Yoga y deporte, una combinación ganadora

Pedro González Núñez · 7 octubre, 2016

Entre los yoguis más célebres del mundo, Peace Pilgim asegura que “cuando encuentras la paz dentro de ti mismo, te conviertes en el tipo de persona que puede vivir en paz con otros”. Una forma factible de encontrar este equilibrio es combinando yoga y deporte.

No obstante, una combinación cualquiera de yoga y deporte no servirá de nada. Como afirma Gema San José, especialista en fisioterapia deportiva especializada, hemos de conocer nuestros objetivos para hacer una correcta selección.

Yoga y deporte, cómo combinar

En realidad, cualquier combinación de yoga y deporte puede ser positiva. Solo hay que saber qué metas buscamos. No obstante, el boxeo, la natación, el pilates, el crossfit o incluso el running pueden ser muy productivos.

Mujer haciendo yoga

Sencillamente hemos de saber qué buscamos al combinar ambas prácticas. Si nuestra necesidad es meramente física, para estar más delgados o en forma, la suma puede ser más simple. Sin embargo, si nuestra búsqueda es más espiritual y de equilibrio mental, habrá que hilar más fino.

Si buscamos ser personas más centradas, equilibradas y menos expuestas al estrés diario, el pilates puede ser un buen compañero del yoga. Ambas potencian flexibilidad y elasticidad corporal con mentes más limpias y concentradas.

Yoga y deporte, qué beneficios tiene

El profesor Isidro Fernández es uno de los especialistas que más ha estudiado las aplicaciones del yoga en conjunción al deporte. Entre sus muchos estudios establece la obtención de un gran equilibrio psíquico y mental.

Para Fernández, la combinación de yoga y deporte actúa principalmente en el equilibrio mental. Este hecho potencia las capacidades del individuo. Los beneficios se encuentran sobre todo en aspectos como una mayor capacidad de concentración, relajación, creatividad o imaginación.

Pero no son los únicos beneficios. Según Fernández, podemos establecer otras ventajas que se obtienen de esta sabia aplicación de deportes y yoga. A continuación, conozcamos algunos de los más importantes.

Enfoque de la atención

Aplicar yoga al deporte mejora nuestra capacidad para prestar atención, tanto a la hora de mantener un estado de alerta como cuando utilizamos la atención selectiva. Reduce los tiempos de reacción del individuo y además es beneficioso por lo mucho de estimulante que tienen ambas prácticas.

Mayor relajación

Gracias al deporte en combinación con el yoga, no solo se obtiene una mayor relajación, también una reducción de los tiempos en cambios de estado. Es decir, que seremos más rápidos a la hora de pasar de una situación tranquila a otra más estimulante y viceversa: seremos más dinámicos.

Aumento de la concentración

Dada la necesidad de concentración que requieren el yoga y otros deportes, su práctica hace que esta aumente. Estas actividades nos facilitan estar más atentos en horas de trabajo, lectivas o incluso en una conversación entre amigos o familiares.

Mujer haciendo meditaación

Regulador de la ansiedad

Una combinación de deporte y yoga es un escenario perfecto para practicar el control de la ansiedad. Se aprenden técnicas respiratorias que nos ayudarán a pasar los malos tragos. Además, el gasto de energía que conlleva también será útil para rebajar niveles de tensión.

“No siempre puedes controlar lo que sucede en el exterior. Pero siempre puedes controlar lo que sucede en el interior”

-Mr. Yoga-

Otras ventajas de la combinación yoga y deporte

Además, de las ya citadas, Fernández reporta otras ventajas importantes de la aplicación del yoga al deporte. Consulta con un especialista y te sabrá decir qué disciplina se ajusta menor a tus metas. Una vez seleccionado, podrás obtener beneficios como:

  • Desarrollo de la motivación.
  • Mejora de la autoconfianza.
  • Activación mental y regulación de tensiones.
  • Mayor preparación emocional y física.
  • Mejora de la positividad.
  • Aplicación del diálogo interno para conocerte mejor.
  • Eliminación de pensamientos negativos.
  • Refuerzo de tu cohesión personal y social.
  • Mejora de tu cumplimiento de hábitos.

Ventajas físicas

Pero no acaban ahí las ventajas. Como es lógico, también hay un componente físico. Es decir, que practicar deporte en combinación con yoga mejorará mucho tu salud y tu bienestar. Y como decían los griegos clásicos, “Mens sana in corpore sano” (mente sana en cuerpo sano).

“Tu tarea no es buscar el amor, sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras que has construido dentro de ti mismo”

-Rumi-

Como es lógico, cuanto mejor veamos nuestro físico y mejor nos encontremos de salud, más sencillo nos será afrontar el día a día. El yoga y la práctica del deporte harán que nuestro mundo se vuelva más positivo, menos gris y con rutinas y hábitos que sumen más a nuestras vidas.