6 curiosidades de la cultura egipcia

Ines Gómez · 2 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 2 octubre, 2019
El Antiguo Egipto destacó por sus múltiples innovaciones en medicina, ciencia y literatura. También fue una sociedad mucho más igualitaria que sus contemporáneas. Por estas, y otras muchas razones, os invitamos a un viaje a este momento tan genial de nuestra historia.

La cultura egipcia ha sido una de las más admiradas y mitificadas. Hablamos quizás de la civilización más próspera que ha conocido la historia de la humanidad, la misma que durante años fue cuna de grandes pensadores y de increíbles avances científicos, técnicos y académicos.

De hecho, después de Mesopotamia, Egipto fue el segundo enclave donde se desarrolló el lenguaje escrito: los famosos jeroglíficos. Estos provienen de las palabras hiero (sagrado) y glifo (grabado), y siguen una estructura que no se había visto antes en los territorios mesopotámicos de Sumer y Acadia.

Aunque desde hace siglos la práctica y la interpretación de estas imágenes ha sido olvidada, cada vez es más común encontrar interesados en el tema. Esto se debe a la revitalización que la cultura egipcia está experimentando gracias, en gran parte, a la globalización y al auge de las redes sociales.

Interior de una pirámide

6 curiosidades de la cultura egipcia

1. Las pirámides fueron construidas por hombres libres

Pese a la creencia popular, las pirámides de Egipto no fueron construidas por esclavos. Los hombres que trabajaron en ellas solían hacerlo con contratos de tres meses de duración, percibían un salario y, además, gozaban de mucho respeto a pesar de sus orígenes humildes.

Era tal la admiración que provocaban que, si morían durante el trabajo, podían ser enterrados en las tumbas de la necrópolis de Giza. De esta forma, estaban más cerca de las pirámides de los faraones, lo que era todo un honor. Los esclavos, por su parte, solían ser utilizados para el trabajo doméstico.

2. Adoraban a los gatos

Mucha gente conoce la adoración que los egipcios sentían por los felinos, pero no llegan a entender el nivel de veneración extrema que profesaban hacia ellos. Esto se debe a que la cultura egipcia consideraba a estos animales como encarnaciones del dios Ra, en su papel de asesino de la serpiente Apofis (la encarnación del caos y lo maligno).

Posteriormente, la figura de Ra quedó supeditada a la de la diosa Bastet. Protectora de hogares y diosa de la guerra, esta deidad convirtió a los gatos en seres sagrados e intocables que, algo más tarde, se convertirían en animales domésticos.

3. Inventaron el mortero

Este compuesto utilizado para elaborar elementos de construcción fue creado por los egipcios. Ellos lo utilizaban para orientar las bases de las pirámides, aunque actualmente se debate si los etruscos tuvieron algo que ver también con la aparición de este elemento.

La pirámide de Keops fue la primera en la que se utilizó el mortero, alrededor del 2.600 a.C. A partir de ese momento y a raíz de esto, se desarrollaron diferentes tipos de yesos, entre los que destacaban los yesos de colocación, los yesos de acabado y los yesos de decoración.

4. Era una sociedad mucho más igualitaria que la griega o la romana

En el Antiguo Egipto, las mujeres contaban con más derechos que sus contemporáneas romanas y griegas. De hecho, en la cultura egipcia existía el divorcio, podían heredar (al igual que en la cultura celta), y estaba mal visto el maltrato.

Además, las mujeres podían tener su propio negocio y trabajar en numerosos oficios. La mayoría de ellos, eso sí, estaban relacionados con la salud y la maternidad.

«El reino del cielo está dentro de ti, y el que se conozca a sí mismo lo encontrará»

-Proverbio egipcio-

partida-de-ajedrez-egipcio
«Ajedrez egipcio», del pintor Lawrence Alma-Tadema. 1865.

5. El pie izquierdo de las estatuas siempre se adelanta al derecho

Si observamos cualquier estatua construida durante el período dorado del Antiguo Egipto, veremos que el pie izquierdo siempre está adelantado. Esto ocurre porque la cultura egipcia consideraba que el lado izquierdo era el lado de la vida, al estar ubicado ahí el corazón.

De hecho, durante los ataques a los templos, los enemigos solían destruir las piernas y los pies izquierdos de las estatuas. Así, simbólicamente, destruían la «vida» del faraón en cuestión y este quedaba destinado al olvido para siempre.

6. Su color para el luto era el rojo

El color negro, irónicamente, estaba asociado a la buena suerte. Esta creencia surgió gracias al buen augurio relacionado con el color negro de la ribera del Nilo, que se volvía de este tono a causa del abundante limo, anunciando que la próxima cosecha sería fértil.

El color rojo, por su parte, se asociaba al color del interior de los féretros. También era el color que usaban para representar la furia de la vida, la agresividad del combate y, de una forma menos simbólica, la sangre de los sacrificios animales que las familias más pudientes podían permitirse en los funerales.

La cultura egipcia ha servido para desarrollar numerosos elementos culturales (y no tan culturales) que hoy en día consideramos propios. Sus innovaciones médicas y científicas siguen estando a la vanguardia de cualquier otra civilización; su impresionante arquitectura se considera, también, uno de los ejemplos de megalomanía más impresionantes que existen.

  • Dr. Mohammed Ahmed Radi Abouaran, La simbología de los colores en el arte copto, 2012. Universidad de Kafrelsheik (Egipto)