerpo, ya que se buscaba a la vez, la armonía y el equilibrio entre ambos.

Los principios fundamentales en los que se basa el pilates son 7:

  • El alienamiento
  • La concentración
  • La centralización
  • El control
  • La respiración
  • La fluidez
  • La precisión

Con el paso de los años se han ido incorporando numerosas innovaciones. Algunas de ellas incluyen máquinas, aparatos e incluso posturas específicas de otras disciplinas, como el yoga.

Hoy en día, el pilates se utiliza mucho en terapias como la rehabilitación, ya que proporciona estabilidad y firmeza a la columna vertebral y a los diferentes músculos. Es una disciplina que cuenta con muchos adeptos a nivel mundial, incluyendo a muchos artistas y personalidades conocidas.

La razón de su éxito no solo se debe a la increíble mejora física que experimentan los que la practican, sino también a los enormes beneficios psicológicos del pilates. Aquellos que están acostumbrados a ir a clases específicas de este deporte afirman sentirse bastante mejor a nivel psicológico y emocional.

“La salud es un estado normal. Es un deber no solo conseguirla, sino también mantenerla”

-Joseph Pilates-

Mujeres haciendo pilates

 6 beneficios psicológicos del pilates

Ayuda a dormir

Practicar pilates hace que estemos más relajados a la hora de irnos a la cama, favoreciendo nuestro sueño y un buen descanso. Además, disminuye el estrés; mejora la concentración y ayuda a eliminar los pensamientos negativos gracias a la práctica de la respiración profunda. A través de ella, nos deshacemos de toxinas mediante la exhalación y oxigenamos la piel, la musculatura y los órganos durante la inhalación.

Es un remedio natural fantástico que, en ocasiones, evita que tengamos que recurrir a otros métodos conciliar el sueño.

Aumenta la autoestima

Uno de lo beneficios psicológicos del pilates es que en cierto modo, mejora nuestra autoestima. Al comenzar a ver los cambios en nuestro cuerpo, nuestra propia confianza se verá fortalecida.

Relaja y fortalece

Es comúnmente conocido que este deporte es uno de los más relajantes que existen. Tonifica nuestro cuerpo y mejora nuestra respiración, que muchas veces nos genera problemas en situaciones de conflicto.

El pilates suele ser muy recomendado a personas con trastornos de estrés y ansiedad por sus buenos resultados. También es óptimo para todos aquellos que quieran ver como su calidad de vida aumenta y deseen probar algo nuevo que se salga de las disciplinas tradicionales.

Socializamos

Las clases de pilates nos permiten conocer a muchísima gente. Es una forma genial de socializar sin tener que recurrir a los deportes en grupo, no aptos para todo el mundo.

Si eres una persona que prefiere estar sola, no te preocupes. Existen clases alternativas con pocas personas o  incluso puedes atreverte a realizarlo tú mismo en casa. No obstante, es recomendable consultar con un experto. Hay que tener mucho cuidado con la forma de ejercitarnos.

Gente haciendo pilates

Mejora la vida sexual

Con el pilates, nuestra sensibilidad está a flor de piel. Fortalece la zona de la pelvis, la parte baja de la espalda y los músculos abdominales, permitiendo que sea mucho más fácil y placentero conseguir un orgasmo.

De la misma forma, la flexibilidad aumenta y con ella, un sinfín de posibilidades nuevas. No tengas miedo a experimentar, siempre y cuando ambos estéis de acuerdo, cualquier aporte que mejore la calidad de vuestra vida sexual debe ser bien recibido.

Permite conocernos mejor

Uno de los beneficios del pilates que más se pasa por alto es que nos permite conocernos mejor a nosotros mismos. Puede parecer algo banal, pero tiene mucha importancia con respecto a la percepción que tenemos de nuestras cualidades, defectos y capacidades.

Un buen autoconocimiento tiene la llave para establecer una conexión entre nuestro cuerpo y nuestra mente. Lograr la armonía entre ambos no siempre es tarea fácil, pero gracias a la concentración y a la respiración, puede llegar a lograrse.

Personas mayores haciendo pilates

El pilates es perfecto para cualquier tipo de persona y para cualquier edad. No tiene límite de participantes ni está regido por una reglas estrictas que deban seguirse. Se trata de mejorar nuestras capacidades mientras fortalecemos la relación con nosotros mismos.

Puede que no te convenza del todo, pero no pierdes nada por darle una oportunidad. No lo dudes y pruébalo, sus resultados van a sorprenderte.