7 fabulosas frases de Umberto Eco

Edith Sánchez · 31 marzo, 2019
Las frases de Umberto Eco son apenas una pequeña muestra del pensamiento de este gran filósofo y escritor. Todas ellas están dotadas de ingenio, gracia y profundidad. Y lo más importante: nos muestran todo desde otro punto de vista.

Las frases de Umberto Eco son muy agudas y, a veces, hasta mordaces. Reflejan a la perfección su espíritu crítico y su intelecto depurado. Este filósofo y escritor italiano se hizo famoso en el mundo entero por sus trabajos de semiología y por su célebre novela El nombre de la rosa.

Hay mucha ironía e ingenio en las frases de Umberto Eco. De hecho, su vida intelectual siempre se movió en esas coordenadas. No por nada fue uno de los miembros más notables del Colegio de patafísica, definido como “la ciencia de las soluciones imaginarias”.

Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Entonces eran rápidamente silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un Premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”.

-Umberto Eco-

Este intelectual fue profundamente crítico con la religión y con los nuevos fenómenos de comunicación a través de Internet. Casi toda su vida estuvo dedicada a la docencia y siempre fue reconocido como un excelente maestro. Estas son algunas de las frases de Umberto Eco más recordadas.

Libro antiguo sobre la mesa

1. Los libros

Hay muchas frases de Umberto Eco dedicadas al libro y a la lectura. Esta es una de ellas: “Los libros no están hechos para que uno crea en ellos, sino para ser sometidos a investigación. Cuando consideramos un libro, no debemos preguntarnos qué dice, sino qué significa”.

Es maravilloso que un hombre dedicado por completo a las letras sea quien afirme que los libros son un material de trabajo y no un objeto de culto. Tampoco son un producto acabado, sino la base sobre la cual realizamos interpretaciones propias.

2. El verdadero héroe

Esta es una de esas frases de Umberto Eco que dejan ver su espíritu crítico y, al mismo tiempo, lúdico. Dice así: “El verdadero héroe es héroe por error. Sueña con ser un cobarde honesto como todo el mundo”.

Lo que quiere decir aquí es que el heroísmo genuino no nace de ese ego superlativo que lleva a algunos a intentar hazañas. Más bien, hay situaciones frente a las cuales resulta imposible permanecer indiferentes, aunque eso sea lo que se quiere en el fondo. Esa urgencia, no deseada, es lo que lleva a los verdaderos actos heroicos.

3. Una de las frases de Umberto Eco sobre la prensa

Umberto Eco fue un hombre de prensa. Trabajó durante mucho tiempo para la radiotelevisión italiana, como editor cultural. También colaboró con varios periódicos de Europa. Por eso, cuando hablaba de los medios de comunicación, sabía a qué se refiería.

Una de sus frases al respecto dice: “No son las noticias las que hacen el periódico, sino el periódico el que hace las noticias y saber juntar cuatro noticias distintas significa proponerle al lector una quinta noticia”.

4. Entender al otro

Esta es una de esas bellas frases de Umberto Eco que da muestra de su talante netamente humanista y profundamente democrático. Señala lo siguiente: “Intentar entender al otro significa destruir los clichés que lo rodean, sin negar ni borrar su alteridad”.

La frase es una exaltación a la diferencia y al respeto por el otro. Si queremos comprender a alguien, lo primero es despojarnos de prejuicios en torno a él. Lo segundo, aceptar que es diferente y no pretender reducirlo a nuestros propios códigos o términos.

5. El cambio constante

Aunque muchas veces se ha dicho que la vida y el ser humano están en permanente cambio, la verdad es que los seres humanos frecuentemente nos resistimos a ello. Le tememos a que las cosas sean y luego dejen de ser. A veces, quisiéramos que todo permaneciera igual para siempre.

Frente a esto, Eco dice lo siguiente: “Si interactúas con cosas en tu vida, todo cambia constantemente. Y si nada cambia, eres un idiota”. Es particularmente interesante que defina la interacción como el factor que introduce cambios en la vida.

6. El miedo y el valor

En esta frase, aunque es muy sencilla, Umberto Eco muestra que conoce a fondo la naturaleza humana y el efecto de la interacción afectiva y emocional entre las personas. Dice: “Nada da a un hombre temeroso más valor que el miedo de otro”.

En esa afirmación muestra cómo el miedo, en quien lo siente, se relativiza en función de la actitud del otro al que se enfrenta. Si la actitud del opuesto es temeraria, de seguro intimida. Pero si, por el contrario, el otro muestra más temor esto sirve de acicate para envalentonarse.

Chica con miedo por nosofobia

7. El pensamiento de la muerte

Con su habitual ironía, Umberto Eco nos regala una bonita reflexión en torno a la muerte. Sobre esto señala: “Es necesario meditar temprano y con frecuencia sobre el arte de morir, para tener éxito de hacerlo correctamente solo una vez”.

Quiere decir que si no se acepta, ni se aborda conscientemente la realidad de la muerte, probablemente vamos a tener que “morir muchas veces” para entenderlo. De un modo u otro, la muerte le otorga un sentido esencial a la vida.

Cuando Umberto Eco murió, en 2016, dejó en su última voluntad una petición: que no se le hiciera ningún homenaje en los siguientes 10 años. Quería ser reconocido por la validez y vigencia de su obra, no por los convencionalismos sociales. A fe que lo logrará.

  • Eco, U., & Berdagué, R. (1990). Obra abierta (Vol. 2). Barcelona: Ariel.